Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La cumbre de la nube de Microsoft

[19/09/2016] Hace unos días se realizó en Lima la Microsoft Cloud Summit, un evento que se desarrolló en varios países y que tenía por objetivo mostrar a la comunidad TI la forma en que la nube está transformando la economía digital.

La reunión de Lima fue una de las seis que se realizaron de este tipo. México, Sao Paulo, Bogotá, Buenos Aires y Santiago de Chile, fueron las otras ciudades en donde se desarrollaron eventos similares.

Nosotros acudimos a las dos fechas en las que se desarrolló la cumbre de Lima, una -la primera- dedicada a los temas técnicos, y la otra enfocada más en el campo de los negocios. De ambas podemos ofrecer algunas de las ideas que ahí se presentaron.

Abel Wang, senior developer technology specialist de Microsoft.
Abel Wang,Microsoft
DevOps

En el primer día de la cumbre pudimos asistir a la presentación de Abel Wang, senior developer technology specialist de Microsoft, quien brindó su visión de las relaciones que se encuentran al interior de las empresas entre dos áreas fundamentales de TI: Desarrollo y Operaciones. Lo que ahora conocemos como DevOps.

Wang inició su presentación preguntando qué es DevOps. Existen varios conceptos, algunos consideran que DevOps es simplemente la colaboración entre Desarrollo y Operaciones; otros señalan que DevOps es el uso de la automatización; otros señalan a los despliegues pequeños como el corazón de DevOps; mientras que otros grupos afirman que DevOps es tratar a la infraestructura como código.

Wang prefiere dividir lo que se entiende por DevOps en tres campos: Las personas, los procesos y los productos. En cada uno de ellos hay temas que se pueden poner en relieve.

En cuanto a las personas, Wang sostuvo que entre Desarrollo y Operaciones se ha levanto un muro que no permite que estos dos grupos de comuniquen adecuadamente. Ese muro al que se refiere Wang es el Muro de la Confusión. Debido a él, Desarrollo simplemente ofrece productos a Operaciones sin que haya la necesaria interrelación entre ellos para determinar la mejor manera de desarrollar los productos. Este muro de la confusión, entonces, socava lo que debería ser más bien una de las fortalezas del concepto de DevOps; es decir, la correcta coordinación entre ambos grupos.

En cuanto a los procesos, Wang señala que éstos deberían dividirse en cuatro partes: Planeamiento, Desarrollo y Evaluación, Lanzamiento y Monitoreo y Aprendizaje. Las dos primeras partes corresponderían a la sección de Desarrollo, mientras que las dos últimas corresponderían a la sección de Producción. Y dado que se trata de un proceso éste es un continuo que se repite durante el funcionamiento de la organización.

En cuanto a los productos, Wang indicó que existen productos en el mercado que pueden ayudar a DevOps, pero habló especialmente de dos: Team Foundation Server y Visual Studio Online, ambos, por supuesto, sobre la nube de Azure. Con estas herramientas se puede abordar temas como el control de fuentes, el planeamiento ágil, gestión de casos de evaluación, automatización de las compilaciones, despliegue continuo, gestión de las versiones, evaluación de las cargas, gestión de la retroalimentación, colaboración de equipos, telemetría de las aplicaciones y administración de los laboratorios.

Su exposición concluyó con la demostración de las algunas de las funcionalidades de estas herramientas.

Giovanna Cortez, gerente de territorio de Microsoft Perú, Ecuador, Bolivia y Paraguay.
Giovanna Cortez, Microsoft Perú, Ecuador, Bolivia y Paraguay
La presencia de Microsoft

El segundo día de la cumbre se dedicó al negocio. Por ello, Giovanna Cortez, gerente de territorio de Microsoft Perú, Ecuador, Bolivia y Paraguay; fue la encargada de abrir la jornada.

"El objetivo de la Cloud Summit es llevarles a todos ustedes nuestro mensaje de transformación digital. Estamos viviendo una era con muchísimos cambios tecnológicos, viviendo la cuarta Revolución Industrial, y precisamente buscamos entregarles a ustedes el conocimiento para que puedan ser exitosos en sus negocios, afirmó la ejecutiva.

Luego Cortez hizo una presentación sobre la misión de Microsoft. La ejecutiva sostuvo que su misión es empoderar a cada persona, a cada organización en el planeta a lograr más. Esta visión se materializa en el Perú con la presencia de una oficina en el país desde hace 22 años, y en una actividad empresarial que se basa en tres pilares: Personas, Empresas e Instituciones y Socios de Negocios.

En cuanto a las personas, Microsoft realiza una serie de actividades e iniciativas con el objetivo de desarrollar a la población peruana en el ámbito tecnológico. Por ejemplo, en la actualidad hay más de 2,9 millones de estudiantes que tienen una cuenta de Office 365 de forma gratuita. Esto se ha logrado gracias a alianzas que Microsoft ha establecido con institutos y universidades privadas y públicas.

Cortez también afirmó que hay más de 10 mil personas -de bajos recursos económicos- que han sido capacitadas en herramientas de tecnología, gestión y liderazgo. Además, ya que el Perú tiene 3,7 millones de quechua hablantes, Windows y Office se encuentran disponibles también en idioma quechua.

Al final, la empresa estima que con sus diversos programas más de siete millones de personas han sido impactadas y pueden tener una mejor relación con la tecnología.

En cuanto a las empresas e instituciones, Microsoft ha donado durante estos años más de 10,9 millones de dólares en software y dinero a organizaciones sin fines de lucro. Además, con alianzas con el Ministerio de Educación ha logrado que más de 1.100 profesores sean capacitados en alfabetización digital y en quechua. Por otro lado, "Yo puedo programar es una iniciativa mediante la cual niños, niñas y jóvenes han sido capacitados en herramientas de computación.

En lo concerniente a los socios de negocio, la ejecutiva sostuvo que en el Perú hay más de 2.300 socios, a través de los cuales se generan más de 10 mil puestos de trabajo. También sostuvo que por cada dólar que genera Microsoft, hay seis que se generan entre los socios de negocio.

Finalmente, Cortez indicó que la comunidad de desarrolladores también es grande, Microsoft tiene más de 50 mil desarrolladores con los cuales mantiene un contacto a través de la entrega de contenidos y capacitación.

Hugo Santana, gerente general de Enterprise & Partners Group de Microsoft para América Latina.
Hugo Santana, Microsoft
La transformación digital

Luego de la presentación de Cortez, Hugo Santana, gerente general de Enterprise & Partners Group de Microsoft para América Latina, ofreció la visión de la compañía en relación a la transformación digital.

Santana sostuvo que nos encontramos en una cuarta revolución industrial, una adicional a la tercera que los especialistas denominan la Revolución Digital y que colocan entre 1960 y 1990. En esta revolución las cosas están ocurriendo a una velocidad aún mayor a las anteriores y las empresas no solo deben concentrarse en las eficiencias operativas -es decir, reducir costos- sino también concentrarse en modelos de negocio disruptivos. "Si solo te concentras en ahorrar, quedas fuera del negocio, indicó el expositor.

Santana también indicó que existe un estudio del MIT que establece qué porcentaje de los ingresos por ventas (revenue) se encuentran en riesgo en el actual entorno en algunas industrias, y sostuvo que hay industrias en las que hasta el 70% de sus ingresos se encuentran en riesgo.

El ritmo al que se producen estos acontecimientos es tal que incluso se tiene que repensar el planeamiento estratégico para poder lograr que las organizaciones puedan tomar decisiones rápidamente.

En cuanto a las empresas, en el sector comercial, se estima que el 25% de los ingresos va a ser digital para el 2020. "Para el sector público existe una gran oportunidad, pero a la vez es un problema. Hay millones de empleos básicos que se van a perder porque van a ser realizados por los sistemas, entonces los países tienen que prepararse para ofrecer empleo de más alto nivel, indicó el expositor.

Afortunadamente, el mensaje para ya haber llegado a las empresas. De acuerdo a las cifras presentadas por Santana, el 85% de las empresas quieren pasar por una transformación digital.

Rodrigo Díaz, integrante del programa Microsoft Regional Directors en México.
Rodrigo Díaz, Microsoft
La entrevista

Precisamente sobre la transformación digital conversamos con uno de los organizadores del evento. En el primer día, durante el receso, pudimos entrevistar a Rodrigo Díaz, integrante del programa Microsoft Regional Directors en México.

¿Cómo enfocan la transformación digital?

Va a depender del nicho y del tipo de empresas del que estamos hablando. Cada empresa va a buscar la transformación digital basándose en los resultados que tenga. Habrá empresas a las que les cueste más trabajo y más tiempo transformarse digitalmente, y habrá otras que por su propia naturaleza va a ser mucho más rápido.

Creo que -hablando desde mi experiencia- toda empresa se va a convertir en algún momento en una empresa de desarrollo de software. Y digo esto porque en la época en la que estamos viviendo el software ya no es algo que sea opcional, es algo completamente necesario. Entonces las empresas que realmente busquen rebasar competidores más cercanos, tienen que ofrecer productos digitales, productos basados en software que permitan dar a sus clientes más valor de una manera más rápida.

Toda empresa se va a convertir en una empresa de software y con esto me refiero a que deben ofrecer sus servicios, y ofrecerlos de una manera en que sus clientes puedan masificarlos para poder estar un paso delante de sus competidores.

Dicho esto, una de las cosas más importantes como desarrollador de software y arquitecto de soluciones, que es principalmente a lo que me dedico, veo que aquellas empresas no necesariamente tienen que ser empresas de software, pueden ser empresas de cualquier tipo pero que ofrezcan un acceso a sus productos y portafolio de servicios vía software, aplicaciones móviles, APIs. Incluso el gobierno también puede incorporarse a esta tendencia, ofreciendo datos abiertos que los ciudadanos puedan consumir y reusarlos en aplicaciones. Toda organización, pública o privada, se tiene que convertir en una empresa de software.

¿En qué casos es preferible usar software empaquetado y cuándo crear el propio?

Cuando quieren tener control completo sobre el código y cómo funciona la aplicación. Ya el mercado de software es muy distinto a lo que teníamos a inicios del año 2000, ahora el canal de venta no es necesariamente el software empaquetado donde te vendo un software preconstruido que te configuro e instalo. Obviamente hay ciertos nichos y ciertos tipos de software que se van a seguir vendiendo de esa manera, son los muy verticales, pero ahora las instituciones van a optar por construir sus soluciones, porque ahora hay una gran cantidad de tecnologías de código abierto.

Incluso la propia Microsoft en los últimos años se ha convertido en una empresa mucho más abierta, poniendo plataformas como .NET o Xamarin en código abierto. Ahí no solo puedes ver el código, sino colaborar con otros desarrolladores que están geográficamente esparcidos para poder resolver o agregar valor a las cosas.

¿Y por qué se ha llegado a esta apertura ahora?

En el año 2001 se abrió el código de .NET para mostrarlo, pero no era código abierto para cambiarlo. Con el movimiento de código abierto lo que haces es que las personas puedan colaborar en el código. ¿Y por qué en esta época? Creo que todo va de la mano con los avances tecnológicos, la masificación del acceso a Internet y el incremento en el ancho de banda, y los dispositivos móviles. La tecnología ha evolucionado de una manera exponencial y creo que los avances van de la mano de prácticas y disciplinas como el código abierto.

Jose Antonio Trujillo, CIO Perú