Llegamos a ustedes gracias a:



Evento

Cisco: Disruptir o sufrir la disrupción de otro

Edgar Arana, collaboration product sales specialist de Cisco.

[04/10/2016] La segunda presentación de la mañana estuvo a cargo de Edgar Arana, collaboration product sales specialist de Cisco, quien ofreció el tema "Colaboración en la era de las organizaciones ágiles.

Arana refirió en su presentación que nos encontramos en una era en donde los negocios se enfrentan a una disyuntiva: disruptir o sufrir la disrupción de otro. Este es un entorno en donde el paso del cambio se está acelerando.

De hecho, el presidente de Cisco, John Chambers, ha afirmado que el 40% de los negocios actuales no existirán de manera relevante en los próximos 10 años. Y esto se debe a que las empresas están ingresando a un nuevo campo de batalla, un campo en donde la experiencia del cliente es el factor que diferenciará a las empresas.

Y ¿qué tan importante es la experiencia del cliente? De acuerdo a Arana, en el 2013 el 66% de los consumidores cambiaron de marca debido a una pobre experiencia con ellas. Por otro lado, en el 2016, el 89% de las compañías van a competir basadas en la experiencia del cliente, una cifra muy superior al 36% del 2012.

Lo que deben hacer entonces las empresas es convertirse en organizaciones ágiles; es decir, deben promover un flujo abierto de información, alentar la experimentación y funcionar como una gran red. Y la base para todo esto es la colaboración.

Las soluciones de colaboración se deben, entonces, adaptar a la realidad de una organización ágil y para ello se deben tomar en cuenta los cambios que se han producido en tres campos: Las personas, los lugares y las redes.

En cuanto a las personas, Arana señaló que ahora son muy móviles y enfocadas en las aplicaciones. Los equipos que ellas conforman son ahora pequeños y organizados, sus horarios de trabajo son muy flexibles y buscan la personalización, la flexibilidad y las interacciones visuales.

En cuanto a los lugares, los empleados están transitando por múltiples locaciones, los espacios abiertos y compartidos están aumentando, y el intercambio de información se da a través de múltiples espacios de trabajo digitales.

Finalmente, en cuanto a las redes, la colaboración se da dentro y fuera de los límites de las compañías, las aplicaciones se encuentran disponibles en diversas combinaciones de nubes, la seguridad multicapa es imperativa y las redes ahora se definen por software.

Entonces, se preguntó Arana, "si el empleado puede ser igual de productivo trabajando desde cualquier lugar, ¿cuál sería el propósito de que vaya a la oficina?.

Esto ha ayudado a que las TI de la empresa recorran los nuevos modelos de consumo como la nube en sus diferentes formas (IaaS, PaaS, SaaS), y usen nuevas herramientas como la analítica. Lo cual a su vez ha ayudado a que el rol de TI cambie al interior de la firma, convirtiéndose en consultores de negocio, socios integradores para los procesos de digitalización e implementadores de soluciones nuevas y estratégicas.

Y, precisamente, en este nuevo entorno es que se requiere de la colaboración más que nunca, entendiéndose que la colaboración es básicamente un proceso para dejar atrás los compartimentos estancos que los colaboradores de una organización han ido construyendo a lo largo de mucho tiempo.

Volver al artículo principal