Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Microsoft reconoce la amenaza Linux al cliente Windows

[05/08/2009] Por primera vez Microsoft ha señalado que los distribuidores de Linux, Red Hat y Canonical, son competidores de su negocio de clientes Windows, en sus trámites anuales ante la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos.

La acción es un reconocimiento de la primera competencia viable de Linux al negocio de clientes Windows de Microsoft, debido principalmente al uso de Linux en las netbooks, máquinas que están creciendo en importancia como alternativa a las notebooks.
Las netbooks abrieron a Microsoft a la posibilidad de que otro sistema operativo pueda poner sus manos en las desktops, aunque sea en pequeña proporción, sostuvo Rob Helm, director de Investigación de Directions on Microsoft. Ahora se encuentra alerta ante la posibilidad de que esto siga.
En su Formulario 10-K anual para el año fiscal que finaliza el 30 de junio, Microsoft señaló a Red Hat y Canonical —la última de las cuales mantiene la distribución Ubuntu de Linux- como competidores de su negocio de clientes, que incluye la versión desktop de su sistema operativo Windows.
Previamente, Microsoft solo había notado la competencia de Red Hat a su negocio de Servidores y Herramientas, que incluye la versión Windows Server del sistema operativo para hardware de servidores, en su reporte 10-K.
El cliente enfrenta una gran competencia proveniente de compañías bien establecidas con diferentes enfoques al mercado de las PC, señaló Microsoft en el formulario. El software comercial competidor, incluyendo las variantes de Unix, son proporcionadas por competidores como Apple, Canonical, y Red Hat.
Los trámites siguen y se señala, en una velada referencia a las netbooks, que Linux ha ganado lo que Microsoft señala como algo de aceptación como sistema operativo cliente alternativo a Windows, en particular en los mercados emergentes en donde las presiones competitivas conducen a los OEM a reducir costos y las PC nuevas, de menor precio, incrementan su adopción.
También menciona el trabajo de los propios socios OEM (original equipment manufacturer) de Microsoft como Hewlett-Packard e Intel para soportar el Linux en las PC.
Todd Bishop, blogger de Seattle, llamó la atención sobre el cambio de reconocimiento por parte de Microsoft en el panorama competitivo en un post en el TechFlash Microsoft Blog. También publicó un enlace al formulario 10-K de Microsoft.
Aunque Linux en los servidores es un mercado bien establecido entre los clientes empresariales, Linux como alternativa viable a Windows en las PC nunca ha despegado. Sin embargo, el surgimiento de la netbook como un form factor más pequeño y menos costoso que la tradicional notebook ciertamente ha cambiado esto, al menos lo suficiente como para que Microsoft haya estado promoviendo una notebook ligera como alternativa a las netbooks, señaló Helm.
A Microsoft le gustaría que las netbooks desaparecieran y sean reemplazadas por laptops ligeras; máquinas con una batería de mayor duración que cuestan lo suficiente como para justificar el uso de Windows en ellas, señaló Helm.
El analista añadió que Microsoft está intentando desanimar la producción de computadoras baratas en donde Windows se convierte en el componente más caro, debido a que ahí no puede ganar tanto dinero con Windows. Además estos aparatos podrían empujar hacia abajo el precio del sistema operativo.
El actual sistema operativo de Windows, Vista, tiene mucha necesidad de hardware y es muy caro para las netbooks, lo que abrió este mercado para Linux cuando surgió el año pasado. Sin embargo, el viejo XP es aún el sistema dominante para las netbooks, y el lanzamiento de Windows 7 en octubre presentará una Starter Edition que ha sido especialmente confeccionada para ese mercado.
Elizabeth Montalbano, IDG News Service