Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Un bug crítico en Windows 7 hace peligrar su lanzamiento

[05/08/2009] De acuerdo a varias fuentes web, el build RTM 7600.16385 incluye un bug potencialmente fatal que, una vez accionado, podría hacer caer a todo el sistema operativo en segundos.

El bug en cuestión -una masiva falla de memoria que involucra al utilitario chkdsk.exe- aparece cuando uno intenta correr el programa contra un disco duro secundario (o sea, no la partición boot) usando el parámetro /r (leer y verificar todos los archivos de datos). El problema afecta a las versiones de 32 y 64 bits de Windows 7 y es clasificado como un showstopper, ya que puede causar que el sistema operativo se caiga (la Pantalla Azul de la Muerte) cuando se queda sin memoria física.
InforWorld probó el bug contra tres diferentes configuraciones de Windows 7 en dos diferentes plataformas de hardware: una netbook con Intel Atom corriendo la versión de 32 bits, una notebook Intel Core 2 Duo corriendo la versión de 64 bits, y una máquina virtual VMware Workstation 6.5.2 corriendo la versión de 32 bits.
En cada caso, el utilitario ejecutó las tres primeras etapas del test en forma correcta usando cantidades modestas de memoria (varios cientos de megabytes). Luego, cuando se ingresó a la cuarta etapa (un test de lectura), el consumo de memoria del chkdsk.exe comenzó a subir rápidamente hasta que se asignaron varios gigabytes a su proceso, y los sistemas de test en cuestión comenzaron a quedarse sin memoria.
Nota: Las pruebas de InfoWorls no pudieron causar que los sistemas llegaran a la pantalla azul como otros han reportado. Sin embargo, sí observaron que el chkdsk.exe consume hasta un 90% de la memoria física disponible en una máquina virtual VMware de 2GB. Luego de ello, el utilitario parecía colgarse mientras que todas las otras operaciones en el sistema operativo se hacían muy lentas por falta de RAM.
También verificaron que el problema existe con la utilidad integrada de revisión de disco en Windows Explorer. Cuando se usa esta función, explorer.exe comienza a consumir RAM haciendo que el sistema de test consuma un 98% de la memoria en solo unos segundos. Más aún, explorer.exe no pudo liberar RAM cuando se canceló la revisión del disco, y creció incluso más a pesar del hecho que la revisión había sido abortada en forma deliberada. El único recurso, en este caso, fue reinicializar el sistema o intentar detenerlo manualmente y reiniciar el explorer.exe.
Randall C. Kennedy, InfoWorld