Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Gartner: Las pruebas de ADN para el trabajo podrían estar cerca

[21/10/2016] En la actualidad, es ilegal usar pruebas de ADN en el puesto de trabajo, pero a medida que la ciencia avanza en su comprensión de los genes que se correlacionan con ciertos rasgos deseables (como el liderazgo y la inteligencia), los negocios podrían querer esta información.

Las personas que buscan puestos de liderazgo en los negocios, o incluso aquellos que buscan financiamiento para una startup, podrían ofrecerse voluntariamente los resultados de sus pruebas de ADN para demostrar que tienen la aptitud correcta, capacidad de liderazgo y la inteligencia para el trabajo.

Esto puede sonar exagerado, pero es posible basado en la dirección por la que va la ciencia, según los analistas de Gartner, David Furlonger y Stephen Smith, quienes presentaron su investigación en el Simposium IT/xpo de la firma. A esta investigación se le llama "disidente en la jerga de Gartner, lo que significa que tiene una probabilidad algo baja y está todavía a años de ocurrir, pero su potencial, sin embargo, es preocupante para los autores.

No es tan radical como parece. La selección laboral en base a ciertas características genéticas deseables ya es común en las fuerzas armadas y los deportes. El atleta promedio en la Liga Nacional de Fútbol, por ejemplo, tiene 6'2'' (1,88 metros) de altura y casi 247 libras (112 kilogramos), versus el hombre promedio que tiene 5'9'' (1,73 metros) y 182 libras (83 kilogramos).

La ciencia ha demostrado un vínculo entre los genes y el coeficiente intelectual en los gemelos, y una nueva investigación ha identificado genes relacionados con el liderazgo. Una empresa, BGI en China, está trabajando para identificar la inteligencia humana.

Las pruebas genéticas para recoger información personal también son convencionales. Las personas están interesadas en lo que las pruebas genéticas revelan acerca de su salud y su ascendencia. Con seguridad, la ciencia va a descubrir más información a partir de estas pruebas genéticas conforme pase el tiempo.

Si los negocios llegan a creer que algunos empleados nacen predispuestos para el liderazgo, podrían estar interesados en la identificación -al inicio de su carrera profesional- de las personas que tienen los genes que pueden ayudarles a convertirse en el próximo gran CEO, CIO o CFO. Pero una cosa que no pueden hacer los negocios es pedir un examen de sangre.

La Ley de No Discriminación de la Información Genética del 2008 prohíbe a los empleadores recoger esta información. La ley fue motivada, en parte, por la preocupación de que los empleadores utilicen la información de las pruebas genéticas para descartar a los solicitantes de empleo que pueden estar en riesgo de ciertos tipos de enfermedades. El examen de sangre podría ser innecesario.

Las empresas, mediante la comprensión de cómo algunas características están determinadas genéticamente, podrían desarrollar nuevas metodologías de entrevista y pruebas para ayudar a identificar a los candidatos predispuestos a los rasgos que desean, como el liderazgo.

Ahora que los científicos saben que algunas de las características tienen una base genética, "podemos movernos con un poco más de confianza y empezar a modelar lo que creemos que podría ser de una forma tal que no se rompa la ley, afirmó Smith.

También es posible que las personas voluntariamente entreguen ADN para demostrar que tienen los marcadores claves para tener éxito, afirmó Furlonger. Un candidato a CEO, por ejemplo, puede dar su ADN en una búsqueda de trabajo, incitando a que los otros actúen de manera similar.

"Debemos ser cuidadosos con esto, afirmó Smith.

Patrick Thibodeau, Computerworld (EE.UU.)