Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las tendencias de la industria en el día de Common

[22/11/2016] Entre las actividades que ofrece periódicamente la Asociación de Usuarios de Tecnologías de la Información -que conocemos como Common Perú-, recientemente se realizó el Common Day, una reunión en la que, en su última edición, se conversó sobre la Internet de las Cosas, la computación cognitiva y la analítica y big data, las tendencias más recientes de la industria.

Ahí, tres empresas (Microsoft, IBM y Oracle) se encargaron cada una de desarrollar un tema y hacer -a través de una mesa redonda conformada por los gerentes generales de estas tres firmas- un análisis y reflexión final sobre lo que ellos representan para la industria en la actualidad.

Ronald Armas, partner technology strategist de Microsoft.
La Internet de las Cosas

Ronald Armas, partner technology strategist de Microsoft, fue el encargado de explicar la pertinencia que la Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) tienen para las empresas.

Armas sostuvo que IDC estima que para el 2020, la IoT conformará un mercado de 1,7 billones de dólares a nivel global y que, para ese mismo año, de acuerdo a Gartner, habrá 25 mil millones de dispositivos conectados. En ese escenario, Microsoft considera que se puede enfocar a la IoT desde la perspectiva de las cosas que las firmas ya poseen.

Así, la IoT se construye en base a las cosas que las empresas ya poseen, añadiendo dispositivos nuevos y obteniendo más de los datos que ya existen. De hecho, como considera McKinsey & Company, el 70% del valor habilitado por la IoT provendrá de escenarios B2B.

Los proyectos de IoT pueden ser complejos, lo cual implica que insuman mucho tiempo, sean difíciles de redimensionar y de personalizar.

Ante esto Microsoft propone Azure IoT Suite, una herramienta que ofrece conectividad y administración de dispositivos, ingesta de datos y su comando y control, procesamiento de streams y analítica predictiva, automatización del flujo de trabajo, paneles y visualización, y soluciones preconfiguradas.

Alain-Paul Michaud, sales executive de Watson de IBM.
Alain-Paul Michaud, IBM
La era cognitiva

Alain-Paul Michaud, sales executive de Watson de IBM, fue el siguiente en exponer, y lo hizo tomando como tema una de las herramientas más conocidas de IBM en la actualidad: Watson.

De acuerdo al ejecutivo, las organizaciones están utilizando tecnología cognitiva para sacar ventajas en el mercado, destapando nueva inteligencia digital de grandes volúmenes de información.

Se estima que el tamaño del mercado de computación cognitiva crecerá de 2.500 millones de dólares en el 2014, a 20 mil millones de dólares para el 2019. En el transcurso de los próximos dos años, la mitad de los consumidores va a interactuar con tecnología cognitiva.

Y esta tecnología ya muestra resultados. Se estima que la tecnología mejoró el servicio al cliente, mejoró la productividad y la eficiencia y expandió el ecosistema. Y quizás una de las formas que más ha impresionado es el chat bot; es decir, un sistema con el cual se puede hablar en lenguaje natural para obtener datos que van desde el mejor lugar para cenar en una ciudad a la que se visita, hasta los resultados de una plataforma petrolera.

Omar Vigetti, digital transformation architect de Oracle.
Omar Vigetti, Oracle
La transformación digital

La última de las sesiones especializadas fue la de Omar Vigetti, digital transformation architect de Oracle, quien habló sobre la transformación digital. Vigetti sostuvo que ninguna empresa se encuentra inmune ante la transformación digital, y por tanto hay que encontrarse preparados para ella. Y, ciertamente, la forma más común que toma es la llegada de tendencias como el big data.

El ejecutivo sostuvo que para lograr una exitosa estrategia de big data es necesario tomar en cuenta algunos factores: descubrir y predecir rápido, simplificar el acceso a todos los datos, conectar y gestionar todos los datos, y acelerar las acciones basadas en datos. Esto se logra mediante la analítica, la gestión, la integración y las aplicaciones para big data, respectivamente.

Y aquí el ejecutivo realizó una interesante diferenciación entre big data y business intelligence. En el primer caso se trabaja con datos crudos, los datos no necesitan ser interrogados, hay un alto volumen de datos y variedad de fuentes, se realizan preguntas abiertas y se produce la exploración de datos.

En el segundo caso, BI, los datos son modelizados, los orígenes de los datos son conocidos, la información es agregada, las preguntas son conocidas y los KPI se encuentran definidos.

Estas diferenciaciones resultan útiles cuando las organizaciones se preguntan si deben hacer big data cuando ya se encuentran realizando BI. Al ser dos cosas distintas los resultados son diferentes.

La ronda

Al final del día se conformó un panel en el que se retomó los temas desde la perspectiva de tres gerentes generales de las tres compañías que participaron en el evento. Por Oracle estuvo Luisa Márquez, gerente general; por IBM, Álvaro Merino-Reyna, también gerente general; y Guillermo Guzmán Barrón, por Microsoft. El conductor del panel fue el conocido Max Ugaz, CEO y Fundador de Economía Digital.

De izq. A der.: Álvaro Merino-Reyna, gerente general de IBM; Luisa Márquez, gerente general de Oracle; Guillermo Guzmán Barrón de Microsoft; y Max Ugaz, CEO y Fundador de Economía Digital.
Common Day

La irrupción de la Internet de las cosas plantea muchos desafíos que tienen que enfrentar las empresas, entonces ¿qué hacer con esa cantidad de datos?

Márquez indicó que más que enfocarnos en dónde vamos a almacenar tal cantidad de datos, es preferible concentrarse en qué hacer con ellos. Es decir, es necesario realizar, primero, un análisis efectivo de toda la información que se está consumiendo. "Lo importante es poder analizar y definir específicamente el caso de uso que va a apalancar la transformación del negocio que se requiere, indicó la ejecutiva.

Merino-Reyna, por su parte, indicó que en los siguientes dos años se van a crear más datos que todos los datos que se han creado en toda la historia de la humanidad precedente. El número de dispositivos conectados que las personas tienen crecerá a un ritmo similar, entonces será una cantidad tan grande de datos que las personas ya no van a poder procesarlos por ellas mismas.

"Eso nos lleva a la necesidad absoluta de la inteligencia artificial. Microsoft e IBM son parte de una alianza con otras compañías dedicadas a la IA, y lo que se quiere hacer es normarla y darle bases sobre las cuales todas las compañías podemos construir, añadió.

Finalmente, Guzmán Barrón, siguiendo el tema, sostuvo que ya hay ejemplos de uso de big data e inteligencia artificial en distintos grados. Uno de ellos es el que se hace en la Fórmula Uno. Los autos de esta categoría tienen equipos de telemetría que alimentan a un sistema en tiempo real para decidir las mejores acciones que debe realizar el piloto.

"La cantidad de información que llega es gigantesca, y es imposible para el ser humano entender lo patrones, por ello es necesario la IA, sostuvo.