Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

La nueva revolución industrial

Por: Luis Felipe Carrillo, CEO de GE para la Región Andina y el Caribe

Luis Felipe Carrillo, GE

[01/12/2016] Una nueva Revolución Industrial está ocurriendo bajo nuestra mirada, pero muchos corren el riesgo de no verla claramente. En la actualidad, mucho se habla del reto que significa para las empresas esta Cuarta Revolución Industrial, y qué implica desde el punto de vista operativo para todas ellas.

La Cuarta Revolución Industrial, también conocida bajo el concepto de Industria 4.0, involucra la puesta en marcha de industrias inteligentes, capaces de una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción, así como un uso más eficaz de los recursos a través de la incorporación de nuevas tendencias tecnológicas, como la Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y la transformación digital empresarial.

La tecnología y la gran cantidad de datos que se generan cada día en los procesos industriales han dado pie a nuevas oportunidades para desarrollar estos sectores. Por otro lado, la nueva revolución está cambiando los sectores más importantes de la economía, hasta el punto de modificar sus cadenas de producción, sus maneras de abordar los desafíos económicos y la forma en la que toman decisiones. El software, más allá de la maquinaria, se está transformado en un eje importante para las industrias. Conectar máquinas, hacerlas más precisas y mejorar su productividad son algunos de los mayores beneficios de esta nueva tendencia.

El poder del 1%

De acuerdo con el informe "Internet Industrial: Llevando más allá los límites de las mentes y máquinas, en 15 años, tan solo el 1% de ahorro de combustible en la industria de la Energía podría traducirse en 66 mil millones de dólares; el 1% de ahorro de combustible en Aviación representaría 30 mil millones de dólares; y en Salud, el 1% de eficiencia podría significar 63 mil millones de dólares en ahorros para atención médica. Actualmente, la productividad en el mundo no crece más de 1% comparado con 4% en los 20 años anteriores; es por ello que resulta muy importante aprovechar las ventajas del universo digital, esto solo por dar algunos ejemplos del alcance que tiene el software.

Hoy, por cuarta vez en la historia, el mundo se encuentra frente a una nueva revolución industrial, una que también está llena de retos como la ciberseguridad, el alcance de la inteligencia artificial, o la conectividad eficiente. Es por ello que debemos prepararnos y aliarnos con los mejores socios del mercado para aprovechar una revolución que nos alcanzará más temprano que tarde, y que seguirá con o sin nosotros. Sin duda, es un panorama que se prevé beneficioso para nuestra región.

CIO, Perú