Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las provincias avanzan

Y con mucho ímpetu

[11/08/2009] Las inversiones TI en el interior del país se han incrementado en los últimos dos años siguiendo el ritmo de la economía. Las empresas que atienden su demanda ven un futuro promisorio, especialmente en las principales ciudades capitales de regiones.

Hace unos pocos años el Perú era Lima. Y no era de extrañar, una gran parte del PBI -y por tanto de los negocios- del país se concentraban en la capital. En el 2007, de acuerdo al INEI, casi un 45% del PBI peruano se creaba en la capital, y era obvio que las ventas de hardware y software, soluciones y servicios TI se centralizaban, también y como siempre, en la capital.
Sin embargo, muchos identifican ese año como un punto de quiebre. En el 2007 la presencia de provincias en las estadísticas de ventas de los proveedores de tecnología comenzó a ser cada vez más significativa. Las inversiones en industrias tan disímiles como la minería, la agroexportación y el retail comenzaron a "jalar" las ventas del sector tecnológico en el interior del país. Es el comienzo de una nueva era, una donde Lima ya no será, como antes, el Perú
Comienza el interés
Nosotros hemos atendido a empresas de provincias desde el año pasado. Este año lo que haremos para atenderlos son tres cosas: primero, dado que tenemos clientes en Arequipa, Trujillo, y Piura, tenemos que acercarnos más a ellos; es decir, nosotros tenemos que ir hacia ellos. Segundo, vamos a provincias porque vemos que hay un mercado importante que atender en esas regiones, donde las decisiones se están dando de manera local. Y, tercero, creemos que hay en el mercado de servicios de tecnología una aspiración de las regiones por un mayor conocimiento de este tipo de servicios, sostiene Miguel Ángel Guerrero, gerente general de Sonda del Perú, cuando se le preguntó por su experiencia con las provincias.
Y lo que sostiene Guerrero es ya prácticamente una tendencia. Otras empresas dedicadas a proporcionar servicios TI, software o hardware están viendo en el mercado del interior del país un mercado creciente que se basa en el aumento de los negocios en provincias, del consecuente mayor acceso a recursos económicos, y de la necesidad de que las empresas del interior se pongan a la par con las de Lima en cuanto al uso que puedan hacer de la tecnología para soportar eficientemente sus negocios.
Pero, hay que comprender el mercado. Lo primero que uno debe comprender es de dónde se parte. Las empresas del interior del país no se han excluído a sí mismas de la tecnología. De hecho, cuando se conversa con los representantes de los proveedores, señalan que al ir hacia las provincias se han encontrado con un interesante desarrollo de soluciones locales que sirvieron para la buena marcha de las compañías, aunque con evidentes limitaciones.
En provincias hay mucho desarrollo propio, empresas que han desarrollado sus propios sistemas, que son bastante buenos y recogen las necesidades y detalles de cada empresa. Funcionalmente son buenos, pero tecnológicamente se han quedado rezagados. Entonces, necesitan hacer un cambio o innovación, sostiene Alberto Muñoz, socio de Ofisis.
Y es así que, uno de los motores del cambio en provincia es la actualización tecnológica.
Se estima que más del 50% de las empresas peruanas no cuentan con un buen sistema administrativo, financiero, logístico, o comercial. Las empresas demandan estos sistemas porque antes, o no tenían estas soluciones, o tenían soluciones hechas por ellos mismos, soluciones muy básicas. Ahora buscan soluciones mucho más complejas para manejar sus finanzas, sus ventas, inventarios, recursos humanos, control de asistencia, agrega Muñoz.
A pesar de que se observa una demanda por mejores soluciones, aún se aprecia un cierto desfase con respecto a lo que se puede encontrar en el mercado tecnológico. Como señala Muñoz, la demanda se produce por sistemas del día a día de la empresa, en algunos casos llegando a soluciones más complejas como los ERP, pero hasta ahora no pasan a planos más elevados de análisis de la información como la que puede otorgar, por ejemplo, la inteligencia de negocios.
En el lado del hardware, son notorias las adquisiciones de equipos necesarias para implementar una infraestructura TI para la empresa. Los servidores, la máquina característica de las empresas, ha experimentado una mayor demanda debido tanto a la necesidad de actualizar el parque que tenían algunas firmas -con cinco años de antigüedad en algunos casos- como a la compra del primer servidor de otras organizaciones que se encuentran en franco proceso de crecimiento. Sea cual fuere el caso, la demanda de hardware también es un indicador del crecimiento de las inversiones TI en provincias.
Muchas de las empresas que implementan estos equipos (servidores) lo hacen para renovar los equipos que tenían. Era necesaria una renovación tecnológica. Algunas de ellas han optado por la virtualización, y también hay un segmento un poco más pequeño de empresas que recién comienzan a adoptar la tecnología. Compran sus primeros servidores de archivos, correo, web server, debido a su crecimiento, señala José Chiclote, gerente de producto servidores ProLiant de HP.
Los demandantes
¿Quiénes son los que demandan estas soluciones, software y hardware? Es evidente que desde hace algunos años la respuesta clásica era: las mineras. Aún lo sigue siendo, pero en menor medida, ya que esta industria ha sido una de las más golpeadas por la reciente crisis financiera internacional. Aunque sigue siendo importante su demanda, ésta ha caído con respecto a lo que se experimentaba el año pasado y algunos años anteriores. Otra de las clásicas respuestas era la agroindustria, pero esta también se ha visto afectada al igual que la minería.
Ahora la respuesta de moda es: el retail. Los grandes centros comerciales y las cadenas de retail conforman ahora uno de los grupos que sostiene la demanda de soluciones tecnológicas, junto con las empresas comerciales, que les son conexas.
Como señala Federico Amprimo, gerente del Cono Sur de IDC, la inversión sigue concentrada en la costa, en ciudades como Chiclayo, Trujillo, y Piura, aunque también en Arequipa. En líneas generales, se puede encontrar tres grandes grupos de empresas que son las demandantes de tecnologías.
El primero -y en esto coinciden muchos de los entrevistados- es el grupo conformado por las cajas municipales y rurales; es decir, el sector financiero de provincias. Un segundo grupo lo conforman los centros comerciales y los retails -hay 12 proyectos en provincias para este año- que vienen asociados a una fuerte inversión en TI debido a su necesidad de redes, servidores, y servicios asociados a la instalación. Un tercer grupo es el de la agroindustria, que ya viene invirtiendo en los últimos cinco años en tecnología y sigue invirtiendo en el sector.
Estos tres tipos de empresas son precisamente los que se encuentran más concentrados en la costa. Por ejemplo, una gran parte de la agroindustria, se desarrolla en las zonas costeras cercanas a Ica, Trujillo, Piura, Chiclayo, y Arequipa. Y si hablamos de centros comerciales se tiene que nuevos actores como Oeschle abren en Huancayo, al igual que otros nombres de reconocida trayectoria en el interior del país como Tiendas Efe o Estilos, que cuentan con presencia en lugares como Trujillo, Chiclayo, Piura, Tacna y, Cuzco, es decir, en las principales ciudades del país.
Un caso especial es el de Arequipa pues no cabe en ninguno de estos tres grupos, pero si en un cuarto grupo que es el de los gobiernos locales y regionales. Específicamente, el gobierno regional de Arequipa ha realizado procesos de automatización de todo tipo, implementación de ERP, soluciones de gobierno electrónico, etc. es uno de los más activos -sino el más activo- en cuanto a inversión en TI.
Y obviamente, dado el tamaño de estas firmas, las soluciones que buscan son sofisticadas, como los ERP, y de una considerable inversión, como los servidores de línea media y alta.
En general, todavía se invierte mucho en infraestructura, es decir, en PC, servidores, y equipos de almacenamiento. Y en software básico, de oficina, de seguridad, de mensajería. Si hay algunos casos de aplicaciones como los ERP como el caso del gobierno regional de Arequipa. Por otro lado, en los centros comerciales y retail, se invierte en infraestructura, evidentemente en todos los casos se involucra sistemas de telecomunicaciones, sostiene Amprimo.
Atender la demanda.
¿Cómo han reaccionado las empresas? Los negocios surgen en provincias y es necesario atenderlos. Para ello las empresas han basado su estrategia, generalmente, en la atención de los clientes del interior del país a través de sus canales.
Ciertamente, el crecimiento de provincias es alto pero hasta el momento no tiene un volumen lo suficientemente grande como justificar la presencia de una oficina sucursal en el caso de los entrevistados.
En general, la participación de provincias en la facturación de las empresas consultadas iba de un 8% a un 30%, tomando en cuenta todo lo difícil que es calcular esta métrica debido a que muchas de las compras que se dirigen a provincias se realizan en Lima.
En mi caso no se justifica tener una oficina en provincias porque no hay el movimiento necesario, el movimiento está en Lima. El 70% o más de mi facturación es de Lima, pero hay que ver las cifras, porque a veces se compra aquí y se manda el producto a provincias, sostiene Fernando Corrales, gerente general de Sybase.
Se puede ver un creciente interés de las firmas por tener una mayor presencia a través de eventos organizados por ellos mismos o por instituciones locales, en los que desarrollan algún tema de actualidad y presentan la cartera de productos y soluciones que tienen relacionada al tema.
Hace muchos años que HP entró al país y siempre ha tenido la estrategia de canales, canales de distribución o soluciones. Ellos son los brazos que nos permiten llegar a las provincias, pero nosotros también hemos comenzado a hacer eventos en provincias como Chiclayo, Trujillo, Cuzco, Arequipa, hemos ido y presentado las soluciones que tiene HP para que el cliente conozca todo nuestro portafolio, afirma Chiclote de HP.
Perspectivas
Si se eliminan factores de tipo de cambio, se puede hablar en este año de un crecimiento muy bajo. Si no se hace ese ajuste, veremos que es un año en el que el mercado TI se contraerá cerca de un 4%. Sin embargo, vemos que a nivel de América Latina esta cifra es la menor, pues hay incluso contracciones con cifras de dos dígitos.
Como señala Amprimo el Perú es el país que mas creció en el 2008 (32,8%), tuvo el crecimiento más grande de América Latina. Hizo que el mercado supere los 1.577 millones de dólares, cifra que hace cuatro años era impensable. En el 2009 esperamos superar un poco más esta cantidad.
¿Seguirá el crecimiento? Ciertamente eso es seguro a partir de las cifras que señala Amprimo, pero aún hay sectores que se manejan, por así decirlo, un poco a la antigua en provincias. Y eso es una barrera a superar.
Hay clientes de provincias que han venido con su dinero a tocarme la puerta y comprar licencias de Power Builder, por ejemplo, hay de todo. Pero el software normalmente llega a provincias porque una matriz lo irradia hacia allá, finaliza Corrales.
José Antonio Trujillo, CIO Perú