Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Las empresas tienen una falsa sensación de seguridad de datos

[11/08/2009] La falta de una iniciativa de calidad de datos en las empresas podría estar dirigida por la percepción de que el costo asociado con una baja calidad en los datos es un mero costo de hacer negocios, señaló un analista.

Las empresas reciben y procesan una plétora de datos, pero se encuentran más preocupadas por los procesos que manejan esos datos que por los propios datos, indicó Dean Wiltshire, analista de producto senior de calidad de datos de Pitney Bowes Business Insight, proveedor de tecnología de inteligencia de localización.
Ellas se encuentran más concentradas en el procesamiento de la información y en la esperanza de que sea correcta, que en si la información es correcta antes que la procesen, señaló Wiltshire.
Pitney Bowes Business Insight y Silver Creek Systems, proveedor de tecnología de masterizado automático de datos, presentaron los resultados de un reporte co auspiciado esta semana llamado El Estado de la Calidad de los Datos Hoy. El reporte se basa en una encuesta realizada por The Information Difference, firma de análisis de Reino Unido.
Los resultados revelaron que mientras el 70% de los encuestados creía que la calidad de sus productos de datos era buena o muy buena, solo el 37% había implementado alguna forma de iniciativa de calidad de datos. Wiltshire está sorprendido por esta estadística, un número bajo de iniciativas de calidad de los datos que demuestra un sentido de falsa seguridad.
Incluso entonces las cifras se encuentran torcidas, señala Wiltshire, ya que el 37% podría incluir organizaciones cuyas iniciativas se encuentran solo en su infancia, poniendo un marco de gobernancia de datos y comenzando a entender la calidad de los datos.
De hecho, la encuesta también encontró que el 63% de los encuestados ni siquiera había intentado calcular el costo en sus negocios de tener datos de baja calidad. Aún así, los datos son un activo fundamental de los negocios, con negocios modernos que corren sobre los datos más que sobre ningún otro activo, señaló Martin Boyd, vicepresidente de marketing de Silver Creek Systems.
Es un intangible, señaló Boyd, refiriéndose a la calidad de los datos. Es difícil que coloques tu dedo justo exactamente en donde se encuentra la calidad de los datos en el negocio.
Eso es particularmente problemático considerando que lo que no se puede medir no se puede mejorar, indicó Boyd.
La razón de que la medición de la calidad sea difícil, especialmente en lo concerniente a la calidad de los datos, dijo, es que los datos pueden ser muy variables y fluyen entre muchos sistemas y procesos en un negocio, y tener una visión holística del negocio no siempre es fácil.
Por ejemplo, validar la información sobre una resistencia es diferente que validar la información acerca de un bolso, explicó Boyd. El vocabulario, las inferencias, las validaciones cambian con diferentes productos. Es fácil decir calidad de datos a un nivel alto, pero realmente no lo es tener las diferentes características de cada tipo, señaló Boyd.
Wiltshire señaló que la calidad de los datos usualmente existe a un nivel departamental en donde los gerentes de la unidad se esfuerzan para asegurarse que sus datos tengan un alto estándar, lo mismo no se puede decir de la empresa como un todo. Este es el lugar en donde las empresas tienden a perder su foco, indicó.
Pero además de medir la calidad de los datos, los obstáculos para una buena calidad de los mismos, se basan en la falta de soporte del liderazgo y en definir el caso de negocios, indicó Wiltshire.
Una iniciativa de calidad de los datos debe comenzar con la creación de políticas, mientras que al mismo tiempo se deben tener las herramientas para hacer cumplir las políticas, y medir y reportar los avances. Es un ciclo de vida, es un círculo, sostuvo Wiltshire.
Kathleen Lau, ComputerWorld Canadá