Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Juez ordena a Microsoft pagar 300 millones de dólares

[12/08/2009] Microsoft debe pagar casi 300 millones de dólares en daños e intereses a la compañía canadiense i4i, porque violó una patente de ésta acerca de un sistema documentario que se basa en el formateo customizado XML, de acuerdo a los documentos presentados ante la corte ayer.

Leonar Davies, juez de una Corte de distrito, también ha emitido un mandato sobre Microsoft prohibiéndole vender Word 2003, Word 2007, y Word for Mac 2008 en Estados Unidos. El mandato entra en efecto el 10 de octubre.
Aunque un jurado concedió a la empresa de Toronto, i4i, 200 millones de dólares en daños el pasado mayo, la orden final de Davis no fue publicada sino hasta el martes pasado. En ella, se detalla el total que Microsoft el debe a i4i.
200 millones de dólares en daños por violar la patente de i4i;
40 millones de dólares en daños mayores por la violación intencionada por parte de Microsoft;
11,8 millones de dólares en daños post veredicto, calculados desde el veredicto en mayor del jurado hasta el día de ayer;
38,8 millones de dólares en intereses pre fallo.
El gran total llega a los 290,6 millones de dólares.
Microsoft afirmó que piensa apelar la decisión. Estamos decepcionados por el fallo de la corte, dijo el vocero de la compañía, Kevin Kutz, en un correo electrónico. Creemos que la evidencia claramente mostraba que nosotros no violamos la patente, y que la patente de i4i no es válida. Apelaremos el veredicto.
De acuerdo al mandato de Davies, Microsoft está prohibida de vender Word 2003, Word 2007 y productos Microsoft Word que no sean muy diferentes de Word 2003 o Word 2007, o cualquier producto que viole la patente o producto futuro de Word que tenga la capacidad de abrir un archivo .XML, .DOCX o .DOCM que contenga XML customizado.
El .DOCX, presentado en Office 2003, es el formato de archivo por defecto para Word 2003 y Word 2007; .DOCM es el mismo formato, pero con las macros habilitadas. Aunque los formatos de archivo Word 2003 y Word 2007 son diferentes, ambos se basan en XML (Extensible Markup Language).
Word 2008 for Mac, que ya se encuentra en las manos de los clientes, y Word 2010, el procesador de texto programado para lanzarse en Office 2010 en la primera mitad del próximo año, también pueden abrir los formatos de archivo que Davies listó, y por tanto se encuentran afectados por la prohibición.
Esta no es la primera vez que los formatos de archivo Office han tenido problemas. La semana pasada, por ejemplo, Microsoft afirmó que añadiría una votación para el formato de archivo a Office 2010 como parte de una campaña de concesiones para evitar a los reguladores antimonopolio de la Unión Europea. La propuesta de Microsoft permite que los consumidores europeos seleccionen el formato de archivo por defecto de entre un número no especificado de alternativas, entre las que se encuentran el propio formato de la compañía basado en XML, Open Office XML (OOXML) y Open Document Format (ODF), un estándar de documento de código abierto cada vez más popular.
Gregg Keizer, Computerworld (US)