Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nanotecnología e híbridos biológicos podrían acelerar las computadoras

[14/08/2009] Los investigadores están trabajando en la integración de la nanotecnología con materiales biológicos para crear computadoras, herramientas médicas e incluso prótesis más poderosas.

Los científicos del Lawrence Livermore National Laboratory anunciaron esta semana que habían construido una plataforma híbrida de una mezcla de materiales biológicos y hechos por el hombre. La plataforma les permite construir prototipos de lo que denominan dispositivos bionanoelectrónicos.
Los circuitos electrónicos que usan estos complejos componentes biológicos se harían mucho más eficientes, señaló Aleksandr Noy, científico en jefe del proyecto en una declaración.
La plataforma, de acuerdo al laboratorio, se basa en nanocables que se encuentran cubiertos por lípidos, los cuales son componentes estructurales esenciales de las células vivas. Al combinar los nanocables con los lípidos, la plataforma resultante se hace más compleja, lo cual permite que el material híbrido convierta señales mucho más rápido que las computadoras más poderosas de la actualidad.
Varios equipos científicos están trabajando para combinar la tecnología de las computadoras y la electrónica con materiales biológicos.
La pasada primavera septentrional, los investigadores del MIT anunciaron que habían combinado nanotecnología con virus modificados mediante ingeniería genética para construir baterías que podrían hacer funcionar autos híbridos y teléfonos celulares.
Los virus, que infectan a las bacterias pero no son dañinos para los seres humanos, construyen los bornes positiva y negativamente cargados de las baterías de ion-litio. Las baterías, de acuerdo al MIT, tienen la misma capacidad de energía y desempeño energético que las mejores baterías recargables que están siendo consideradas para cargar los autos híbridos y dispositivos electrónicos personales.
A finales del 2007, un científico de la Universidad de Arizona en Tucson conectó de forma exitosa el cerebro de una polilla a unos dispositivos electrónicos, usándolo para guiar a un robot de doce pulgadas de alto sobre ruedas. El profesor asociado Charles Higgins predijo entonces que las computadoras híbridas que corren con una combinación de tecnología y tejido orgánico vivo, se encontrarían disponibles en 10 o 15 años.
Luego en enero del 2008, los científicos en Estados Unidos y Japón anunciaron que habían tenido éxito en usar la actividad cerebral de un mono para controlar un robot humanoide. La investigación podría estar a solo unos años de ayudar a las personas con parálisis a caminar nuevamente al permitirles usar sus pensamientos para controlar exoesqueletos pegados a sus cuerpos, señaló Miguel Nicolelis, investigador en jefe del proyecto, en ese momento.
Y hace un año aproximadamente, Justin Rattner, CTO y senior fellow de Intel Corp., le dijo a Computerworld que quizás ya en el 2012 las líneas entre la inteligencia humana y la de la máquina podrían comenzar a difuminarse.
Rattner también dijo que para el 2050 más o menos, la computación sería menos acerca de lanzar aplicaciones y más acerca de vivir con computadoras que se encuentran íntimamente presentes en las actividades diarias.
Sharon Gaudin, Computerworld