Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google ofrece nuevo servicio de base de datos en la nube

[27/02/2017] Google ha transformado un servicio de base de datos que usa para ejecutar algunos de sus productos de misión crítica, en un producto para sus clientes de nube pública.

En días pasados, la compañía lanzó Cloud Spanner, una nueva base de datos completamente administrada que se supone proporciona la consistencia transaccional de una base de datos tradicional, más la escalabilidad y desempeño de una base de datos NoSQL. Se basa en los mismos sistemas que ejecutan internamente la base de datos Spanner de la propia compañía.

Usualmente, los negocios tienen que elegir entre una base de datos tradicional o una NoSQL, y cada una de ellas viene con ventajas y desventajas particulares. Las bases de datos tradicionales proporcionan una mejor consistencia transaccional, pero son difíciles de escalar. Las bases de datos NoSQL son mejores escalando, pero sacrifican la consistencia.

Cloud Spanner se encuentra diseñado para reducir esas desventajas, y también se entrega como un servicio completamente administrado. Entre otras cosas, eso significa que Google administrará el hardware, software y replicación de contenido para una base de datos que puede abarcar varios centros de datos.

El servicio será útil para empresas que necesitan consistencia a nivel de los milisegundos en sus bases de datos a nivel mundial, de acuerdo a Nick Heudecker, director de investigación de Gartner. En una entrevista, afirmó que los servicios financieros y la publicidad serían dos de las industrias que se podrían beneficiar de Cloud Spanner.

Heudecker sí señaló que el servicio requerirá que las compañías porten las aplicaciones existentes, lo cual podría ser un desafío. Google se encuentra trabajando con socios para ayudar a los clientes a trasladarse, de acuerdo a Deepti Srivastava, el gerente de producto de Cloud Spanner.

Cloud Spanner ha generado más interés que la mayoría de los nuevos servicios de Google, en base a una respuesta a una prueba alfa cerrada, afirmó Srivastava.

Cloud Spanner emergió de un proyecto que comenzó en el 2007, cuando un equipo de empleados de Google se dispuso a resolver el problema de elegir entre las bases de datos NoSQL y las tradicionales. Eso condujo a un paper, publicado en el 2012 que describe la base de datos Spanner de la compañía, la cual usa varias nuevas técnicas, incluyendo relojes atómicos y GPS dentro de los centros de datos para mantener la consistencia del tiempo.

Spanner se usa para operar los servicios de Google como AdWords y Google Play. De acuerdo a la compañía, puede manejar decenas de millones de consultas por segundo.

"Cloud Spanner no es solo software, afirmó Heudecker. "Es la unión de software, hardware - en la forma de relojes atómicos en los centros de datos de Google - y una red increíblemente robusta que conecta sus centros de datos. Entonces, no solo se trata de escribir código. Es mucha inversión y mucho conocimiento operativo en el que Google sobresale.

En estos momentos, las instancias de Cloud Spanner sólo pueden existir en una de las regiones de nube de Google, aunque se replicarán en varias zonas de disponibilidad dentro de esas regiones. En el futuro, los clientes de Cloud Spanner podrán tener una base de datos que se va a mantener sincronizada en varias regiones.