Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Ford invertirá en Argo AI, para el desarrollo de vehículos autónomos

[07/03/2017] Ford Motor Company anunció que invertirá mil millones de dólares durante los próximos cinco años en Argo AI, una compañía dedicada al desarrollo de inteligencia artificial, con el fin de crear un sistema de conducción virtual para los vehículos autónomos de Ford que circularán a partir del 2021 y brindar potenciales licencias a otras compañías.

Algunos de los ingenieros en robótica más experimentados del mundo serán dirigidos por los fundadores de Argo AI, Bryan Salesky, CEO de la compañía, y su COO, Peter Rander. Ambos son ex alumnos del Centro Nacional de Ingeniería Robótica de Carnegie Mellon y antiguos líderes en los equipos de automovilismo de Google y Uber, respectivamente.

"La próxima década será definida por la automatización del automóvil y esto tendrá un impacto tan significativo en la sociedad como lo fue la línea de ensamblado móvil de Ford hace 100 años", señaló el Presidente y CEO de Ford, Mark Fields. "A medida que Ford se expande para ser una compañía de automóviles y de movilidad, creemos que invertir en Argo AI creará un valor significativo para nuestros accionistas mediante el fortalecimiento de nuestro liderazgo en desarrollar vehículos autónomos, e introducirlos al mercado en el corto plazo y mediante la creación de tecnología que podría ser licenciada por otras empresas en el futuro".

El equipo actual de Ford que se encuentra desarrollando el proyecto de conducción virtual, un software de aprendizaje automático que actúa como el cerebro de los vehículos autónomos, se combinará con el talento y la experiencia de Argo AI.

Fields señaló que Ford seguirá liderando el desarrollo de su plataforma de hardware de vehículos autónomos, así como la integración de sistemas, la fabricación, el diseño de interiores y exteriores y la gestión de políticas regulatorias. Mientras que Argo AI trabajará junto a Ford para desarrollar el software de conducción, con el objetivo de fortalecer la comercialización de vehículos inteligentes.

"Estamos en un punto de inflexión en el cual se utiliza la inteligencia artificial en una amplia gama de aplicaciones. El despliegue de vehículos autónomos va a cambiar fundamentalmente la manera en que la gente y los bienes se mueven", señaló Salesky. "Estamos entusiasmados con el compromiso y la visión de Ford para el futuro de la movilidad, y creemos que esta asociación permitirá que los vehículos autónomos sean comercializados y desplegados a gran escala".

Aunque Ford será el mayor accionista en Argo AI, es importante destacar que la compañía se ha estructurado para funcionar con sustancial independencia. Sus empleados tendrán una significativa participación accionaria, lo que les permitirá compartir su éxito.

A finales de este año, Argo AI espera contar con un equipo de más de 200 miembros, con base en la sede de la compañía en Pittsburgh, uno de los principales sitios en el sureste de Michigan y en el área de la Bahía de California.

El enfoque inicial de Argo AI será apoyar el desarrollo y la producción de vehículos autónomos de Ford. En el futuro, Argo AI podría brindar licencias de tecnología a otras empresas y sectores que busquen expandir su capacidad autónoma.