Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La batalla de las nubes

AWS vs. Microsoft Azure vs. Google Cloud Platform

[10/03/2017] Amazon Web Services es, por consenso, el líder del mercado de cómputo de nube pública laaS, de acuerdo a los observadores de la industria; pero éstos también le dan crédito a Microsoft por haber cerrado la brecha con Azure y dicen que Google, con su Cloud Platform, también ha logrado mejoras considerables.

Gartner señala lo mismo en su comparación anual a profundidad de estos tres contrincantes de nube, basándose en una lista de evaluación de 234 criterios. Estos criterios consisten en funciones que pueden ser requeridas, preferidas u opcionales para que los proveedores de nube alojen las cargas de trabajo empresariales.

Tres años atrás, AWS era claramente el líder, cumpliendo con el 92% de lo que Gartner considera como criterios requeridos para los proveedores de nube pública laaS de nivel empresarial, mientras que Microsoft le seguía con un 75%. AWS mantuvo un 92% el año pasado, pero Microsoft dio un salto hasta alcanzar un 88%, y Google obtuvo un respetable 70%.

Gartner estima que el mercado de laaS se valorizó en 25,3 mil millones de dólares en el 2016, y llegará a 45 mil millones de dólares en el 2018. Con una cantidad creciente de cargas de trabajo que van hacia la nube, y con el alto nivel de competencia entre los proveedores principales, decidir cuál de estos proveedores elegir se ha vuelto más difícil. Esta guía útil resaltará los pros y contras de cada proveedor y le brindará consejos sobre cuál escoger.

AWS vs Microsoft Azure vs Google Cloud Platform

Amazon Web Services

A AWS se le atribuye la creación del mercado de nube pública laaS con el lanzamiento de su Simple Storage Service en el 2006, y porque fue el que se promocionó primero, obteniendo la ventaja frente a sus competidores. Hoy en día, Gartner señala que AWS es el proveedor más maduro y, debido a su amplitud y profundidad de funciones, es la opción más lógica para el rango más vasto de casos de uso.

AWS vs Microsoft Azure vs Google Cloud Platform

AWS ha construido una presencia global que abarca 16 regiones con 42 Availability Zones (cada región tiene al menos dos zonas de disponibilidad, que consisten en uno o más centros de datos discretos). El año pasado, Gartner estimó que AWS tiene más capacidad de cómputo en su nube que sus competidores combinados. AWS impulsa una cantidad inmensa de funciones, desde cómputo (máquinas virtuales Amazon EC2, EC2 Container Service, LightSail para servidores virtuales privados, hasta la plataforma de cómputo, Lambda Serverless), almacenamiento (S3, Elastic Block Storage, archivado de datos de bajo costo, Glacier) así como bases de datos (Aurora, una base de datos relacional, hasta Amazon RDS para MySQL, PostreSQL, Oracle, SQL Server, y la base de datos NoSQL, DynamoDB, entre otras).

También cuenta con una gama de networking, servicios de aplicaciones móviles, mensajería, y herramientas de productividad de negocios, junto con una plataforma de la Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), productos para el desarrollo de juegos y servicios de transmisión de aplicaciones y desktop. Aparte de esta amplia plataforma de productos y servicios, AWS también tiene el mercado más grande de productos y servicios de nube externos.

Quizás la debilidad más grande de AWS es que se trata de una plataforma grande, y un modelo completamente nuevo para la mayoría de organizaciones que la utiliza. Toma tiempo aprender la mejor manera de utilizar AWS, y muchas veces requiere que las organizaciones paguen a expertos para obtener ayuda, así se trate de consultorías de AWS o asesorías externas. Simplemente cargar y cambiar aplicaciones empresariales existentes a AWS resulta ser un proceso complejo para muchos y requiere un poco de renovación de la arquitectura.

Asimismo, el modelo muy detallado de precios de acuerdo al progreso que aplica AWS tiene sus ventajas para las necesidades de cómputo de corto plazo, pero puede ser complicado y potencialmente costoso si se utiliza ineficientemente. AWS ofrece una gama de opciones para precios de descuento, como los de las instancias reservadas y puntuales, pero descifrar exactamente cuántas de éstas comprar puede ser complicado.

Desde una perspectiva técnica, AWS se encuentra en constante innovación, que es algo bueno para la industria, pero que puede hacer que sea difícil a sus clientes mantenerse al día con todos los cambios. AWS también tiene algunas reglas complicadas respecto a los acuerdos de nivel de servicio -por ejemplo, las cargas de trabajo deben estar respaldadas a lo largo de dos Availability Zones para obtener crédito para un SLA, y eso puede implicar un costo añadido. A pesar de todos estos desafíos, AWS ha surgido como la "alternativa segura para utilizar la nube, afirma Gartner.

Microsoft Azure

Microsoft Azure empezó como una plataforma como servicio (PaaS) para para el desarrollo de aplicaciones, pero se ha expandido a un rango amplio de laaS integrados, PaaS y servicios SaaS.

AWS vs Microsoft Azure vs Google Cloud Platform

Quizás la mayor ventaja de Microsoft en la nube es que tiene relaciones sólidas con muchas empresas. Conforme los clientes vayan migrando hacia la plataforma SaaS Office 365, por ejemplo, Microsoft ofrecerá un uso con descuento de máquinas virtuales laaS y almacenamiento como parte del Enterprise Agreement.

En términos de funciones y funcionalidad, Azure está relativamente nivelado con AWS, de acuerdo a Elias Khasner, director de Investigación de Gartner. Sus ofertas de cómputo van desde máquinas virtuales de Windows y Linux, hasta un Azure Container Service para una plataforma sin servidor llamada Functions, junto con un servicio de procesamiento Batch y Service Fabric, que es una plataforma para enlazar aplicaciones basadas en microservicios.

Microsoft también tiene una variedad de ofertas de almacenamiento, desde su servicio de almacenamiento de objetos, Blob, hasta su almacenamiento persistente para máquinas virtuales, Disk. Azure tiene muchas ofertas de bases de datos, incluyendo bases de datos SQL relacionales gestionadas y bases de datos NoSQL DocumentDB, así como plataformas de herramientas para la administración de datos como Data Factory y Cache. Azure tiene su propia plataforma de IoT, plataformas de administración de acceso, herramientas para desarrolladores y productos de administración y monitoreo.

Microsoft está intentando diferenciarse de AWS, concentrándose en la computación de nube híbrida. Para lograrlo, Microsoft tiene Azure Stack, que pretende ser una versión on premises de la nube pública de Azure que los clientes pueden operar en infraestructura hiperconvergente en su propio centro de datos.

Debido a que AWS supera a Azure en el mercado, la mayoría de analistas concuerdan en que AWS tiene una oferta de nube más completa con una funcionalidad más sencilla de utilizar, y una profundidad mayor en cuanto a oferta de productos (especialmente cuando se toman en cuenta todos los productos ofrecidos en el AWS Marketplace). En el Cuadrante Mágico del 2016 para IaaS, Gartner afirma que las API de Azure y la documentación de sus productos a veces son más difíciles de utilizar en comparación a las API y documentación de AWS.

Sin embargo, Azure es ideal para operar cargas de trabajo que se basan en Microsoft, o para operar un componente de nube pública de aplicaciones existentes de Microsoft. Los incentivos financieros que la compañía proporciona a los clientes con un Enterprise Agreement de Microsoft pueden incluir créditos de Azure gratuitos para utilizar la plataforma.

A diferencia de AWS, Azure no utiliza el concepto de Availability Zones. Así que, aunque Microsoft cuenta con una presencia de centros de datos internacional amplia y creciente, respaldar cargas de trabajo en todas las regiones es un poco más difícil en Azure que en AWS.

También es más difícil encontrar expertos y plataformas externas que trabajen con Azure. En el último Cuadrante Mágico IaaS de Gartner, la empresa de investigación se refirió a Azure como "suficientemente bueno para la mayoría de cargas de trabajo empresariales.

Google Cloud Platform

Al igual que Microsoft Azure, la nube de Google empezó como PaaS, pero desde entonces se expandió a IaaS. Hoy en día, tiene la mayoría de las funciones centrales necesarias para operar cargas de trabajo empresariales, y los analistas dicen que es excelente en ciertos casos de uso específicos, particularmente en lo relacionado al uso de contenedores de aplicaciones, administración de big data y aprendizaje de máquina. La compañía tiene una presencia global limitada de centros de datos dedicada a Google Cloud Platform, pero tiene planes ambiciosos a futuro de incrementar sus centros de datos para operaciones de nube.

AWS vs Microsoft Azure vs Google Cloud Platform

En lo que respecta a funciones, Google Cloud Platform ofrece máquinas virtuales, un motor de contenedores y registro, así como una PaaS sin servidor llamada Cloud Functions. Tiene un servicio de Cloud Storage para objetos, Cloud SQL además de las bases de datos NoSQL, Cloud Bigtable y Cloud Datastore. Cloud Spanner es un servicio relativamente nuevo de base de datos relacional, que cuenta con una gran capacidad de crecimiento.

Para el procesamiento de lotes y flujos, Google Cloud Platform ofrece Cloud Dataflow, Big Query para lagos de datos y Dataproc -un servicio gestionado de Spark y Hadoop. TensorFlow se ha visto como una plataforma líder en aprendizaje de máquina de código abierto, mientras que su servicio Kubernetes es una de las plataformas principales para la orquestación de contenedores. Google hizo que Kubernetes fuese de código abierto, así que está disponible para ser operada por clientes donde quiera que deseen, o como un servicio alojado en el Google Container Engine (GKE), que se base en Kubernetes.

Al igual que Microsoft, Google tiene una estrategia atractiva de SaaS para acompañar sus productos de laaS y PaaS, centrada en su G Suite de herramientas de productividad laboral. En lugar de descuentos en acuerdos empresariales, Google hace que sus descuentos estén disponibles a través de lo que denomina uso sostenido, que significa que conforme el cliente utiliza más la plataforma, el costo por unidad se reduce.

Quizás el mayor golpe en contra de Google es que sigue necesitando trabajar en su nube para progresar. En los reportes de la evaluación anual de Gartner, se determinó que Google solo tenía el 70% de las funciones empresariales requeridas en su nube. Para ser justos, Google está trabajando en mejorar esto. Por ejemplo, Gartner dice que Google no tiene un control sólido de acceso basado en roles, ni herramientas sólidas para la administración de usuarios, en comparación con AWS. La plataforma IAM de Google está en beta después de ser anunciada el año pasado, y cuando esté disponible para el público en general, los usuarios obtendrán más opciones de control de acceso.

En comparación a los otros dos proveedores, Google también tiene el camino más largo por recorrer en términos de establecer vínculos con clientes empresariales. Esta es la fortaleza de Microsoft, y le ha tomado a AWS casi una década construir relaciones y convencer a las empresas de que es un socio confiable. Aquí, Google también ha incursionado significativamente, en especial cuando se trata de su plataforma de SaaS.

La contratación de la cofundadora de VMware, Diane Greene, a inicios del 2016, ha sido vista como una indicación de que la compañía planea aumentar sus capacidades empresariales. Mientras tanto, Google es visto como el proveedor que cuenta con las plataformas más fuertes para la administración de conjuntos grandes de datos, y por sus nuevas tendencias para el desarrollo de aplicaciones como el uso de contenedores o sistemas avanzados de aprendizaje de máquina.

Es un hecho: Estamos en un mundo de nubes múltiples

La decisión de cuál proveedor utilizar no es un juego de suma cero. Khasner afirma que la mayoría de clientes con los que trabaja se encuentran tras la estrategia de nubes múltiples y utilizan al menos dos, si no es que utilizan a los tres proveedores líderes de nube IaaS, cada uno para distintas tareas. El proveedor RightScale, que vende una plataforma de administración de nube, encontró que en una encuesta a mil de sus usuarios el 57% de éstos estaba operando aplicaciones en AWS, 34% en Azure y 15% en Google Cloud Platform. Pero había otra consideración en ese estudio: El 85% de los clientes de RightScale tiene una estrategia de nubes múltiples, lo que significa que están utilizando nubes públicas y privadas, o múltiples nubes públicas.

También existen otras opciones en el mercado aparte de estas tres. IBM, por ejemplo, ofrece una amplia gama de opciones para nubes IaaS públicas o privadas, junto con servicios gestionados. IBM también tiene la PaaS para el desarrollo de aplicaciones Bluemix y una variedad de ofertas de SaaS. Por su lado, Oracle está intentando crear una IaaS sólida para unirla a su oferta de SaaS y PaaS. Aunque se encuentra en las etapas tempranas, se espera que se expanda en términos de funcionalidad en los años que vienen. Alibaba, proveedor chino de comercio electrónico, que tiene una fuerte presencia de centros de datos en Asia, se expandirá dentro de Estados Unidos.

Khasner afirma que es importante que los clientes generen criterios de evaluación basándose en sus propios casos de uso, y que encuentren a los proveedores que mejor satisfagan sus necesidades. Debido a que ningún proveedor soluciona todos los problemas, la realidad es que la mayoría de organizaciones terminarán utilizando múltiples proveedores de nube pública IaaS.