Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Moto Z Play: El smartphone multitarea

[14/03/2017] Durante varios días pudimos revisar a fondo el Moto Z Play, uno de los nuevos teléfonos inteligentes que Lenovo ofrece al mercado peruano. Estos días nos permitieron tener una visión muy cercana de lo que este dispositivo puede hacer y de las cualidades que ofrece.

Sin duda, la más resaltante de sus características es su capacidad de utilizar módulos (Mods) que aumentan el alcance de las funcionalidades que normalmente tiene todo teléfono, o que incluso puede incorporar nuevas funcionalidades no vistas en otros dispositivos similares.

La experiencia general fue muy satisfactoria y los detalles que nos ofrece el uso en el día a día del teléfono son los que ahora compartimos con ustedes.

Al abrir la caja

Al abrir la caja nos encontramos directamente con el teléfono. Sobre su pantalla lleva puesto un sticker que nos adelanta las características más resaltantes de este dispositivo. En la pegatina podemos leer que el teléfono nos ofrece la posibilidad de incorporar mods -algo sobre lo cual volveremos luego-, una cámara (frontal) de 16 megapíxeles, una batería de 3500 mAh con TurboPower para cargarla rápidamente, 32GB de almacenamiento interno que pueden incrementarse con el uso de una tarjeta SD, un procesador octacore (ocho núcleos) con 3GB de RAM y un lector de huellas dactilares como medida de seguridad para el usuario.

Lo particular de este teléfono viene cuando lo sacamos de la caja. Al hacerlo, notamos que su parte trasera es de cristal -los bordes son de aluminio, lo que le da una apariencia sofisticada-, y que en la parte inferior sobresalen unos pines. Esos pines son los que se conectan con los diferentes módulos que se pueden adjuntar al teléfono. También se tiene la opción de no usar los mods y adjuntar al dispositivo una carcasa que se adhiere muy fácilmente -en realidad, los mods también se adhieren con igual facilidad.

La carcasa puede venir en diferentes colores y se puede adherir fácilmente al teléfono porque lo hace de manera magnética; es decir, no hay que presionar botones ni nada parecido para usarla.

De hecho, el teléfono que nos dieron a probar venía con una carcasa color 'fucsia' y el mod JBL SoundBoost, un parlante adicional para escuchar con mejor calidad música, videos o cualquier archivo de sonido.

La experiencia de uso

Al teléfono lo cargamos con una tarjeta SIM 4G y una tarjeta SD para sus pruebas. Lo característico de este teléfono es que tiene la bandeja para estos dos elementos en la parte superior del borde. Al igual que otros smartphones, el teléfono tiene una pequeña herramienta -una especie de alfiler con cabecera- para presionar un orificio con lo que la bandeja para la SIM y la SD sale del cuerpo del teléfono.

Moto Z Play

La tarjeta y la SIM se encajan en la bandeja, no solo se colocan en ella; es decir, si volteamos la bandeja estos dos elementos no caerían porque se encuentran sujetados por los bordes de la bandeja.

Una vez puestos los elementos encendemos el teléfono y esperamos. El Moto Z Play lanza la característica figura del androide y nos pide que seleccionemos el idioma. Algo importante es que en esta primera parte de inicio del celular tendremos que seleccionar dos elementos de seguridad: La huella digital y un PIN.

El Moto Z Play tiene en la parte inferior un botón que es en realidad un lector de huella digital con el cual podremos desbloquear la pantalla de bloqueo de forma más fácil y rápida que con un PIN o un patrón. Y por ello, una de las primeras acciones que nos pide el teléfono es ingresar la huella o huellas con las que vamos a desbloquear el teléfono. Para ello, el sistema nos pide que pasemos unas cuantas veces la huella o huellas que vamos a utilizar. Con ello queda registrada.

Sin embargo, también nos solicita un PIN (opcional) pues en caso de que el dispositivo se pierda o lo roben éste pedirá el PIN antes de iniciarse.

Moto Z Play

Luego de todo este proceso podemos comenzar a utilizar el aparato. Por supuesto, primero le hemos colocado la cubierta que viene con el teléfono. Ésta se encuentra hecha de nylon balístico y tiene una textura rugosa, que se agradece. Y decimos esto porque generalmente los teléfonos tienen una textura muy resbaladiza que, en ocasiones, puede jugarnos una mala pasada. Con la textura rugosa de la cubierta posterior es más difícil que el teléfono resbale, aunque se ensucia con mayor facilidad.

Sin duda uno de los primeros elementos que probamos al tener un dispositivo nuevo es la cámara. Y eso fue lo que hicimos.

Ya desde la configuración inicial nos ofrecía alguna información sobre la cámara. Por ejemplo, posee cualidades que sin duda son muy prácticas para los hombres de negocio. Basta colocar la cámara sobre una tarjeta de presentación para que ésta reconozca los datos que se encuentran en ella. Y lo hace muy bien. En nuestra experiencia pudimos ver como el teléfono reconocía con exactitud casi todos los campos de la tarjeta, no solo el nombre sino el cargo, la empresa, los teléfonos e incluso la dirección. Por supuesto, siempre es necesario un poco de edición, pero es mínima en comparación con las que se requiere en las aplicaciones que hemos probado anteriormente, y que se tienen que descargar de la tienda de aplicaciones. El Moto Z Play nos ahorra descargar esta aplicación, y también la de lectura de código de barras y de códigos QR.

La cámara ofrece las opciones de Modo profesional, movimiento lento, panorámica, video y la propia foto. Las tomas que realizamos nos dan cuenta de una cámara bastante robusta y práctica. Por ejemplo, para hacer el zoom solo basta con deslizar un dedo de abajo hacia arriba, y luego tomamos la foto.

Fuimos al centro para hacer unas tomas de día y de noche, y el resultado es muy satisfactorio cuando utilizamos la cámara. Quizás una cosa que se extrañe, sin embargo, es la falta de una galería para ver las fotos. El equipo usa directamente la aplicación Photos de Google. Luego de tomar una foto, no aparece tampoco un ícono en la foto recién tomada por lo que si deseamos verla tenemos que deslizar la pantalla de derecha a izquierda o ir a Photos.

Moto Z Play
Moto Z Play

El que el Moto Z Play tenga un módulo fotográfico -que, lamentablemente, no pudimos probar- podría hacernos pensar que la cámara tendría pocas funcionalidades, pero no. En realidad, al presionar el modo profesional aparecen una serie de parámetros que podemos establecer manualmente. Así, podemos cambiar el balance de blancos, el ISO y otros elementos.

Y, por supuesto, su cámara lenta (movimiento lento) es un agregado con el que uno puede disfrutar en la sección de videos.

El Mod

No cabe duda que la fortaleza de este teléfono es la posibilidad de agregar funcionalidades a través de los llamados Mods. Estos Mods son agregados que se hacen al teléfono retirando la cubierta posterior y adjuntando el Mod que uno desee.

El Mod que nos dieron a probar fue el del parlante, es decir, el JBL SoundBoost. Éste es básicamente un parlante que mejora la experiencia de audición de videos, música o cualquier archivo de sonido que reproduzcamos con el Moto Z Play.

Moto Z Play

Una de las cosas atractivas de este módulo es que se puede adjuntar al dispositivo 'en caliente', es decir, podemos estar escuchando música y retirar la cubierta posterior y adjuntar el SoundBoost sin necesidad de apagar el reproductor; es más, la canción no se interrumpe, solo escuchamos que repentinamente el sonido aumenta y mejora.

El SoundBoost viene con una patita posterior que permite que podamos colocar el teléfono de forma inclinada para, por ejemplo, ver un video de YouTube con la calidad mejorada que ofrece el parlante. El SoundBoost tiene una batería propia que cargada puede durar hasta 10 horas.

Finalmente

La experiencia con el teléfono ha sido muy satisfactoria, especialmente por la capacidad que tiene de mejorar sus funcionalidades con los diversos Mods que se pueden adquirir por separado. Probamos el Mod de parlante pero también hay otro de batería, de cámara fotográfica e incluso uno de proyector que es, sinceramente, muy atractivo para las reuniones en las que se quiere mostrar las fotos del último viaje, por ejemplo.

Algunas de las cosas que extrañamos en el uso diario son la galería de fotos, la radio y los audífonos. Así que no se asuste si al comprar este smartphone no los encuentra en la caja.