Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cinco estrategias para los proveedores de software (y sus clientes) en la era de la recesión

[17/08/2009] Poner freno a los piratas, simplificar las licencias, e impulsar los despidos y el outsourcing se encuentran entre las recomendaciones que Accenture Ltd. tiene para los proveedoresde software que luchan contra el actual estado de la economía.

La firma consultora global presentó hoy dos reportes que, aunque dirigidos a ejecutivos de los proveedores de software, pueden ofrecer una visión a sus clientes, tales como los CIO de las empresas.
Uno es un estudio de alto nivel de las principales tendencias de la industria del software, el otro un reporte más enfocado en las prioridades para los proveedores de software durante el mal momento económico.
Pekka Huttunen, ejecutivo senior de Accenture, a cargo de su negocio de software global, listó cinco estrategias para los proveedores de software:
1. Tomar medidas enérgicas contra la piratería
Uno de los clientes de Accenture encontró que estaba perdiendo mil millones de dólares al año en licencias por clientes que se encontraban incumpliendo con éstas. La oportunidad es grande, señaló Huttunen.
Por su puesto, la piratería, admite, usualmente no es intencional. En general, las licencias son consideradas demasiado complejas desde la perspectiva del cliente, señala. Los proveedores, mientras tanto, raramente les proporcionan a los clientes herramientas para ayudarlos a hacer un mejor seguimiento del uso de su software. En parte tienen la culpa, indicó.
La solución: Hazlo un ganar-ganar para el proveedor y el cliente, señaló. Distribuya entre los clientes herramientas gratuitas de rastreo y auditoría. Simplifique las licencias y recompense a los usuarios finales, potencialmente con descuentos, por usar esas herramientas y compartir información de uso con los proveedores. Es del mejor interés de ellos tener CIO que les guste esto, indicó, señalando que esto acorta el tiempo de negociación para que los clientes renueven.
2. Recorte gastos reduciendo personal
De acuerdo a Huttunen, históricamente, las firmas de software son menos agresivas en la eficiencia operativa que otras compañías. Pero en la nueva economía, hay oportunidades de outsourcing del back-office y los procesos no fundamentales.
Esto tiene sentido especialmente para el grupo selecto de compañías que en los pasados años han acelerado su ritmo de adquisiciones: Oracle, Microsoft, IBM y otras. Necesitan ver de nuevo la integración de sus adquisiciones y preguntar: ¿los hemos integrado lo suficientemente bien como para ser eficientes?, señaló.
3. No exagere apresurándose en adoptar la cloud computing o el  software como servicio
Aunque la crisis ha colocado más el interés en formas más económicas de hacer computación, señaló Huttunen, al mismo tiempo, trasladarse de software on-premise a software en la nube o como servicio va a ser una larga transición.
Algunos de estos sistemas legacy soportan grandes flujos de negocios. Es aún un riesgo trasladarse a un nuevo modelo, especialmente para una gran empresa, indicó. El salto es aún riesgoso. Y aún hay temas con respecto a la propiedad de los datos, privacidad de los datos, no tener el control de los activos fundamentales.
La mayoría de los proveedores de SaaS siguen siendo muy pequeños, que ofrecen soluciones únicas y especializadas que podrían traer más problemas que los necesarios, indicó.
4. Formalice su proceso de lanzamiento de productos
Huttunen señaló que la mayoría de los proveedoresde software no son buenos reteniendo el conocimiento institucional, y a las personas responsables del lanzamiento de un software.
Los proveedores pueden mejorar usando herramientas que ayuden a capturar ese conocimiento, y tomando los pasos necesarios para retener al personal más importante asociado a ese lanzamiento (gerentes de producto, márketing y canales) trasladándolos a otros productos.
Huttunen reconoció que industrializar el proceso es difícil, especialmente en firmas más pequeñas, pero también en firmas grandes que se encuentran enclaustradas en la glorificada cultura de la empresa nueva que no retiene a nadie de Silicon Valley. La idea es permitir que las personas sean creativas en áreas que importen, pero tomar los pasos necesarios, de todas formas, señaló.
5. Apelar a nuevas formas de desarrollar software
Huttunen llamó al código abierto una de las formas más interesantes de personalizar el desarrollo de software. Todos los proveedores deberían fijarse en él.
El código abierto es un subconjunto de algo que Huttunen llama crowd computing, que significa apelar al expertise de una comunidad o de expertos externos, quienes esencialmente proporcionan recursos de desarrollo y soporte en forma económica.
Eric Lai, Computerworld (US)