Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

A pesar de la 5G, la LTE será aún más grande en cinco años

En el 2022, LTE será más rápido y más gente lo utilizará, afirma ABI Research.

[17/03/2017] En el 2022, incluso después de que oficialmente se haya lanzado la 5G, la 4G será más grande que nunca.

Un informe de ABI Research publicado el lunes refuerza lo que los operadores móviles y los creadores de redes han estado diciendo sobre el paso a la 5G: será una transición gradual, no un reemplazo al por mayor. En la próxima década o más, la LTE permanecerá en uso y ofrecerá algunos de los mismos beneficios que la 5G. En algunos casos, puede ser difícil notar la diferencia.

La LTE ahora lleva cerca del 67% de todo el tráfico móvil, afirma ABI. Para el 2022, dos años después de que se espera que la 5G sea comercialmente disponible, tendrá una participación aún mayor, de 82%, afirmó Nick Marshall, analista de ABI, en un comunicado de prensa sobre el informe. Sólo el 13% del tráfico estará en la 5G.

Las redes LTE que llevarán esa carga en el 2022 no serán las mismas que se usan ahora. Las operadoras ya están haciendo mucho para aumentar la velocidad de la tecnología. Sprint, AT&T, Telstra de Australia y otros proveedores de servicios alrededor del mundo están desarrollando o entregando LTE con velocidad gigabit a través de una combinación de técnicas, como el uso de varias bandas de frecuencia a la vez. ABI espera que más de 15 operadores tengan gigabit LTE a finales de este año. Los fabricantes de chips de dispositivos móviles se están uniendo.

Las personas en las zonas rurales podrían utilizar LTE durante mucho tiempo en el futuro, porque muchos de los avances de la 5G se centran en las señales de ondas milimétricas que no pueden viajar tan lejos como las frecuencias que LTE utiliza. Las operadoras usarán la 5G en zonas urbanas y suburbanas densas, y eventualmente pueblos rurales, mientras que al mismo tiempo se mantienen a las áreas poco pobladas en la 4G, afirmó Gordon Mansfield, vicepresidente de RAN y diseño de dispositivos de AT&T.

Los usuarios que viajan de la ciudad al campo podrán disfrutar más o menos del mismo desempeño en ambos lugares, gracias a los avances en la LTE y al hecho de que las redes se encuentran menos ocupadas en las zonas rurales, afirmó. Las operadoras podrán mejorar no sólo la velocidad sino también la latencia de la LTE.

"La red que tengo ahora, a través de software y pequeñas mejoras, sigue consiguiendo capacidades cada vez más grandes que en realidad cumplen con los criterios de la 5G", afirmó Mansfield en una entrevista en el Mobile World Congress a principios de este mes.

La transición de 4G a 5G no será la misma como el paso de 3G a LTE en la primera parte de esta década. En lugar de redes separadas en donde las llamadas son entregadas de una a otra en la medida en que la cobertura lo permita, la LTE y la 5G serán distintas partes de la misma red, en donde la red más antigua maneja cosas como gestión de la movilidad durante algún tiempo, afirmó Mansfield.

Mientras tanto, las redes LTE seguirá ampliando su alcance en algunas partes del mundo. Dicho todo esto, los aproximadamente 2 mil millones de personas con suscripciones LTE de hoy crecerá a más de 4 mil millones para 2022, afirma ABI.