Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Micron entregaría un competidor de Optane de Intel este año

[02/04/2017] El impresionante nuevo SSD Optane de alta capacidad es genial, pero las unidades de otros proveedores de almacenamiento basadas en la tecnología 3D Xpoint podrían llegar este año.

Micron comenzará a enviar su tecnología de memoria 3D Xpoint -marca QuantX- este año, lo cual chocará con los SSD ofrecidos por los fabricantes de almacenamiento. La compañía hizo ese anuncio durante un informe de ganancias el viernes.

Intel y Micron desarrollaron conjuntamente 3D Xpoint. Intel afirma que Optane es significativamente más rápido, y podría reemplazar a los SSD convencionales y a la DRAM en los próximos años.

Pero a diferencia de Intel, Micron no se encuentra interesada en fabricar su propio almacenamiento tipo Optane. La compañía está licenciando su tecnología 3D Xpoint 3D a otros fabricantes de almacenamiento. QuantX de Micron también estará disponible en la forma de memoria tipo DDR, ha señalado la compañía.

Aún no se sabe qué fabricantes de almacenamiento ofrecerán los SSD basados en QuantX. Micron no respondió a las solicitudes de comentarios.

Pero los SSD estarán dirigidos a empresas, de forma muy similar al primer SSD de gran capacidad llamado Optane DC P4800X SSD, que comenzó a entregarse la semana pasada. Este SSD de 375GB tiene un precio de 1.520 dólares.

Las evaluaciones comparativas internas demostraron que el SSD Optane es hasta ocho veces más rápido en las lecturas y escrituras aleatorias que los SSD convencionales. Intel inicialmente había promocionado la tecnología 3D Xpoint como mil veces más rápida que el NAND flash convencional, pero la compañía luego aclaró que eso se aplica solo a nivel celular, no a los medios SSD como Optane.

Micron ha afirmado que los SSDs basados en QuantX tendrían capacidades de hasta 1,4TB. Estas unidades se conectarían en ranuras PCI-Express 3.0/NVMe.

Las instalaciones de QuantX podrían verse diferentes a las del Optane de Intel. Micron se está alineando con las tecnologías de rendimiento emergentes como Gen-Z, que podría hacer que QuantX pase de x86 a los servidores ARM. El almacenamiento y memoria QuantX también tendrían sus propios controladores y estar cerca de la CPU para lograr una rápida transferencia de los datos, reduciendo así los cuellos de botella potenciales.