Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

La Ciudad Digital será el núcleo del progreso y el desarrollo de América Latina

Por: Manuel Moreno, gerente regional de Márketing para Banda Ancha Inalámbrica de Motorola

[19/08/2009] En un mundo conectado a nivel global y caracterizado por el vertiginoso avance de las tecnologías, desde hace un tiempo se habla sobre diversos proyectos de digitalización de ciudades en América Latina. No obstante, gran parte de los ciudadanos aún no sabe cuáles son las características y beneficios que ofrece el hecho de vivir en una ciudad digital.

Cuando se analiza el tema de las prioridades de inversión en los países en desarrollo, siempre aparecen en los primeros lugares, por obvias razones, temas relacionados a la reducción de la pobreza y la mejora de los sistemas de salud y educación. Sin embargo, no se tiene en cuenta que la digitalización de una ciudad ayuda notablemente a mejorar la calidad de vida de los habitantes de nuestra región. En los días que transcurren, la tecnología inalámbrica de banda ancha, por su fácil instalación y sus bajos costos de implementación, es la herramienta más idónea para lograr la digitalización de las ciudades. Y esto significa, entre otras cosas, disminuir la proclamada brecha digital y avanzar en democratización al acceso de la información y nuevas tecnologías.
Contar con las innovaciones tecnológicas permite no solo disponer de conexión a Internet, sino sacarle el máximo provecho, haciendo posible acceder a numerosas fuentes de información en el mundo, interconectar escuelas, universidades y bibliotecas -logrando la educación a distancia-, mejorar la comunicación interactiva y operar por la red para llevar a cabo múltiples acciones -como comprar, vender, pagar, hacer transferencias, realizar reservas- dando lugar a un mayor grado de interrelación entre personas, empresas e instituciones, agilizando los procesos, disminuyendo gastos de insumos y dificultando posibles casos de fraude.
Por otro lado, con una red inalámbrica se puede lograr mejorar el sistema de salud de cualquier comunidad. Se podrán realizar interconsultas, diagnósticos a distancia y transferir historias clínicas digitales, entre otras cosas. Además, por medio de un mecanismo de tránsito inteligente que permite coordinar los semáforos, las ambulancias provistas con GPS pueden llegar a los hospitales a tiempo, y tener acceso a la historia clínica de los pacientes de manera en línea para estar previstos en el momento de arribo.
Otro problema que nos aqueja a los latinoamericanos son los altos niveles de inseguridad de nuestras ciudades, y una vez más la tecnología es un gran aliado frente a ella. Los sistemas de video vigilancia, montados sobre redes inalámbricas, cuentan con cámaras móviles o fijas dispuestas en lugares estratégicos de la ciudad y sus imágenes son monitoreadas desde una central a distancia. A su vez, patrulleros y agentes equipados con sistemas de radiocomunicaciones permanecen en comunicación permanente, estableciendo planes de seguridad integrales, que contemplan tanto a las fuerzas de seguridad como a bomberos, policías y otros organismos públicos, para afrontar situaciones de crisis y catástrofes naturales.
En fin, en pocos años la digitalización de las comunidades será un servicio imprescindible que los gobiernos tendrán que brindar a sus habitantes transformando a sus ciudades en tecnópolis que puedan afrontar los desafíos actuales y ofrecer un amplio abanico de beneficios a sus pobladores.
CIO, Perú