Llegamos a ustedes gracias a:



Primer contacto

La realidad virtual peruana

El nacimiento de VEX

[12/04/2017] Hace poco más de dos años Alberto Pacheco y Cristias Rosas decidieron que era el momento de hacer realidad su proyecto: Crear una compañía peruana de realidad virtual. Fueron a una incubadora, pero ésta no aceptó la idea. Quizás no era el momento propicio, pues la VR aún no terminaba de despegar en el país, el tema era incipiente.

No se desanimaron. Durante los años siguientes se dedicaron a crear una red de proveedores con el fin de abaratar al máximo los costos para la creación local de un visor de realidad virtual. Y fue tiempo bien invertido. A principios de este año (2017) una empresa les pidió 25 mil visores para una campaña de marketing en las playas, lo que les dio un espaldarazo con el cual se han animado a comercializar el visor masivamente y comenzar a crear una nueva versión de él.

Pacheco y Rosas ahora ya no solo piensan en grande, ya están trabajando en grande para expandir su marca, VEX, y posicionarla como la marca de la realidad virtual peruana. Con ellos conversamos un momento sobre lo que ha significado el desarrollo de su marca y de sus negocios.

Cristias Rosas y Alberto Pacheco, creadores de la marca VEX.
¿Ustedes están desarrollando su propio diseño?

Rosas: Tenemos tanto una adaptación como un diseño propio.

Pacheco: Tenemos dos versiones. La 2.1 que se hizo de manera masiva para Sodimac y una nueva que es la 3.0.

¿Entonces ya lo han comercializado?

Pacheco: Claro, nosotros hemos provisto todos los visores para la campaña de VR más grande del Perú que fue la de Sodimac. Ellos nos pidieron 25 mil visores. La empresa SAP también es nuestro cliente, le hemos hecho 400 visores y además con ellos hemos realizado cobertura de eventos en realidad virtual.

En realidad, la empresa ya existe [desde mediados del año pasado], lo que va a ser nuevo es que salimos al mercado con marca propia. Nosotros los que hacemos son visores personalizados de acuerdo a lo que el cliente quiere. Tenemos uno nuevo que es el 3.0, pero es el 2.1 -que se hizo masivamente para Sodimac- es el que vamos a comercializar en principio, luego comercializaremos el 3.0.

El 3.0 está basado en la tecnología Google Cardboard 2, pero el Cardboard 2 tiene un diseño de botón. Nosotros reemplazamos la estructura misma del visor e hicimos algunos cambios en tamaños y dimensiones, además de eliminar toda la tecnología del botón, porque los materiales eran sencillamente muy caros de conseguir en Perú. Lo que hicimos fue cambiar el botón por una interacción directa con el panel táctil, es decir, poner el dedo sobre la pantalla.

Esto, además, permite que la interacción vaya más allá de un mero clic. Para el tipo de productos que queremos desarrollar, permite una interacción en la que el dedo se pueda mantener presionando la pantalla, algo que va a ser una funcionalidad necesaria, no ahora pero sí en el tipo de contenido que estamos pensando y que sería general en el mundo.

¿Cuándo se hizo la campaña de Sodimac?

Pacheco: Se hizo entre febrero y marzo.

Rosas: Iniciamos el contacto con ellos a partir de diciembre [del 2016], tuvimos un mes de producción y fueron cinco fines de semana de activaciones en los peajes de la Panamericana Sur, que es el video que ellos realizaron de la carretera Sodimac en donde aparecían muebles y productos similares. El video ha tenido rotación en redes sociales y nosotros fuimos los proveedores de los visores para ellos. Ha sido la campaña de VR más grande del Perú hasta el momento.

¿Y ustedes se encargan también de la aplicación?

Pacheco: Nosotros hacemos contenido, aplicaciones y visores. Eso nos distingue de cualquier competidor mundial. Yo te propongo que busques proveedores de visores, y verás que ellos no hacen software, y los proveedores de software, no hacen visores.

Nosotros decidimos lanzarnos por ambos lados. El mercado peruano no es un mercado caro y ahora estamos disfrutando las consecuencias de haber invertido dos años de trabajo en armar las redes correctas, de otra manera sería carísimo importar todo, ya no sería rentable. Hemos conseguido establecer redes que nos permiten reducir mucho el costo de producción aquí en Perú y, por ende, poder vender de manera masiva a costos muy accesibles.

Rosas: Hay competidores en el mercado local, pero la gente importa de China, lo cual es un problema porque si tienes que traer mil de estas cajas, aunque parezca poco y de poco peso, terminas sumando muchos metros cúbicos.

Pacheco: Si para la campaña de Sodimac -que eran de 25 mil visores- se hubieran traído de China, hubiera pesado seis toneladas y media y hubiera ocupado 250 metros cúbicos de almacenamiento.

Rosas: Y tratar de personalizar con alguien que habla otro idioma y se encuentra a 10 horas de diferencia, es problemático. Ese es el tema con China.

¿Se puede usar con cualquier smartphone?

Pacheco: Depende de que el smartphone tenga giroscopio. Y en este momento en el mercado casi todos los modelos de alta gama tienen giroscopio, y buena parte de los modelos de gama media también.

Nosotros estamos trabajando en dos prototipos más y uno de ellos tiene un tamaño un poco más amplio, pero este tamaño y el del 2.1 son estándar.

Nosotros a finales de este mes estamos lanzando nuestro propio demo y también videojuegos.

Su versión 3.0 es la versión más reciente pero aún no se comercializa.

Pacheco: Se comercializa personalizada para empresas, pero con la que vamos a salir al mercado, la masiva y la que más vamos a promocionar es la 2.1, que es la misma versión que la que se usó con Sodimac. Físicamente es bastante parecida y es un poco más liviana. Ésta (la 3.0) también se va a comercializar, pero nuestra punta de lanza va a ser la 2.1 cuyo precio va a ser bastante accesible: 17.80 soles, que por el tipo de artefacto es bastante asequible.

¿Va a salir con software?

Pacheco: Vamos a presentar nuestro piloto a finales de este mes. La venta masiva debe empezar la próxima semana. A finales de la próxima semana ya debemos estar iniciando el tema de venta desde la plataforma online y algún punto de venta físico, y hacia finales de mes vamos a presentar el piloto propio.

En este momento hemos decidido comenzar con el lanzamiento primero del producto y luego del aplicativo con una diferencia de dos semanas, porque queremos que el aplicativo tenga su propio protagonismo cuando salga. Además, ya hay una demanda por parte de las personas, ya existe público interesado en los visores. Entonces, el tema del aplicativo queremos dejarlo como un tema autónomo.

El canal principal va a ser la venta online y un canal propio de venta que está por definir en qué mall va a ser, tenemos dos malls posibles.

¿Qué otros contenidos han realizado?

Rosas: En 360 hemos cubierto un evento para la empresa SAP que se realizó en el Hotel Country Club hace poco, con todo el equipo de trabajo que tenemos. Además, los visores de SAP que se repartieron fue un trabajo nuestro.

Pacheco: Fuera de eso estamos trabajando producciones de temas de turismo, sobre todo en la ciudad de Lima. Estamos haciendo registros de la ciudad con el equipo que tenemos de distintas zonas, captarlas en 360. También estamos trabajando en un cortometraje que es el proyecto de este año.

La idea es en el 2017 lanzar un cortometraje peruano en realidad virtual, donde el espectador pueda recorrer espacios y pueda elegir en un menú lo que quiere escuchar de la historia.

También junto con el piloto van dos videojuegos, uno a manera de piloto, de demo. Y el otro si lo vamos a lanzar completo. Son de dinámica muy simple, un shooter y un vuelo de obstáculos.

¿Quieren agregar algo?

Rosas: Queremos seguir posicionándonos en la creación de contenidos. Los visores tienen un gran futuro y lo tenemos masterizado, pero lo que está virgen es el contenido. Alberto hablaba de un cortometraje en 360, y eso requiere de todo un estudio de cómo se configura la producción audiovisual en 360, versus la producción clásica que tiene una cámara que capta imágenes en un cierto ángulo y todo lo demás queda oculto.

En 360 ¿dónde escondes al equipo de grabación? Por otra parte, ¿cómo cambia la experiencia del espectador? ¿Qué elige ver el espectador entre las acciones que se están desarrollando? Entonces no va a ser necesariamente lo que el director quiere que veas sino lo que el espectador va a seleccionar ver.

Pacheco: Lo que nos interesa es educar al público, y no solo al masivo sino también el empresarial, el cual muchas veces es temeroso de apostar por nuevas tecnologías o receloso de realizar grandes inversiones en temas de este tipo.

La verdad es que la realidad virtual no solo se presenta como un nuevo juguete o forma de entretenimiento, sino que también se puede hacer manejo de datos a través de realidad virtual inmersiva, en capacitaciones se pueden ahorrar muchos costos, o en los recorridos por plantas o planos de motores, y una serie de usos que pueden ser netamente empresariales y que están muy alejados de la idea que se tienen de esta tecnología como entretenimiento.