Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Es tiempo de encarar la fea realidad del reconocimiento facial

Por: Mike Elgan, Columnista de Computerworld

[28/04/2017] Una mentira afectó a Facebook recientemente. Hubo noticias falsas sobre una aplicación falsa llamada Facezam, donde se afirmaba que la aplicación podía rastrear a cualquiera simplemente escaneando sus fotos de Facebook.

Miles o millones de usuarios de Facebook cayeron en este engaño y se asustaron (la agencia de marketing A U.K. creó la farsa como un truco publicitario).

La reacción pública ilustra lo confundida que están las personas respecto al reconocimiento facial. De hecho, todo lo que se dijo que Facezam era capaz de hacer, ya es logrado fácilmente con algunas aplicaciones y sitios reales.

Es comprensible que el público esté confundido respecto a los riesgos de privacidad y seguridad de los sistemas biométricos. Todos saben que los rasgos biológicos pueden ser utilizados para identificar personas. La policía ha utilizado huellas digitales por décadas, por ejemplo.

La tecnología ha permitido un número grande de nuevos sistemas biométricos de identificación que utilizan huellas digitales, escaneo de iris, escaneo de venas de muñeca, reconocimiento de voz y reconocimiento facial. Sin embargo, cuando se trata de la invasión potencial de la privacidad, esta variedad de enfoques difiere entre sí.

El reconocimiento facial es 100 veces más peligroso que todos los otros sistemas

Si está preocupado por una violación biométrica de la privacidad, su preocupación debería centrarse principalmente en el reconocimiento facial.

Existe bastante confusión en el ámbito público, así que seré extremadamente claro.

Todos los sistemas biométricos involucran la captura de datos biométricos, el ingreso de esos datos a una base de datos, después la captura de nuevos datos para que éstos sean comparados con la base de datos en busca de un equivalente. Todos funcionan bien para identificar individuos utilizando el análisis computarizado de muchas partes de sus cuerpos.

La mayoría de formas de los datos biométricos son difíciles de capturar. Por ejemplo, un permiso o conocimiento explícito usualmente es necesario para capturar la huella digital, el iris, la vena y otros datos biométricos. Por ejemplo, es posible que sus irises o venas no hayan sido escaneadas nunca.

El reconocimiento facial no requiere permiso o conocimiento. Cualquier fotografía puede servir.

Usted ya ha sido fotografiado cientos de miles de veces. Y con las cámaras de seguridad, está siendo fotografiado regularmente. Cada vez que utiliza un cajero automático, por ejemplo, le están tomando una foto, y esa foto es asociada a la base de datos del banco junto con su nombre y su número de cuenta bancaria.

Las fotografías pueden ser tomadas desde una distancia sin el conocimiento o permiso de la persona que está siendo fotografiada.

Otros datos biométricos son privados o más difíciles de obtener sin su conocimiento o permiso. Por ejemplo, si alguna vez le han tomado sus huellas digitales para un pasaporte o para la policía, usted ha dado permiso y esas agencias van a mantener la información dentro de sus instituciones. Si yo le otorgara las huellas digitales de alguien más, no podría utilizar esa información a no ser que sea un policía y tuviese acceso a la base de datos.

Las fotos, por otro lado, están disponibles al público para que cualquiera acceda a ellas. Las redes sociales, los sitios públicos de fotos y otros ganan millones con los datos biométricos (sus fotos) disponibles para cualquier persona del mundo que tenga conexión a Internet.

Las fotos de rostros son fáciles de conectar a los nombres. Una vez que tiene el nombre de alguien, usualmente puede encontrar la dirección de su hogar, una lista de parientes, sus números de teléfono y otra información.

El sitio ruso de reconocimiento facial, FindFace, es una herramienta perfecta para acosadores. También es de utilidad para descubrir que otras personas en Twitter están utilizando su foto de perfil.
reconocimiento facial

Esto es lo que la Facezam, la aplicación falsa, decía ser capaz de lograr. Pero le enseñaré cómo hacerlo sin Facezam. Toma menos de tres minutos y no cuesta nada encontrar la dirección domiciliaria basándose únicamente en una foto.

Aquí está cómo hacerlo:

  1. Cargue una foto de la cara de alguien a FindFace, un sitio ruso de reconocimiento facial.
  2. FindFace le dará el resultado de búsqueda con varias cuentas de Twitter. Encuentre la cuenta correcta, y le dirá el nombre de la persona.
  3. Copie y pegue el nombre en un sitio llamado Family Tree Now. Eso probablemente le dará la dirección del hogar de esa persona, los miembros de su familia, su edad y otra información.

Ahora podría tener una identificación 100% acertada de una persona, que puede utilizarse para averiguar casi todo sobre ellos por medio de búsquedas en registros del gobierno, antecedentes criminales y otros.

Por supuesto, este sistema no es perfecto. Este truco podría funcionar en menos del 50% de los casos por diferentes razones. (Algunas personas no tienen cuentas en Twitter, por ejemplo, o no utilizan sus fotos o nombres reales en Twitter. Y Family Tree Now podría darle muchas personas con el mismo nombre).

Pero si prueba este sistema con bastantes fotos de la misma persona, o para muchas personas, algunas de estas podrían funcionar.

Podría pensar que la solución sería borrar u oscurecer su cuenta de Twitter. Y debido a lo que acabo de contarle, hacer eso sería algo razonable.

Pero le enseñé este método solo para hacerle entender la realidad del reconocimiento facial de una manera primitiva. FindFace representa un riesgo relativamente menor en comparación con lo que vendrá en un futuro cercano.

Su rostro en fotos

Otro ejemplo sencillo es Google Photos. Solo haga clic aquí; ésta es la vista de "personas de Google Photos. Muestra cómo Google aplica el reconocimiento facial en todas sus fotos, y fotos grupales de personas reunidas. Dando un clic en cualquier rostro, verá todas las fotos de esa persona.

El hecho más sorprendente sobre Google Photos es que cualquiera puede añadir un nombre a cada colección de fotos.

Eso significa que cualquier persona que conozca y que utilice Google Photos puede etiquetar esa galería de fotos con su nombre, otorgándole su identidad a la base de datos masiva de Google. (Como alguien con una familia orientada a la tecnología y que es activo en Google+, podría suponer que cientos de personas han conectado mi rostro a mi nombre en el sistema de Google).

Solo para aclarar las cosas, no se trata de etiquetar fotos específicas suyas. Se trata de informarle a la inteligencia artificial de Google que cualquier foto o todas las fotos suyas son usted, así que fotos adicionales también harán que su nombre sea asociado a ellas.

Lo mismo ocurre en Facebook. Los usuarios etiquetan selfies y otras fotos, y etiquetan a sus familias y amigos. Esto le informa a la inteligencia artificial de Facebook, líder en la industria, quién es quién. Usted notará que, cuando carga una foto suya, Facebook usualmente sabe que se trata de usted.

Una vez más, estos son solo ejemplos disponibles que son instantáneamente accesibles.

La verdad es que su rostro está siendo fotografiado constantemente para las bases de datos de reconocimiento facial, y su rostro será cada vez más utilizado para la identificación clandestina que no cuenta con su conocimiento o consentimiento.

De pronto el reconocimiento facial está en todos lados

Abundan los rumores de que las líneas más vendidas de smartphones pronto contarán con funciones de reconocimiento facial como su medida primaria de seguridad.

Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8+ incluyen reconocimiento facial como parte de sus sistemas de seguridad. El reconocimiento facial se utilizará para desbloquear los teléfonos.

Los rumores sugieren que el nuevo iPhone 8 de Apple también contará con reconocimiento facial. Este resultado es poco probable, pero Apple sí cuenta con múltiples patentes para la tecnología de reconocimiento facial, incluyendo patentes específicas para el uso de reconocimiento facial para desbloquear un iPhone.

Una nueva compañía llamada Blue Line Technology ofrece reconocimiento facial para seguridad en las tiendas, y la tecnología ya está siendo probada en muchas tiendas de Missouri, donde la nueva compañía está localizada. Funciona mediante la aplicación de reconocimiento facial para todas las personas que se dirigen hacia la puerta principal. Si alguien está utilizando una máscara, o si alguna persona es reconocida por la base de datos como alguien que ha robado en la tienda anteriormente, las puertas no se abrirán.

Los aeropuertos de Japón, Francia, Canadá, Australia y otros se encuentran desplegando cada vez más sistemas de reconocimiento facial. La mayoría de programas actuales esperan procesar a todos los pasajeros en arcos de seguridad dentro de los próximos años.

En China y en la India, Uber utiliza reconocimiento facial en tiempo real. Los conductores deben escanear sus rostros antes de aceptar cualquier asignación para verificar que no son impostores o criminales que puedan poner en peligro a los pasajeros que solicitaron el servicio.

Los cruceros también están adoptando la tecnología de reconocimiento facial; permite que los pasajeros hagan compras sin cargar con sus tarjetas de crédito.

Y los estados de Estados Unidos cada vez están utilizando más el reconocimiento facial para las licencias de conducir y las identificaciones. Una consecuencia innegable será que, cuando un sospechoso diga que no cuenta con una identificación, no se necesite más que tomar una foto inmediata de su rostro.

En resumen, el reconocimiento facial va a ser masivo. El público está siendo conducido por un camino en donde todos aceptarán el escaneo de reconocimiento facial como parte de sus vidas cotidianas.

Puede burlar el reconocimiento facial (pero probablemente no lo hará)

Un personaje en la serie televisa llamada Minority Report utiliza tatuajes en su rostro, diseñados para engañar al reconocimiento facial.

¿Así será nuestro futuro realmente?

Está emergiendo una industria de productos diseñados para protegerse del reconocimiento facial. Estos productos ilustran lo poco probable que es la protección.

El diseñador Adam Harvey ha creado una tela con un diseño pensado para producir falsas identificaciones en sistemas de reconocimiento facial.
Reconocimiento facial

Por ejemplo, un diseñador llamado Adam Harvey inventó una tela que supuestamente engaña a las computadoras de reconocimiento facial, haciendo que éstas crean que el material textil está cubierto de rostros. Conforme el sistema intenta reconocer a todos los rostros en el diseño de la tela, el puntaje de confiabilidad para reconocer los rostros en las bases de datos debería bajar.

Harvey también ha explorado cortes de cabello y maquillaje que podrían engañar a la tecnología de reconocimiento facial.

Una campaña de lanzamiento para un producto llamado eko Glasses está diseñado para interrumpir el reconocimiento facial. Los marcos reflejan tanto la luz visible como la luz infrarroja con alta intensidad, creando una luz brillante en el medio de su rostro para confundir a la inteligencia artificial de reconocimiento facial.

Estas medidas, aunque sean provocativas, no son defensas prácticas para enfrentar el escaneo facial generalizado.

Aún puede negarse al escaneo facial siempre que se le dé la opción -por ejemplo, cuando esté viajando u obteniendo su licencia de conducir. Puede borrar sus redes sociales y cuentas para compartir fotos. Y puede evitar utilizar las funciones y aplicaciones de reconocimiento facial en su teléfono.

Más allá de eso, existe poco que pueda hacer para protegerse de la amenaza creciente a la privacidad que trae la tecnología de reconocimiento facial.