Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

12 consejos para limitar el uso de datos en Android

[05/05/2017] En tiempos en los que muchos de los negocios se realizan sobre la marcha usando smartphones, se ha vuelto importante ser consciente de cuántos datos está usando. Ya sea que esté usando su teléfono o uno contratado por su empresa, los datos móviles cuestan -y si no optimiza su teléfono para manejarlo de manera inteligente está tirando sus soles por el retrete.

Ya sea que tenga un plan con un límite mensual de datos o una configuración en la que le facturen los datos que utiliza, básicamente está pagando por toda la información virtual que transmite a través de la red de su operados. En el primer caso, la reducción de uso de datos podría permitirle pasar a un nivel de servicio más barato. En el segundo, cada megabyte que ahorra disminuirá, directamente, su factura mensual.

La buena noticia es que puede reducir drásticamente el uso de datos móviles de su teléfono sin un gran impacto en su experiencia diaria.

Aquí les damos doce pasos que puede segur para monitorear sus datos y disminuir el efecto, ya sea en su presupuesto o en la de su empresa. (Nota: se le informará cuáles son los consejos específicos de una versión particular de Android).

1. Diagnostique su uso de datos

Tiene que entender el problema antes de poder arreglarlo -así que comience dirigiéndose a los ajustes de su sistema y buscando la opción llamada "Uso de datos"; selecciónela y luego vaya a "Uso de datos celulares" que aparece en la siguiente pantalla.

Tiene que entender el problema antes de poder arreglarlo.

Esta acción hará que aparezca un resumen detallado de las aplicaciones que consumieron sus datos móviles durante el ciclo más reciente de 30 días (y si quiere más contexto, puede mirar los ciclos previos tocando las fecha en la parte superior de la pantalla y seleccionando un rango anterior). Muchos de los principales culpables serán, probablemente, los programas de redes y medios sociales, los navegadores web y las aplicaciones que involucran la transmisión de audio o video. Entraremos en los detalles de tratar con estos en un momento.

Si ve algo más que sea responsable de más de unos cuantos megabytes de datos móviles, selecciónelo y échele un vistazo. Eso le dará un análisis de la cantidad del uso de datos de la aplicación que estaba en primer plano -en otras palabras, el resultado de algo que hizo activamente con la pantalla prendida-, y la cantidad que estaba en segundo plano u operando sin su participación activa.

Tenga todo esto en mente a medida que nos movemos a través de los siguientes pasos.

2. Luche contra el goteo de fondo innecesario

Ahora que conoce lo que se está comiendo sus datos móviles, es momento de comenzar a abordarlo.

Empezaremos por buscar y limitar las instancias específicas de uso de datos de fondo innecesarios. Las aplicaciones sociales de noticias tienden a estar entre las peores en este aspecto, ya que a menudo se registran en intervalos regulares a lo largo del día para introducir las nuevas actualizaciones. Puede deshabilitar ese comportamiento -y en la mayoría de los casos, probablemente no note una desventaja al hacerlo.

Una por una, abra cada aplicación social o de noticias en su teléfono, y busque las oportunidades de ahorro de datos en sus configuraciones. En las aplicaciones de Twitter y Android, por ejemplo, encontrará una sección llamada "Uso de datos"; selecciónela y desmarque la casilla que se encuentra junto a "Sincronizar datos" para hacer que la aplicación se actualice solo cuando la esté usando activamente. (Esto no afectará su habilidad para obtener notificaciones, ya que estas se controlan por separado en la sección de "Notificaciones" de la configuración).

Mientras tanto, en una aplicación de noticias como Flipboard hay una opción llamada "Reducir uso de datos" que está configurada como "Uso completo" por defectos. Cámbiela a "A pedido" o "No utilice datos móviles" -porque ¿para qué hacer que la aplicación le mande nuevas historias cuando ni siquiera está mirando?

Finalmente, si tiene una aplicación que se presentó como gran consumidora de datos de fondo en nuestro primer paso, pero que no tiene ninguna manera obvia de controlar su uso de datos dentro de sus configuraciones -como Facebook, por ejemplo, que es un gran tragón de datos, pero ya no permite que el usuario deshabilite la actividad de fondo- tome el control en el nivel del sistema: vaya a la sección de "Aplicaciones" de la configuración de su sistema y seleccione la aplicación correspondiente, entre a "Uso de datos" y desactive la opción junto a "Datos de fondo". Esto evitará que la aplicación use datos de fondo a menos que esté conectado al Wi-Fi.

(Asegúrese de usar sentido común. Si deshabilita los datos de fondo de algo, como una aplicación de mensajería, ésta no será capaz de recibir mensajes durante el día cuando esté fuera y, probablemente, eso no sea algo que quiera. Incluso con una aplicación como Facebook, deshabilitar los datos de fondo significa que no será capaz de recibir nuevas notificaciones de actividad a menos que la aplicación esté activamente abierta. Asegúrese de realizar adecuadamente esos balances).

3. Detenga la locura de reproducción automática

Los videos están dentro de los consumidores de datos más voraces -y muchas aplicaciones tienen el mal hábito de reproducirlos cuando el usuario ni siquiera está prestando atención.

Las aplicaciones de redes y medios sociales, por ejemplo, adoran reproducir videos de manera automática a medida que navega a través de su página de inicio. Sin embargo, puede cambiarlo.

En las aplicaciones de Facebook (izquierda) y Twitter (derecha) de Android, encontrará las opciones para restringir la reproducción automática.
Consumo datos móviles

En la aplicación de Android de Facebook y Twitter, si abre el menú principal y mira hacia abajo buscando la opción "Configuración de la Aplicación ", encontrará una opción para restringir cuándo se permite a los medios reproducir automáticamente. En Twitter, encontrará una opción similar en la sección de configuración de la aplicación -y también encontrará opciones de ahorro de datos para deshabilitar las vistas previas en su línea de tiempo y evitar videos de alta calidad cuando se encuentre en una red móvil.

Instagram, Snapchat y otras aplicaciones de medios y redes sociales tienen ajustes para lograr los mismos propósitos. Búsquelos y deje de permitir que sus datos sean tirados a la basura.

4. Comprima su experiencia web móvil

El siguiente paso es una solución fácil: hacer de su navegador algo menos que un recolector de datos. El navegador Chrome Android de Google tiene una opción llamada Ahorro de Datos que recorre las páginas a través de los servidores de Google para que lleguen a usted comprimidas. Esto puede ahorrar una gran cantidad de datos y, hacer que su navegación o búsqueda sea más rápida.

El navegador Chrome Android de Google tiene una opción llamada Ahorro de Datos que recorre las páginas a través de los servidores de Google para que lleguen a usted comprimidas.
Consumo datos móviles

Para probarlo, vaya a la configuración de Chrome y busque la opción llamada "Ahorro de Datos"; selecciónela y luego asegúrese que esté activado.

Si quiere más herramientas de ahorro de datos pruebe Opera u Opera Mini. Ambos navegadores ofrecen sus propias formas de compresión de páginas remota junto con opciones para comprimir videos en la web y restringir los archivos para que sean descargados únicamente cuando esté conectado al Wi-Fi.

5. Optimice sus aplicaciones de música

¿Tiene Google Play Music?Vaya a los ajustes de la aplicación y busque la opción llamada "Calidad en la red móvil". Intente configurarla en "Bajo" o "Normal", y luego vea si es que la calidad del audio más amigable con los datos es lo suficientemente bueno para sus oídos.

Mientras esté en los ajustes, tómese un momento para confirmar que la opción para "Descargar solo con Wi-Fi" esté activada -y piense cuidadosamente en la opción de "Almacenar música durante el streaming". Eso hará que la aplicación descargue todas las canciones mientras las transmite, lo que significa que la canción será, luego, almacenada de manera local y no necesitará ningún dato adicional si la escucha nuevamente en el futuro.

Si tiende a escuchar las mismas canciones una y otra vez, es recomendable activar esa opción. Si es que no escucha las mismas canciones de manera frecuente, probablemente sería mejor dejarla desactivada para que no utilice innecesariamente los datos necesarios para descargar (especialmente si está usando una de las configuraciones de streaming móvil de menos calidad).

Play Music no es la única aplicación de audio con este tipo de opciones. Spotify, Pandora y la mayor parte de otros servicios de música y podcast tienen controles similares. Asegúrese de revisar la configuración de cualquiera de estas aplicaciones en su teléfono para estar seguro de que estén configuradas de la manera más eficiente posible en lo relacionado a datos.

6. Ponga a YouTube en dieta de datos móviles

Mientras estamos en el tema de streaming, abra la aplicación de YouTube y vaya a la sección "General" de sus ajustes. Ahí encontrará una opción para "Limitar el uso de datos móviles", actívela y la aplicación comenzará a utilizar un stream de menor calidad y menos uso intensivo de datos cada vez que se encuentre en una red móvil.

En la misma pantalla, busque la opción llamada "Autoplay" y asegúrese de que esté desactivada.

7. Descargue contenido multimedia por adelantado

La mejor manera de cortar el streaming de datos móviles es evitarlo -y muchas aplicaciones multimedia hacen que esto sea algo fácil de hacer. El truco es simplemente descargar el contenido que quiere por adelantado, mientras está conectado al Wi-Fi, así será almacenado localmente y estará disponible siempre que dependa de datos móviles.

No se olvide que, si se suscribe a Google Play Music, también tendrá la capacidad de descargar videos de YouTube para verlos cuando le provoque. Busque la sección "Background & offline"/"Segundo plano & offline" de los ajustes de la aplicación de YouTube para comenzar. (Asumiendo que tiene una suscripción activa de Play Music y si es que no la tiene la sección no le aparecerá).

8. Navegue offline

¿Sabe qué más puede descargar datos por adelantado y ayudarlo a evitar streamings muy caros? Google Maps. La próxima vez que sepa que va a necesitar navegación, abra la aplicación de mapas cuando todavía tenga Wi-Fi, introduzca la ruta y busque la opción para descargar direcciones offline.

La próxima vez que sepa que va a necesitar navegación, abra la aplicación de mapas cuando todavía esté en algún lugar con Wi-Fi, introduzca la ruta que necesita y busque la casilla gris con la opción para descargar direcciones offline.
Consumo datos móviles

Puede ver y gestionar sus mapas descargados en la sección de "Áreas offline" de la configuración de mapas.

9. Ponga a Play Store en aviso

Las actualizaciones de aplicaciones son geniales, pero también son grandes y si no tiene cuidado, pueden terminar utilizando gran parte de sus datos móviles.

Asegúrese de que eso no esté pasando abriendo el Play Store en su teléfono, yendo a su configuración y revisando si es que la opción de "Actualización automática de aplicaciones" está puesta en "Solo Wi-Fi".

10. Tape las fugas sin sentido

Ahora es un buen momento para pensar en las aplicaciones que tiene descargadas en su teléfono y que ya no usa para desinstalarlas (o deshabilitarlas, si es que vinieron pre-instaladas y no pueden ser eliminadas) -especialmente si es que formaron parte de su lista de las principales escurrideras de datos móviles.

Quedarse con estas en su teléfono es como quedarse con una caja de cable fuera de uso enchufada a una toma de corriente. Cada detalle suma -así que ¿por qué permite que haya una fuga en sus recursos sin razón alguna?

11. Realice una auditoría de sincronización de cuentas

Mientras tenga sus pantalones de plomero puestos, vaya a la sección de "Cuentas" de la configuración del sistema; pulse "Google" y luego la línea de su cuenta principal de Google.

¿Ve todo eso que su teléfono está sincronizando? Parte de eso está relacionado a los servicios que nunca usa. Si, por ejemplo, nunca utiliza Google Drive, Google Play Movies o Google+, desactive la opción situada junto a la línea correspondiente. Esa es una cosa menos que su teléfono registrará durante el día.

¿Tiene muchas cuentas de Google conectadas a su teléfono? Repita este paso con cada una de ellas.

12. Vuélvase extremo en lo que concierne al uso innecesario de datos

Si ha tratado todas las opciones anteriores y todavía siente que podría soportar un menor uso de datos, hay un paso más que probar -y es uno drástico.

Android (desde la versión 7.0 en adelante) tiene una herramienta llamada Data Saver o Ahorro de Datos que evita que la mayoría de aplicaciones usen datos móviles a menos que se encuentres abiertas en su pantalla y estén siendo usadas de manera activa. Eso significa que las aplicaciones no serán capaces de hacer nada en segundo plano, incluyendo la recolección de nuevos mensajes y el envío de notificaciones, a menos que se encuentre conectado al Wi-Fi (o si las incluye manualmente como excepciones).

Es una medida extrema, pero si está desesperado por frenar su uso de datos móviles, incluso de manera temporal, es un paso final que vale la pena considerar. Puede encontrar la opción dentro de la sección de "Uso de datos" de la configuración del sistema.