Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Dell, HP respaldan a Microsoft en batalla legal por el Word

[28/08/2009] Dell y Hewlett-Packard, los dos más grandes fabricantes de computadoras, han tomado partido por Microsoft en su apelación contra una prohibición que bloquearía las ventas de Word en Estados Unidos.

Las dos compañías advirtieron que el mandato judicial se esparciría por todo el ecosistema de las PC, y que sin tiempo para evaluar alternativas, los usuarios podrían perder datos.
Dell y HP han presentado expedientes amicus curiae (o amigo de la corte) idénticos esta semana ante la Corte de Apelaciones del Circuito Federal, el cual está considerando la solicitud de Microsoft de anular el veredicto de la corte de Texas e invalidad el mandato judicial que prohíbe a Microsoft vender las actuales versiones de Word 2003 y Word 2007, luego del 10 de octubre.
Ambas compañías solicitaron al panel de tres jueces bloquear el mandato, o en caso contrario, extender el plazo en cuatro meses. Por lo menos, si el mandato es reafirmado luego de la audiencia de la Corte programada para el 23 de setiembre del 2009, Hewlett-Packard respetuosamente solicita que el mandato no tome efecto sino hasta 120 días luego de la decisión de la corte, se leía en el expediente de HP.
Los fabricantes de computadoras dijeron que si Microsoft era forzada a modificar Word 2003 y Word 2007 para cumplir con el mandato, ellos también serían requeridos de cambiar el software que instalan de fábrica en sus PC. Muchas computadoras nuevas, por ejemplo, vienen con Office de Microsoft, o una versión de prueba de la suite de productividad.
Si Microsoft es requerida a entregar una versión revisada de Word en las computadoras Dell, el cambio tendría que ser hecho en las imágenes [de disco] de Dell, dijeron los abogados del OEM de Texas, refiriéndose a las imágenes de disco usadas por los fabricantes de computadoras para preparar los nuevos hard drives de las PC. Hacer tal cambio requeriría de una amplia y prolongada re evaluación que insumiría recursos.
Dell y HP se han involucrado en un caso que tiene más de dos años de antigüedad. En el 2007, el desarrollador canadiense de software i4i culpó a Microsoft de infringir su patente por crear documentos personalizados XML. El pasado mayo, un jurado federal de Texas del este encontró culpable a Microsoft, y le impuso 200 millones de dólares en daños. Hace dos semanas, el juez de la Corte Distrital de Estados Unidos Leonard Davis, quien supervisó el caso, añadió otros 90 millones de dólares en daños e intereses, y bloqueó la venta de Word en su forma corriente.
El punto de interés para Dell y HP es el mandato que Davis añadió sobre Microsoft. Las empresas señalaron a los jueces que debido a que la prohibición dañaría no solo sus ventas sino también afectaría al público, el mandato debería ser dejado de lado. El mandato de la Corte Distrital impone así una carga muy pesada sobre Dell, y también impactaría negativamente sobre los intereses del público, señala el informe de Dell. La corte debería considerar estos factores al ponderar lo relevante para la moción de Microsoft para la suspensión del mandato.
Microsoft presentó un argumento similar la semana pasada cuando presentó su moción de suspensión del mandato. Entonces, Microsoft advirtió de masivas interrupciones a sus ventas de Office, así como a las ventas de socios importantes, y mencionó a Dell y HP.
Estas dos empresas se sumaron al coro que advertía sobre el caos que se produciría. El mandato de la Corte del Distrito sobre Microsoft Word tendrá un impacto más allá de la propia Microsoft. Word es un programa presente en todos lados y se encuentra incluido en las computadoras [censurado] vendidas por Hewlett-Packard.
Las versiones públicas de ambos documentos fueron censuradas en muchas de sus partes. Dell y HP dijeron que el material borrado incluía descripciones de las provisiones contractuales que gobiernan los cambios de software entre Dell [Hewlett-Packard] y Microsoft, así como su capacidad para cumplir oportunamente con el mandato.
Un vocero de Dell y un vocero de HP declinaron de comentar más sobre sus compañías, citando el último de éstos la política que tiene su compañía de no comentar litigios pendientes.
Sin embargo, una fuente familiarizada con la figura del amicus curiae, insinuó que sería difícil, sino imposible, para Dell y HP cumplir con el plazo de octubre. Las compañías primero deben recibir los nuevos códigos de Microsoft, evaluar las imágenes de disco resultantes antes de usarlas para formatear los hard drives de las nuevas PC, luego hacer que esos sistemas lleguen a los canales de ventas y retirar las PC existentes que incluyan las actuales versiones de Word.
Los 120 días deberían ser suficientes, para hace todo eso, dijo la fuente, quien solicitó no ser identificada. Existe la posibilidad de que Dell y HP tengan que sacar Office de sus PC, reconoció la fuente.
Por su parte, durante el juicio de mayo, Microsoft dijo que le tomaría al menos cinco meses tener una versión de Word que omita el XML en cuestión. i4i respondió diciendo que se puede producir esta versión en mucho menos tiempo.
Para el 23 de setiembre se tiene programada una audiencia oral de la apelación de Microsoft, luego de que i4i presente su respuesta y Microsoft tenga una última oportunidad de refutar.
Gregg Keizer, Computerworld