Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Comunicaciones inalámbricas sin necesidad de torres celulares

[31/08/2009] Un nuevo lenguaje de programación desarrollado por los investigadores de la Universidad de Cambridge ha sido diseñado para reducir la complejidad de la construcción de aplicaciones para redes ad hoc de dispositivos móviles peer to peer.

Tales redes, llamadas redes pocket-switched permitirían comunicaciones entre dispositivos inalámbricos sin la necesidad de redes celulares convencionales, eliminando así la necesidad de torres celulares y estaciones base, dijeron los investigadores en una reciente edición del Technology Review del MIT.
Por ejemplo, una red ad hoc significaría que luego que un huracán derribe las torres celulares, como ocurrió cuando el huracán Katrina golpeó las inmediaciones de Nueva Orleans en el 2005, las personas que utilicen dispositivos inalámbricos teóricamente podrían conectarse unas con otras mediante redes pocket-switched para solicitar ayuda. O también, visitar Internet buscando información sobre buenos lugares para quedarse o comer en una ciudad extraña, y una red móvil ad hoc podría ayudar al visitante a obtener información de los residentes o negocios locales.
Las redes peer to peer son una idea común en las redes de cables, pero ligar teléfonos inteligentes y otras computadoras de mano mediante las redes pocket-switched requeriría usar Bluetooth u otra red inalámbrica de corto alcance.
El nuevo lenguaje D3N (Data-Driven Declarative Networking) fue descrito en un reciente paper del profesor de ciencias de la computación Jon Crowcroft y su equipo de investigación de la Universidad de Cambridge.
Vemos la aparición de un nuevo tipo de comunicaciones basadas en proximidad física, en donde las personas se encuentren unas a otras, y los dispositivos se comuniquen directamente dentro de su rango, señala el paper. Nosotros introducimos la red declarativa para las redes pocket-switched llamada D3N, la cual permite a las aplicaciones construir un una descripción de protocolo que consiste en un comportamiento reactivo de un nodo distribuido.
Crowcroft le dijo a Technology Review que si D3N gana popularidad, daría pie a muchas aplicaciones. Parte del desafío de construir una red inalámbrica ad hoc es tener que enfrentar las demoras en las conexiones, en parte debido a que los dispositivos móviles podrían estar conectados solo por momentos. Aún así, tendrían que estar en capacidad de reenviar mensajes cuando se vuelvan a conectar. Los usuarios tendrían que suscribirse para ser parte de una red ad hoc.
D3N se basa en el lenguaje de programación F#, una iniciativa de Microsoft Corp. El paper señala que las investigaciones futuras incluirán la validación del lenguaje D3N en un compilador desplegado en dispositivos inalámbricos reales.
Matt Hamblen, Computerworld (US)