Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nokia Siemens Networks lidera el mercado de 40G

[05/12/2008] Nokia Siemens Networks es, de forma clara, el líder del mercado del desarrollo de WDM (Wavelength Division Multiplexing) de 40 Gigabit por segundo (40G), tal y como pone de manifiesto el estudio de Ovum Global 40G/100G market update. Con una cuota de mercado del 35%, la compañía se sitúa 12 puntos porcentuales por delante de su inmediato competidor.

Nokia Siemens Networks fue pionero en 40G tanto en la investigación como en la implementación. La compañía empezó a investigar en 40G en la década de los años 90 y en la última década ha suministrado una impresionante lista de ensayos, que han sido, en muchos casos, los primeros de la industria. Además, fue el fabricante en asumir un lanzamiento masivo de tecnología de 40G óptica en el 2006. Ovum cree que Nokia Siemens Networks está recogiendo los beneficios de haber empezado muy pronto a trabajar en esta tecnología.
El éxito en la conectividad óptica está fuertemente relacionada con la capacidad de ingeniería de un compañía así como con su profunda experiencia. En Nokia Siemens Networks, se dan ambos factores ya que llevamos más de 25 años desarrollando e implementado redes de transmisión óptica. Esto se traduce en valor para nuestros clientes, explica Uwe Fischer, responsable de la línea de negocio DWDM de Nokia Siemens Networks.
El mercado de la comunicación óptica en el terreno de los 40G estará listo para un desarrollo en masa en el 2009, según las previsiones de Ovum, que espera que alcance un volumen total de 600 millones de dólares. Según la consultora, el tamaño de este mercado se triplicará antes del 2013.
Nokia Siemens Networks está en una excelente posición para liderar la carrera a largo plazo del desarrollo de la tecnología de 40G. De hecho, la compañía ya ha jugado un papel estratégico y ha sido un implementador clave en el mayor despliegue comercial de líneas de 40G
Desarrollar una solución atractiva para los operadores exige algo más que fiabilidad y rendimiento. Se tiene que tener en cuenta el ciclo completo de la aplicación y esto significa todo, desde su usabilidad hasta la documento y el soporte, que tiene que ser garantizado, añade Uwe Fischer. El actual despliegue de 40G nos da la experiencia para establecer una sólida base para el futuro de los desarrollos ópticos. La conclusión del estudio de Ovum parece respaldar esta opinión: Los fabricantes que hayan trabajado en 40G tendrán una ventaja sobre aquellos que se lo hayan saltado y hayan ido directamente a 100G.
 Natalia Mosquera, Computerworld España