Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Frost & Sullivan: Windows 7 cambiará el mundo

[21/09/2009] El nuevo sistema operativo Windows 7, cuyo lanzamiento se encuentra programado para octubre, probablemente cambiará para siempre a la industria de la computación, de acuerdo a la firma investigadora Frost & Sullivan.

Martin Gilliland, vicepresidente Asia-Pacífico de Prácticas TI de Frost & Sullivan señaló que Windows 7 representa un upgrade motivado por el usuario, que rompe el lazo -por primera vez en la historia de las PC- entre los ciclos de upgrade del sistema operativo de la PC y los del hardware.
Este alejamiento de la tradición podría forzar a los fabricantes de PC y a los proveedores de componentes, como Intel, a pensar en nuevas formas para animar a los compradores a hacer un upgrade de su hardware, señaló.
En un nuevo reporte Asia Pacific Market Insights, Gilliland afirmó que Windows 7 representa la primera actualización del sistema operativo de la PC que no requiere más recursos de hardware que la versión anterior. Windows 7 es el primer sistema operativo de Microsoft que no requiere máquinas más avanzadas para ejecutarse, que las versiones anteriores.
De hecho, los requerimientos oficiales de sistema para correr Windows 7 son ligeramente menores que aquellos que se requieren para correr Vista, señaló. Los requerimientos de CPU y RAM son los mismos, pero los requerimientos de disco duro son menores para Windows 7.
Windows 7 significará ingresos significativos por upgrade para Microsoft sin necesidad de actualizar el hardware, lo que separa a Microsoft de los fabricantes de PC en el siguiente Ciclo de Upgrade de PC.
Se acelera la consolidación de los fabricantes
El analista de Frost & Sullivan predice que, si Microsoft continua separando los upgrades del sistema operativo de los upgrades del hardware se acelerará el proceso de consolidación de fabricantes, lo cual generará que un menor número de fabricantes comanden la mayor parte del mercado de PC en todo el mundo.
Gilliland afirmó que Intel y Microsoft han tenido un ritmo muy regular en sus grandes lanzamientos en los pasados 30 años, y gran parte de estos ciclos independientes de lanzamiento se han producido casi al mismo tiempo.
Aunque no se sugiere ninguna colusión entre Microsoft e Intel, queda claro que las dos organizaciones se han beneficiado de las innovaciones de la otra, por décadas. Este tipo de cosas se espera en una industria en donde hay dos participantes virtualmente monopólicos en dos partes importantes del mercado: el sistema operativo y la CPU.
El ejecutivo escribió: Este cambio representa una gran separación entre los dos grandes actores de la industria de las PC que podría tener repercusiones para los usuarios y vendedores. No se sabrá hasta que se lance la siguiente versión de Windows dentro de los próximos tres años -si se repite la misma periodicidad que se percibió cuando Vista fue lanzado- si este rompimiento entre los ciclos del sistema operativo y el hardware es simplemente un ajuste por los problemas creados por Vista.
Pobre desempeño de Vista
En el reporte Gilliland señaló que uno de los problemas más grandes que las personas han tenido con Vista ha sido su pobre desempeño. Incluso los usuarios a los que les gusta Vista, se han quejado acerca de cuan lentamente corren sus PC en comparación con el ambiente Windows XP, sostuvo.
Microsoft pasó un mal rato al avisar a los consumidores y empresas acerca de las demandas que Vista haría de su hardware con su campaña Vista Ready, pero la realidad fue que incluso las PC de alto rendimiento continuaron padeciendo bajo la carga que les imponía Vista.
Windows 7 apunta a reparar este problema y son estos arreglos los que cambiarán la forma en que fluye la industria de las PC por lo menos en los siguiente dos años, o incluso para siempre.
Gilliland argumentó que, en términos simples, Windows 7 era mucho más eficiente en el uso de los recursos disponibles que Vista, y que como tal correría mucho más rápido que Vista en la misma PC.
No se requiere upgrade del hardware
Mientras que la mayoría de los usuarios tuvieron que hacer un upgrade de sus PC, o comprar una nueva, cuando compraron Vista, los usuarios de Windows 7 no necesitarán hacer un upgrade del hardware si ya tienen una Vista Ready PC, señaló.
Más importante aún, esa Vista Ready PC probablemente corra mejor y más rápido que lo que corre en la actualidad con Vista. Es este cambio de paradigma el que disparará uno de los efectos más grandes cuando se lance Windows 7.
Ross O. Storey, IDG News Service