Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nuevo acuerdo de la ICANN es criticado

[01/10/2009] Algunos críticos señalan que el nuevo acuerdo entre la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) y el Departamento de Comercio (DC) de Estados Unidos que crea una supervisión internacional del operador sobre el sistema de nombres de dominio de Internet no crea muchas responsabilidades.

El acuerdo, anunciado el miércoles, parecía disfrutar de un amplia aceptación, pero algunos críticos cuestionaron el que los equipos de revisión que supervisan a la ICANN sean independientes y que el nuevo acuerdo represente realmente al usuario de Internet promedio. La ICANN y el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunciaron el nuevo acuerdo el día que expiraban 11 años de acuerdos. En esos acuerdos, el gobierno de los Estados Unidos era el que se encargaba de la supervisión primaria de la ICANN.
Uno de los principales cambios en el nuevo acuerdo, llamado Afirmación de Compromisos, es la creación de nuevos paneles de revisión, que revisarían el cumplimiento de la ICANN con el acuerdo cada tres años. Estos equipos se encontrarían conformados por voluntarios, así como expertos independientes y representantes del directorio de ICANN y del Departamento de Comercio.
El problema es que el presidente de ICANN o el CEO y presidente del Comité de Asuntos Gubernamentales (CAG) de la ICANN, seleccionado por todas las naciones involucradas en ICANN, tendría la palabra final en la conformación de estos equipos de revisión, dijo Brenden Kuerbis, director de Operaciones del Internet Governance Project, un grupo de académicos especializados en temas de gobierno de Internet.
Los paneles de revisión no son externos a ICANN, señaló Kuerbis el jueves en un foro de ICANN realizado por Congressional Internet Caucus. Son seleccionados justo por las personas responsables por lo que hace la ICANN. Probablemente van a generar las políticas que ya existen en la ICANN.
La ICANN tiene una larga historia de desacuerdos entre sus grupos conformantes y de llamados, por parte de otras naciones, a que Estados Unidos abandone su papel supervisor.
El problema más grande de la ICANN no es la falta de supervisión, sino la falta de reglas claramente definidas para la organización y de estándares para medir su desempeño, añadió Kuerbis. Si no existen estas reglas –y aún no existen– los paneles de revisión? podrían convertirse en otra capa de políticas y suposiciones, impuesta sobre lo que ya es un proceso muy confuso, dijo.
Sin embargo, el vicepresidente de la ICANN, Paul Levins, no está de acuerdo en que los equipos de revisión están conformados por aliados de ICANN. Habrá comentarios públicos sobre los miembros de los equipos de revisión, y el directorio y el CEO de ICANN no controlan el CAG, dijo. Va a ser extremadamente difícil [para la ICANN] manejarse en el proceso, dijo.
Otra crítica al nuevo acuerdo es que fue negociado entre la ICANN y el DC en secreto, a pesar de que el acuerdo establece que la ICANN sea responsable y transparente ante el público y tome decisiones en base a resultados.
Cualquier deliberación que ocurrió antes de la aprobación de la afirmación de compromisos fue completamente secreta, excepto para los amigos favoritos que la ICANN invitó al cuarto de deliberaciones, o para aquellos a quienes se filtraron las deliberaciones o decisiones, escribió Edward Hasbrouck, blogger de viajes y crítico de la ICANN, en ICANNwatch.org, sitio de vigilancia de la ICANN.
De hecho, la forma completamente secreta, no transparente e irresponsable en la que se adoptaron estos compromisos es una evidencia clara y convincente de la continua falta de cualquier compromiso de la ICANN hacia estos principios, o de hecho, hacia cualquier tipo de transparencia o responsabilidad; su continuo compromiso con la mentira –tan grande y evidente– sobre su falta de responsabilidad y transparencia; y la continua necesidad de verdadera transparencia y responsabilidad, afirma el post.
Pero otros observadores de la ICANN ofrecieron su apoyo al nuevo acuerdo. Queda claro que la ICANN recibió input de grupos externos, y el acuerdo aborda el gran problema sobre el control de Estados Unidos sobre la ICANN, señaló Steve Del Bianco, director ejecutivo de NetChoice, grupo de comercio electrónico y frecuente critico de la ICANN. El nuevo acuerdo le proporciona al gobierno de Estados Unidos un control continuo sobre la supervisión de la ICANN, pero amplía la supervisión hacia otros gobiernos y el sector privado, sostuvo el ejecutivo.
El Día de la Independencia de la ICANN será establecido el 30 de setiembre de 2009, dijo Del Bianco. [El acuerdo] es muy ingenioso en la forma en que equilibra las fuerzas que estuvieron presentes.
El CAG, que se ha quejado de no tener suficiente supervisión de la ICANN, ahora tendrá más control, dijo. La forma en que aliviamos la presión [sobre la ICANN] fue dándole a los gobiernos más opinión, señaló.
Otros grupos que apoyan el nuevo acuerdo son el registrador Go Daddy, la Software and Information Industry Association, y el Representante Henry Waxman, demócrata de California y presidente del Comité de Energía Doméstica y Comercio.
Este acuerdo es un ejemplo perfecto de cómo una sociedad público-privada puede trabajar en beneficio de todos los involucrados, dijo Waxman en una declaración. Ayudará a asegurar que Internet siga siendo estable y segura para las personas en todo el mundo que la usan para trabajar, estudiar, entretenerse y permanecer en contacto con su familia y amigos.
Grant Gross, IDG News Service