Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los upgrades gratuitos de Windows 7 no siempre son gratuitos

[01/10/2009] Los upgrades gratuitos de Windows 7 que Microsoft prometió a los compradores de las nuevas PC con Vista no siempre son gratuitos, señaló un sitio web de vigilancia del consumidor.

Para mí, ya sea que se trate de 12,99 dólares o 17,03 dólares los pagos son indignantes, dijo Edgar Dworsky, editor de Consumerworld.org y Mouseprint.org. Es un solo disco el que están enviando, y con las tarifas actuales de correo, les cuesta un poco más de un dólar enviarlo.
El pasado junio, Microsoft inició una campaña de marketing llamada Windows 7 Upgrade Option Program para mantener en movimiento las ventas de PC. El programa, similar a uno llevado a cabo en 2006 antes del lanzamiento de Vista, les da a las personas que compran una PC equipada con Windows Vista Home Premium, Business o Ultimate un upgrade gratuito o casi gratuito a Windows 7 Home Premium, Professional o Ultimate una vez que el nuevo sistema operativo aparezca el 22 de octubre.
Los consumidores que compran una PC apta para el programa entre el 26 de junio de 2009 y el 31 de enero de 2010 califican para el upgrade.
Dworsky, sin embargo, encontró que aunque algunos fabricantes de computadoras están regalando los upgrades a Windows 7, otros están cobrando hasta 17 dólares por lo que señalan como cargos por envío, manejo y ejecución.
El problema es que mucha de esta información se encuentra oculta, o es imposible de encontrar, dijo Dworsky. Revelen la información, dejen que el consumidor sepa.
Solo uno de los grandes fabricantes de computadoras, Acer, no cobra nada por el upgrade, determinó Dworsky luego de gastar muchas horas revisando información de los sitios web de los proveedores y fastidiando a la gente de relaciones públicas para que suelten las cifras. Otras marcas –Dell, Compaq, Hewlett-Packard, Sony y Toshiba– no aplicaron la tarifa en algunos usuarios, pero no en todos. A estos últimos se les hizo cobros de 11,25 dólares a 14,99 dólares.
Lenovo, por otro lado, les cobra a todos los compradores 17,03 dólares por el upgrade a Windows 7.
El misterio sobre quién paga qué es frustrante, dijo Dworsky. Tanto HP como Sony... [dijeron] que negociaron con grandes cadenas de retail ofreciéndoles la oportunidad de permitir que sus clientes reciban completamente gratis los upgrades, dijo. [Pero] ninguno de ellos proporcionó una lista de cuáles retailers firmaron, ni tampoco qué retailers tuvieron que pagar algo o acordaron algo. Y los retailers dicen que los fabricantes decidieron los precios. Así que se están señalando unos a otros. ¿Quién está en medio? El consumidor.
Dell, que señala en su sitio web que a ciertos países se les ofrecerá el upgrade gratuitamente, le dijo a Dworsky que no le va a cobrar a los consumidores de Estados Unidos.
Parece que alguien se está beneficiando, acusó Dworsky. Los cargos se encuentran mucho más allá del costo real de la distribución. Sería diferente si fuera una caja con una copia del manual, pero no lo es.
La mayoría de los fabricantes de computadoras no han sido claros acerca del momento en el que los consumidores recibirán el upgrade de Windows 7. Si la historia se repite, pueden pasar meses antes de que los compradores lo vean. Durante una promoción similar en 2007 que ofrecía upgrades  a Vista a las personas que compraban una PC con XP, los usuarios quedaron muy frustrados con las demoras. Un mes después del lanzamiento en enero de 2007 de Vista, por ejemplo, los clientes de Dell y HP criticaron duramente a los proveedores por no entregarles los upgrades a tiempo.
Podrías pensar que hacen todo esto por nada, dijo Dworsky. Los consumidores realmente le están haciendo un favor a los fabricantes y retailers, ayudándolos a liberarse de sus inventarios. Deberían hacer todo lo posible por los consumidores.
Gregg Keizer, IDG News Service