Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Estudio propugna neutralidad de la Red y nuevos modelos de periodismo

[02/10/2009] El gobierno de Estados Unidos debería favorecer un ambicioso plan de disponibilidad universal de banda ancha y debería asegurarse que las redes de banda ancha se encuentren abiertas a todo el contenido y aplicaciones, de acuerdo a un nuevo estudio sobre necesidades de información pública en la era digital.

El amplio estudio, publicado el viernes, demanda nuevas ideas para compartir noticias e información, incluso a pesar de que la tradicional industria de los diarios parezca acercarse a su muerte.
Ha llegado el momento de un nuevo pensamiento y de una acción decidida para mejorar en forma drástica las oportunidades de información disponibles para el pueblo estadounidense, la salud de la información de las comunidades del país, y la vitalidad de la información de nuestra democracia, decía el estudio de la Comisión Knight, un grupo de 17 destacados expertos en noticias, Internet, y políticas públicas.
Las reglas de la neutralidad de la Red, o Internet abierta, han sido controversiales en Washington, D.C. Muchos miembros del Partido Demócrata y grupos de consumidores han presionado por más regulaciones que prohíban a los proveedores de banda ancha bloquear o hacer lentos los contenidos web o las aplicaciones. A medida que más proveedores de banda ancha ingresan al negocio del contenido web, se verán tentados a darle prioridad a su contenido por sobre el contenido de los competidores, señala la comisión.
Sin embargo, muchos proveedores de banda ancha y miembros del Partido Republicano señalan que las nuevas regulaciones no son necesarias y podrían afectar la capacidad de las firmas para administrar las redes y proteger a los clientes contra ataques en línea y acaparadores de ancho de banda.
Pero la Comisión Knight, que comprende a republicanos y demócratas entre sus filas, señala que la apertura de las redes es esencial para satisfacer las necesidades de información de la comunidad.
La comisión reclamó más inversión para llevar la banda ancha a zonas rurales y otras áreas sin servicio, señalando que casi un tercio de las comunidades rurales de Estados Unidos no tiene acceso a la banda ancha. Sólo una cuarta parte de los hogares con ingresos de menos de 20 mil dólares [anuales] se encuentra suscrita a la banda ancha, señalaba el reporte.
El gobierno de Estados Unidos debería evitar las regulaciones que dificultan que nuevos tipos de modelos de negocio periodísticos, tales como el periodismo sin fines de lucro, tengan éxito. El buen periodismo es esencial para la democracia, y los nuevos modelos de periodismo se están abriendo camino, pero el tradicional periodismo de servicio público y periodismo investigativo se encuentran bajo obvio estrés, señalaba el reporte.
La era digital está creando un renacimiento de la información y las comunicaciones, decía el estudio. Pero no está al servicio de todos los estadounidenses y sus comunidades locales de igual forma. Aún no está completamente al servicio de la democracia. La forma en que reaccionemos, individual y colectivamente, a esta brecha en la democracia afectará la calidad de nuestra vida y la propia naturaleza de nuestras comunidades.
El estudio reclama que el gobierno estadounidense incremente su apoyo a los medios de comunicación públicos y aliente la transparencia gubernamental y los esfuerzos de responsabilidad iniciados por el presidente Barack Obama. Los gobiernos locales deben organizar cumbres comunales para abordar los temas locales, y las compañías privadas o instituciones locales, como las bibliotecas, deberían crear hubs en línea para las noticias y la información en cada comunidad, señalaba el estudio, financiado por el Aspen Institute y la John S. and James L. Knight Foundation.
Es? un momento de oportunidad periodística y política, afirmaba el estudio. Las organizaciones informativas, incluyendo muchas empresas periodísticas tradicionales, están aceptando los nuevos medios en formas únicas y poderosas, desarrollando nuevas estructuras para la diseminación y acceso a la información. Los líderes políticos y muchas agencias gubernamentales están estableciendo ambiciosas agendas de apertura. El potencial del uso de la tecnología para crear una democracia más transparente y conectada nunca se ha visto tan claramente.
Algunos oradores en el evento de lanzamiento del estudio lamentaron el declive del negocio tradicional de los diarios. Incluso con una multitud de bloggers comentando temas locales y de otro tipo, aún existe la necesidad de periodistas tradicionales que escriban noticias que puedan ser comentadas, dijo John Carroll, miembro de la Knight Commission y ex editor de Baltimore Sun y Los Angeles Times.
Cerca de un 25% de todos los periodistas de diarios habrán perdido sus puestos de trabajo entre 2001 y 2009, dijo Carroll, citando estadísticas de Project for Excellence in Journalism. Más preocupante para mí es lo que parece ser la pérdida de base económica del propio periodismo profesional, dijo.
El reemplazo de esa pérdida aún no ha llegado, añadió. Se nos ha asegurado recientemente que de esa forma evolucionan las revoluciones de este tipo, dijo Carroll. Llegan nuevas tecnologías, rompen nuestros muebles y queman nuestra casa, y luego se aparecen con unos regalos. Sin embargo, existe un desagradable periodo entre el incendio de la casa y la llegada de los regalos.
A pesar de ello, Reed Hundt, ex presidente de la Federal Communications Commission de Estados Unidos, anotó que muchas escuelas de periodismo están pasando por un periodo de matrículas record ya que muchos jóvenes encuentran nuevas oportunidades en el periodismo no tradicional. A finales del siglo XX el negocio de los diarios generalmente era visto como el portador estándar de los valores fundamentales del periodismo, pero ese no tiene que ser el caso, dijo.
Los grandes y centralizados diarios y estaciones de televisión generalmente no dan un servicio adecuado a las comunidades locales, sostuvo. Internet es la destrucción creativa de ese modelo centralizado, sostuvo Hundt. Esta era? es inmensamente más dolorosa para el periodismo, que ha hecho mucho por el país.
Grant Gross, IDG News Service