Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las redes tienen que hacerse más densas, señala Qualcomm

[09/10/2009] La industria inalámbrica ha llegado a los límites de lo que se puede hacer para usar el espectro radioeléctrico en forma más eficiente y necesita dar pasos para hacer las redes más densas mediante herramientas tales como las femtocells, señaló el cofundador y el actual CEO de Qualcomm.

Apareciendo juntos en el estrado principal del evento CTIA Wireless I.T. & Entertainment en la ciudad natal de Qualcomm, San Diego, el cofundador Irwin Jacobs y su hijo Paul Jacobs, actuales presiente y CEO de la firma, reflexionaron sobre el desarrollo de la industria inalámbrica y compartieron sus pensamientos sobre algunos temas de actualidad.
Ambos dijeron que la búsqueda de un uso más eficiente del espectro disponible, búsqueda en la que Qualcomm ha estado íntimamente involucrada desde que fue pionera en la tecnología CDMA (Code-Division Multiple Access) a finales de los años 80, ha llegado a su término.
Estamos llegando al punto en donde, en el laboratorio, hemos hecho lo que sabemos para optimizar cualquier enlace radial, indicó Paul Jacobs en respuesta a una pregunta del presidente y CEO de CTIA, Steve Largent, quien hizo de moderador en la conversación. Ahora tenemos que usar otros trucos, señaló.
Una importante herramienta para obtener más capacidad utilizable de la misma cantidad de espectro podría ser el uso de más celdas que cubran -cada una de ellas- un área más pequeña (como una casa o un campus), señaló. Los carriers están comenzando a introducir el tipo de celda más pequeño que se tiene, las femtocell, para los suscriptores.
Creemos que podemos tener una experiencia de usuario de 8 a 10 veces mejor construyendo redes más densas y administrando la interferencia entre la red macro y la red femto, indicó Jacobs.
La escasez de espectro ha surgido como tema cuando la CTIA solicitó a la FCC encontrar 800 Mhz de espectro adicional de datos móviles y el presidente de la FCC, Julius Genachowski, declaró una próxima crisis de espectro en el evento de la CTIA el miércoles.
El joven Jacobs también sugirió que una próxima crisis en la capacidad inalámbrica forzará a los operadores móviles a diferenciar entre usuarios pesados y ligeros de datos. Llamó a la calma en cuanto a los pedidos de una mayor regulación para conseguir la neutralidad de la red.
No necesariamente creo que deban salir y decir este servicio está bien y eso servicio está mal. Eso es quizás muy intrusivo. Pero ciertamente pueden darle forma al tráfico, indicó  Jacobs.
Un problema en el actual debate sobre la neutralidad de la red es que algunos de los involucrados en él -incluyendo algunos reguladores y legisladores- no saben cuán costoso es el ancho de banda, señaló.
La noción más radical de la neutralidad de la red llegó porque la burbuja de la Internet financió mucha de la inversión en la fibra negra, así que las personas creen en la Internet fija que los bits extras son gratis, dijo Jacobs. Ahora que esa fibra oscura o sin usar se está agotando, se está haciendo más costoso añadir ancho de banda.
El problema del costo es peor en las redes inalámbricas, indicó. Para manejarlo, espera que los carriers se comprometan con algún tipo de moldeado del tráfico.
Los Jacob probablemente tienen razón acerca de la eficiencia del espectro, señaló el analista Jack Gold de J. Gold Associates.
La tecnología sola no nos va a sacar del problema que tenemos, indicó Gold. Las femtocells son una posible solución, pero si todos usan femtocells que pueden llevar datos, eso cargará mucho más tráficos sobre las redes DSL (digital subscriber line) y de cable módem, indicó. Las redes detrás de estos servicios mediante cable, que utilizan capacidad compartida en algún punto detrás del módem del cliente, ya se encuentran restringidos en algunos casos, indicó Gold.
Stephen Lawson, IDG News Service