Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cinco cosas que debe saber sobre los contratos de software como servicio

[13/10/2009] La arquitectura SaaS o Software como Servicio, está tomando más popularidad cada día por los ahorros que ésta puede significar en términos de costo de licencias, mantenimiento, entre otros. Sin embargo, a la hora de establecer un contrato de servicio, debe tener en cuenta algunos puntos esenciales.

Piense en servicio. Los proveedores podrían transformar los términos y condiciones del SaaS en un contrato de software, señala Nick Gross, consultor de Azzarello Group. Un CIO necesita observar la forma en que esta relación es diferente. Tanto los proveedores establecidos como las empresas han visto en el SaaS una ruta sencilla al mercado, porque simplifica la distribución de código, señala Gross. Pero cuídese de aquellos que podrían estar más concentrados en obtener clientes que en asegurar niveles confiables de servicio, advierte.
Obtengan garantías. Harrison Lewis, CIO de la cadena de tiendas Haggen, negocia protecciones específicas para ciertas aplicaciones. Cuando Haggen firmó con un proveedor SaaS de recursos humanos y planilla, Lewis hizo que el proveedor garantice el soporte de la aplicación por al menos 10 años o que pague una penalidad. También pidió medidas en caso que el proveedor quedara fuera del negocio. Deseo reducir el riesgo, así que lo que pongo en el contrato son los peores escenarios, señala Lewis.
Entienda a qué está renunciando. Lewis señala que ya no tiene la opción de volver a una versión anterior de las aplicaciones. Con SaaS, cuando el proveedor usa la versión 10, adivine qué, nosotros también, señala. Entonces más que controlar un cronograma, insiste en tener una notificación adecuada para abordar los temas como la capacitación.
Vigile los usos falsos. Un CIO que Goss conoce quedó avergonzado cuando se enteró que su empresa había adoptado una aplicación SaaS para una función seria del negocio sin su conocimiento. Lo averiguó porque alguien comentó que no tenía un buen desempeño, señala Goss. En Haggen, el CFO no permitiría que un contrato así se firmara sin el consentimiento de Lewis. Si huele un poco a tecnología, me lo traen, señala.
La resistencia es inútil. El SaaS puede ser bueno para muchas metas de la empresa, así que un CIO que intente ir contra esto va a ser percibido como carente de un buen juicio empresarial, señala Goss. Puedes trabajar en una manera de que esto ocurra de forma segura de tal forma que no te afecte. Al convertirse en un defensor del SaaS cuando es oportuno, uno puede tener un papel más importante en la selección de los servicios adecuados y la negociación de los contratos para hacerlos manejables.
David F. Carr, IDG News Service