Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cinco consejos para hacer que la virtualización trabaje mejor a través de la WAN

Por: Jeff Aaron, vice president de marketing de Silver Peak Systems

[18/11/2008] Los departamentos de TI pueden obtener enormes beneficios de la virtualización de aplicaciones y de la implementación de la infraestructura de escritorio virtual (VDI, Virtual Desktop Infraestructure). Sin embargo, la gestión y ahorro de costos de la virtualización pueden perderse si el rendimiento es tan malo que obstaculiza la productividad, como puede suceder cuando las aplicaciones y los escritorios virtuales son entregados a través de una red de área extendida (WAN, Wide Area Network).

¿Cómo pueden las empresas superar los malos resultados y cosechar los frutos de la virtualización? Jeff Aaron, vicepresidente de márketing de Silver Peak Systems, sugiere estos cinco consejos:
1. Entender las cuestiones de la red
Para empezar, tiene sentido entender por qué las aplicaciones virtualizadas y los escritorios virtuales tienen un rendimiento pobre a través de la WAN. Normalmente no se debe a la aplicación o al componente VDI, sino más bien a la red. Más concretamente, los ambientes virtualizados son sensibles a las siguientes características de la WAN:
Latencia: el tiempo que le toma a ir de un lugar a otro.
La pérdida de paquetes: Cuando los paquetes se caen o son entregados fueran de orden debido a la congestión de la red, éstos tienen que ser re-transmitidos a través de la WAN. Esto podría convertir un viaje de ida y vuelta de 200 milisegundos en uno de un segundo. Los usuarios finales sienten entonces que la aplicación o el escritorio virtual no responde (mientras que los paquetes son re-trasmitidos), presionando entonces las teclas de su máquina cliente, lo que agrava aún más el problema.
Ancho de banda: El ancho de banda de una WAN puede ser o no ser un problema dependiendo del tipo de tráfico que se envía. Si bien la mayoría de las aplicaciones virtualizadas son bastante eficaces cuando se trata de consumo de ancho de banda, algunas de las actividades (tales como las transferencias de archivos y trabajos de impresión) consumen gran ancho de banda, lo que puede significar un reto al rendimiento.
2. Examinar las técnicas de optimización de la WAN
Se pueden desplegar en ambos extremos de un enlace WAN, dispositivos de optimización que permiten mejorar el rendimiento de todas las aplicaciones de la empresa. Las siguientes técnicas de optimización WAN son utilizados por estos dispositivos para mejorar el rendimiento de las aplicaciones y los escritorios virtuales:
La latencia puede ser superada mitigando las "debilidades" de TCP, el protocolo de transporte utilizado por las aplicaciones virtuales para la comunicación a través de la red WAN. Más concretamente, los
dispositivos de optimización de la red WAN se pueden configurar para enviar más datos dentro de ventanas específicas, y reducir al mínimo el número de ida y vuelta de los acuses de recibo, antes de enviar los datos. Esto mejora la capacidad de respuesta a las pulsaciones de teclado en un entorno virtual.
La pérdida puede ser mitigada por la reconstrucción de paquetes perdidos en el extremo final de un enlace WAN, y la re-secuenciación de los paquetes que son entregados fuera de orden en tiempo real. Esto elimina la necesidad de volver a transmitir los paquetes cada vez que se caen o son entregados fuera de orden. Evitando las re-transmisiones, las aplicaciones y escritorios virtuales parecen mucho más receptivas a través de la WAN.
El ancho de banda puede reducirse utilizando la duplicación WAN. Al monitorear toda la data enviada a través de la WAN, la información repetitiva puede ser detectada y entregada localmente, en lugar de hacerlo a través de la red. Esto mejora significativamente la utilización del ancho de banda, en algunos (pero no todos) los entornos virtualizados.
3. Establezca prioridades en las aplicaciones
En promedio, una empresa tiene más de 80 aplicaciones que son accedidas a través de la red WAN. Esto significa que las aplicaciones críticas, incluyendo los servicios de terminal y VDI, están compitiendo por los mismos recursos que el tráfico que es menos importante, como la navegación en Internet. Debido a que las aplicaciones y los escritorios virtuales son sensibles a la latencia, tiene sentido dar prioridad a este tráfico sobre otras aplicaciones, utilizando técnicas de calidad de servicio (QoS). Además, QoS puede garantizar el ancho de banda de VDI y las aplicaciones virtuales.
4. Comprimir y cifrar en el lugar correcto
Muchas veces las máquinas hosts comprimen la información antes de transmitirla, con la intención de mejorar la utilización del ancho de banda en un entorno virtual. Sin embargo, la compresión ofusca la visibilidad en la data actual, lo que hace difícil que los dispositivos de optimización WAN  proporcionen su pleno valor. Por lo tanto, puede ser una mejor opción desactivar la funcionalidad de compresión en el host virtual (si es posible), y en su lugar habilitarla en el dispositivo de optimización WAN.
Mover la compresión al dispositivo de optimización de la WAN tiene otra ventaja: libera ciclos de la CPU en la máquina host. Esto puede conducir a un mejor rendimiento y escalabilidad a través de un entorno virtual.  El personal de TI debe considerar también dónde se debe llevar a cabo la encriptación en una infraestructura virtual, debido a que ésta también consume ciclos de CPU en el host.
5. Vaya con los flujos
La escalabilidad de la red puede tener un importante impacto sobre el desempeño de las aplicaciones virtuales y el VDI. La media de un thin-client tiene de  10 a 15 flujos TCP en cualquier momento. Si miles de clientes están accediendo a una máquina host en la misma instalación centralizada, esa instalación debe estar equipada para manejar decenas de miles de sesiones simultáneas.
Cuando se trata de apoyar a un gran número de flujos, hay dos recomendaciones llamadas "mejores prácticas". En primer lugar, como se ha mencionado anteriormente, se recomienda que la compresión y cifrado se mueva fuera de la máquina host para liberar ciclos de CPU. En segundo lugar, asegúrese de que el dispositivo de aceleración de la WAN soporte la cantidad correcta de los flujos para su ambiente. Lo último que quiere hacer es crear un cuello de botella artificial dentro de los diversos dispositivos desplegados para eliminar los cuellos de botella de la WAN.
CIO, USA