Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Windows 7: Gartner señala no esperar al Service Pack para evaluar

[15/10/2009] A medida que las compañías comienzan a pensar que ya es hora de usar Windows 7, muchos veteranos TI escogen la jugada más segura: esperar la evaluación hasta que llegue el primer service pack del nuevo sistema operativo. En este caso, Microsoft afirma que esto pasará unos 12 meses después de que se entregue Windows 7 el 22 de octubre.

Pero la situación es diferente para este ciclo de upgrade de sistema operativo, señalan los analistas. Debido a que las actualizaciones automáticas de Windows ofrecen reparaciones de forma regular, las empresas deberían resistirse a la necesidad de esperar hasta el primer service pack para comenzar a usar Windows 7, señala Steven Kleynhans, vicepresidente de investigación de Gartner.
Esperar por los service packs tenía sentido en el pasado, porque era la única forma en que las personas conseguían las reparaciones. Ese ya no es el caso en la actualidad, afirma.
Un service pack -un conjunto de actualizaciones, reparaciones y posiblemente nuevas características, todas entregadas en un solo paquete- se instala en forma más conveniente que una serie de actualizaciones individuales, especialmente en varias computadoras de una red.
Los service pack ya no son perturbadores en la actualidad, señaló Kleynhans. La mayor parte de las reparaciones del primer service pack de Windows 7 serán instalados por los usuarios anticipadamente a través de las actualizaciones de Windows.
De hecho, Gartner recomienda que las compañías comiencen a evaluar Windows 7 desde ahora, si no lo han hecho todavía. La firma de investigación espera que la mayoría de las empresas utilicen Windows 7 de 12 a 18 meses después de que se lance el 22 de octubre. En ese punto, el SP1 será la versión que las personas están usando de todas formas, señala Kleynhans.
Para cada versión de Windows, Gartner estima que los usuarios pueden contar con cinco años de soporte general seguido de cinco años de soporte extendido. El soporte general implica soporte gratuito y completo de todas las reparaciones de bugs, mientras que el soporte extendido tiene que pagarse, y solo incluye reparaciones de seguridad.
El soporte para Windows XP, la versión más comúnmente usada de Windows, ya está acabándose. El soporte general de XP finalizó en abril del 2009 y el soporte extendido para XP finalizará en abril del 2014.
Aunque ello pueda parecer mucho tiempo, Gartner advierte que la falta de soporte de los ISV (independent software vendor) para XP será común a finales del 2011, así que la mayoría de las compañías van a querer tener en uso Windows 7 para entonces. Gartner se refiere a cualquier momento posterior al 2012 como la zona de peligro del XP.
Si esperas hasta que el SP1 de Windows 7 comience a ser evaluado, te vas a quedar sin tiempo, advierte Kleynhans.
Los service packs realmente significan mucho para los fabricantes de PC, señala, porque pueden despachar PC a los clientes con un sistema operativo recientemente actualizado luego de un service pack. Los nuevos propietarios de las PC solo tendrán que descargar una o dos actualizaciones en los primeros meses luego de un service pack, sostiene Kleynhans.
Para la gente de TI, el atractivo de esperar un año de actualizaciones y reparaciones envueltas en un solo paquete es comprensible. Está arraigado en sus cabezas como una marca en el tiempo. Es sólo una instalación, sostiene Kleynhans.
Pero, añade, los service packs también pueden convertirse en una excusa para TI. Para evitar ser acusados de hacer las evaluaciones en forma muy lenta, los gerentes TI pueden decir que están esperando que Microsoft lance un service pack. En esta ocasión, esa no es una excusa que uno pueda usar, sostiene Kleynhans.
Shane ONeill, IDG News Service