Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

La simplicidad del delivery

[27/10/2009] La simplicidad ha guiado el desarrollo de las aplicaciones para usuarios. Los correos electrónicos en web fueron los primeros en comprender la importancia de esta característica y por ello tuvieron éxito; más recientemente los sitios web de redes sociales han mantenido el mantra de la simplicidad para atraer más usuarios, y en gran medida deben a ello su éxito.

Sin embargo, la simplicidad no ha sido una de las características que ha diferenciado a las aplicaciones empresariales. Éstas se han quedado en complejos procesos que solo los entendidos comprendían, y por tanto no han adquirido la gran agilidad de las soluciones dirigidas a los usuarios finales.
Bajo este contexto es que Francisco del Real, gerente de Negocios de Citrix para Latinoamérica, dio inicio al Virtualization Tour 2009 de la compañía, y señaló que la base del poder es la simplicidad.
La simplicidad del poder
Todas las olas tecnológicas que pasan por las empresas dejan una huella en las compañías y eso no les permite la flexibilidad que se requiere en la economía actual. La diversidad de elementos que se tienen en las empresas ha creado una complejidad tal que ha entorpecido los movimientos de las organizaciones.
Ante una complejidad así las empresas requieren liberarse de procesos engorrosos y de elementos de hardware y software que les resten agilidad. Es aquí en donde entra a tallar la virtualización, como una herramienta que permite reducir la complejidad de las operaciones, e incrementar la flexibilidad de las empresas.
¿Cómo se puede lograr esto? En primer lugar ofreciendo soluciones que permitan a la empresa hacer las cosas de forma distinta. Tomando como ejemplo a la industria del cable, Del Real señaló que el delivery del servicio debe seguir un modelo transparente, que el usuario pueda satisfacer sus necesidades sin que necesite saber cuáles han sido los procesos tecnológicos necesarios para ello.
Yo veo el contenido cuando realmente lo necesito. A la compañía no le importa que televisor tengo, sino que me entrega el contenido. Si tomo ese mismo modelo y lo llevo a nuestras compañías me doy cuenta que en el data center pasa lo mismo. Tengo contenidos varios que tengo que entregar a usuarios que tienen un dispositivo que no necesariamente va a ser una computadora, sostuvo el ejecutivo.
¿Dónde se encuentra el secreto del éxito de este modelo? Primero, se debe tener el control. La empresa tiene que llevar las aplicaciones a un lugar en donde las pueda virtualizar, y desde ahí elegir la mejor herramienta para hacer delivery de esos servicios.
Y es delivery porque cuando se habla de procesos de virtualización y centralización se tiene que tener múltiples herramientas que permitan asegurar esos procesos tecnológicos hacia esos usuarios. Se debe tener la solución hecha para poderla enviar cuando el usuario la requiera. Ese concepto es fundamental: el delivery de servicios tecnológicos.
Segundo, se debe utilizar la virtualización, y por virtualizar se debe entender tener herramientas disponibles para hacer que un usuario reciba servicios tecnológicos de diversas maneras, ya sea abriendo un sitio web, recibiendo stream, mediante un escritorio virtual o una aplicación en particular.
Y tercero, hay que tomar en cuenta la experiencia del usuario. Ésta es tremendamente importante porque es el objetivo inicial de todo esto.
Por su puesto, tan importante como el modelo, es la seguridad del mismo. En la virtualización es también necesario tener herramientas que permitan la entrada de usuarios, pero una vez que ellos se encuentren dentro la empresa debe tener el control de lo que ellos hacen. Se debe tener herramientas de acuerdo a los perfiles de los usuarios, y no solo de acuerdo a la persona sino a los lugares desde los cuales realice el ingreso. Por ejemplo, no es lo mismo un usuario desde la red de la empresa, que el mismo usuario desde un acceso en un hotel.
Ante estos requerimientos Del Real presentó el Citrix Delivery Center como la herramienta que puede ayudar a las empresas ha lograr los puntos mencionados y bajar costos, ser simples, ser flexibles, y tener el control central.
La base de la simpleza es una imagen. Una imagen del sistema operativo se replica todas las veces que sea necesaria, por ejemplo, una imagen de la carga de un servidor de correo que sea replicada todas las veces que sea necesaria. El trabajo se hace una vez, y una vez que esté bien hecho se replica de forma dinámica y automática de acuerdo a las necesidades.
Las herramientas
Erika Díaz Valdivia, gerente de Ingeniería de Ventas del Cono Sur de Citrix, se encargó, luego de la presentación de Del Real, de mostrar las herramientas que Citrix ofrece para que las empresas realicen un efectivo trabajo de sus aplicaciones.
Díaz señaló que generalmente lo que se encuentra en la empresa es un tipo de solución por cada tipo de problemática. Esto es complejo y costoso, y desperdicia muchas capacidades de servidores y almacenamiento, y en realidad no hay una visión global.
Esto se soluciona mediante la entrega de las soluciones como servicios relacionados no separados. Para ello, se necesita un control centralizado, para lo cual se requiere centralizar escritorios, servidores, almacenamiento y otros componentes. Así se aprovechan todas las capacidades de la red. Se convierte así al data center en un centro de delivery.
Pensando en todas estas problemáticas es que se ha creado el Citrix Delivery Center que está conformado por cuatro productos: Xen Desktop, Xen App, Net Scaler y Xen Server.
El primero de ellos se utiliza en la virtualización del escritorio, el segundo se utiliza en la virtualización de las aplicaciones; Net Scaler que es un dispositivo de entrega de aplicaciones web que acelera el rendimiento; y Xen Server permite la virtualización de servidores. De acuerdo a la experiencia que ha tenido la compañía, con Xen Desktop se ha logrado en promedio una reducción del 40% del costo total de propiedad (TCO, por sus siglas en inglés) en el uso de los desktops. Igualmente con Xen App se ha logrado un 50% de ahorros, 60% en el caso de Net Scaler, y más de 75% en el caso de Xen Server.
Exposiciones
La virtual desktop infraestructure (VDI) fue otro de los temas que se tocó durante el tour, y su presentación estuvo a cargo de Ernesto Marquina, consultor de Microsoft. Igualmente se tocaron otros ámbitos de la virtualización desde diferentes perspectivas, como la computación flexible propugnada por Dell a través de Ronald Paz, o las alternativas que ofrece la plataforma virtual de HP ProLiant. El almacenamiento virtual también fue un tema tocado durante la reunión y éste estuvo a cargo de Mauricio Rojas de NetApp.
Caso aparte representó la presentación de Yanacocha y su caso de éxito en el uso de las tecnologías de virtualización. La exposición estuvo a cargo de Raúl Rojas, Arquitecto de Servidores TI.
La empresa tiene que dar servicio a casi tres mil usuarios con distintos tipos de dispositivos, y como parte del día a día surgen muchos problemas e incidentes, muchos retos en general. El principal problema que tenían era la gran cantidad de aplicaciones, que eran necesarias para áreas fundamentales para la empresa, y que además se encontraban interconectadas, es decir, dependían unas de otras. Esto hacia que un cambio en una de las aplicaciones, impactara en el resto de ellas.
Instalar un parche a una aplicación o realizar una mejora implicaba mucho esfuerzo para el área de TI. Esto además originaba muchos costos y sobrecarga de trabajo para la Mesa de Ayuda. TI no podía ser un área dinámica, no se podía atender a un usuario en el momento que lo necesite, durante las 24 horas del día, se había generado una falencia.
Otro de los retos era el rendimiento de los enlaces. Muchos de los sistemas se encuentran en Estados Unidos -Yanacocha es parte de la transnacional Newmont- y esto generaba que cuando un usuario ingresaba a una aplicación basada en el exterior, sentía que el sistema era muy lento. Era un punto que los usuarios siempre le estaban recordando.
Buscaron entonces una solución que les permitiera hacer las cosas sencillas, dejar de utilizar varias herramientas y utilizar una sola que les permitiera enfrentar todos los retos que tenían y alcanzar todos los beneficios.
Encontramos que las tecnologías de virtualización de Citrix ayudaban a solucionar estos problemas que teníamos. Comenzamos con un conjunto mediano de aplicaciones, y pasamos en dos años de tener unos cientos de servidores a solo 180; y esto debido a la gran cantidad de aplicaciones que tenemos. Citrix agregó un valor importante en la mejora de la calidad del servicio y la experiencia de usuario, sostuvo Rojas.
Esto permitió al área de TI que ya no se preocupara en manejar varios sistemas, tenían toda la parte compleja del data center con servidores y trasladaron la complejidad de la administración de los usuarios también al data center. Con lo cual ahora tienen un solo frente del que se encargan de optimizar.
Ahora tienen la capacidad de entregar todas estas aplicaciones en el momento en el que se necesiten. Antes un parche en el ERP podía afectar a las aplicaciones. Pero con Xen App se permitió que estas acciones se llevaran a cabo sin un impacto en los usuarios, ellos siguen operando con sus aplicaciones de manera transparente. Así el usuario es más productivo, ya que no hay tiempos muertos debido a actualizaciones, por ejemplo.
Con las nuevas soluciones se puede instalar una aplicación en un servidor y esa misma aplicación luego es replicada a todos los demás servidores y al resto de los usuarios.
Fin positivo
El final de la jornada fue utilizado para escuchar las proyecciones que el ex ministro de Comercio Exterior, Alfredo Ferrero, tiene de la economía peruana.
Su mensaje fue positivo, a pesar de la crisis, el país es una economía que va a crecer a diferencia de sus vecinos, ya que cuenta con fortalezas macroeconómicas que se han ido generando a lo largo de varios gobiernos. Las exportaciones han sufrido una caída pero se están recuperando, y quizás lo único sobre lo cual Ferrero deseaba llamar la atención en el tema de la crisis, fue la ampliación del gasto del gobierno. Hubiera preferido que se gaste más, dijo Ferrero en tono bastante diplomático.
José Antonio Trujillo, CIO Perú