Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel y AMD ponen fin a sus disputas

[12/11/2009] El jueves Intel y Advanced Micro Devices (AMD) anunciaron que habían dado fin a todos los litigios antimonopolio y disputas por licencias entre las dos compañías.

Bajo los términos del acuerdo, Intel pagará a AMD 1,25 mil millones de dólares, y ha acordado seguir un conjunto de prácticas de negocios, de acuerdo a una declaración de las compañías.
AMD e Intel también señalaron que habían acordado un nuevo acuerdo de licenciamiento por cinco años, y renunciado a las demandas por rompimiento de contrato que se produjeron en base a un acuerdo de licenciamiento previo.
Aunque la relación entre las dos compañías ha sido difícil en el pasado, este acuerdo pone fin a las disputas legales y permite que las compañías concentren todos sus esfuerzos en la innovación y desarrollo de productos, señalaron las compañías en una declaración.
Por su parte, AMD ha acordado dejar a un lado todas las demandas regulatorias a nivel mundial y todas las disputas legales pendientes, incluyendo un caso en la corte distrital de Delaware y dos casos en Japón. El acuerdo será hecho público en las documentaciones presentadas ante la Securities and Exchange Commission (SEC), señalaron las compañías.
Creo que ambas empresas se han dado cuenta que es mejor dejar esto de lado y concentrarse en el desarrollo del mercado x86, señaló Nathaniel Martínez, director de programa del European System Infrastructure Solutions Group de IDC.
AMD necesita todo el dinero que pueda conseguir, de acuerdo a Martínez. Intel también necesita que AMD mantenga a las agencias antimonopolio lejos de sus espaldas, indicó.
Sin embargo, Intel aún tiene batallas legales por librar. El 4 de noviembre, el fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, presentó una demanda antimonopolio contra Intel, alegando que el gigante de los chips condujo una campaña sistemática de conducta ilegal para proteger un monopolio.
La demanda de Cuomo, afirma que Intel forzó a los productores de computadoras a aceptar acuerdos que favorecían a los chips de Intel, y amenazaba con castigar a aquellos que pensara que estaban trabajando demasiado cerca de los competidores de Intel, como AMD.
La demanda de Cuomo se produjo dos semanas después que aparecieran informes periodísticos que señalaban que la Federal Trade Commission estaba considerando presentar una demanda formal contra Intel. La demanda del fiscal general de Nueva York copiaba la demanda de AMD, de acuerdo a Intel.
La Comisión Europea multó a Intel con 1,06 mil millones de euros (equivalentes a 1,44 mil millones de dólares en ese momento) en mayo, luego de encontrarla culpable de violaciones antimonopolio.
En el 2008, la Fair Trade Commission de Corea multó a Intel con cerca de 25 millones de dólares por abusar de su posición dominante en el mercado de procesadores de PC.
Mientras tanto, la apelación de Intel al fallo antimonopolio de la Unión Europea del pasado mayo no se verá afectada por el sorpresivo acuerdo del jueves con AMD, señaló el vocero de Intel Robert Manetta.
Intel apeló ante la segunda corte más alta de la UE, la Corte de Primera Instancia (CPI), en Luxemburgo en setiembre, acusando a los reguladores de errar en la ley y de producir un análisis descuidado cuando encontró culpable a la compañía de abuso monopólico. Estamos bien en nuestra apelación ante la CPI y continuamos con ella, indicó Manetta en un correo electrónico.
Intel afirmó en su apelación que la Comisión erró porque no pudo probar que la exclusión de la competencia se produjo como resultado de los descuentos que el productor de chips realizó a sus socios de negocios. Intel acusó a la Comisión de un error en el procedimiento que negaba a la compañía su capacidad para defenderse a sí misma en forma apropiada.
Describió la multa de 1,45 mil millones de dólares como manifiestamente desproporcionada y solicitó a la corte anularla.
No hay un cronograma estricto para una apelación ante la CPI, pero los casos generalmente son escuchados dentro de los 12 meses siguientes de haberse presentado, y un fallo de la CPI puede tomar otros 18 meses.
El acuerdo del jueves tampoco tendría efecto sobre la investigación de la Federal Trade Commission (FTC) de Estados Unidos sobre las prácticas de negocio de Intel, de acuerdo a David Balto, ex director de políticas de la comisión.
El trabajo aún no está hecho, indicó Balto vía correo electrónico, hablando en forma independiente y no en representación de la FTC. El caso Intel-AMD es una disputa privada. Aunque el acuerdo podría eliminar algunas barreras, la acción de la FTC es necesaria para asegurar un alivio de largo plazo en este mercado, que la competencia se encuentre completamente restablecida, y que los consumidores tengan el beneficio de un mercado abierto.
Marc Ferranti, IDG News Service