Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La arremetida verde de SAP

[26/11/2009] Desde mediados de año se tenía noticias de que SAP estaba promocionando su iniciativa verde en América Latina. Ya en julio la división latinoamericana de SAP afirmaba que planeaba centrarse en los mercados de México, Colombia, Chile, Venezuela y Brasil por la madurez de estos mercados, y todo parece indicar que es ahora el turno del Perú.

Berenice Mendoza, gerente de Desarrollo de Productos de SAP América Latina, estuvo recientemente en Lima para presentar algunos de los productos que la firma alemana tiene para ayudar a las empresas con sus iniciativas verdes.
La necesidad
Como señala un documento de SAP, ser sustentable es ahora también un imperativo de negocios; y por sustentable debe entenderse: tener la capacidad de gestionar de manera holística las oportunidades para aumentar la rentabilidad y gestionar con eficiencia los riesgos económicos, sociales y medioambientales (lo que en inglés se denomina triple bottom line).
Y esto se debe a que durante los últimos años, el entorno de negocio ha cambiado de manera esencial: los consumidores son más conscientes de los problemas de sustentabilidad e Internet les brinda un acceso sencillo, instantáneo y difícil de controlar para expresar sus opiniones sobre el desempeño de las compañías.
Además, existen cada vez más regulaciones relacionadas con emisiones de carbono y su impacto en el medio ambiente. Sin mencionar el cambio climático y la amenaza de superpoblación; la fragilidad del planeta tierra ya no es novedad para nadie.
Por ello, en marzo del 2009, SAP anunció una nueva organización interna liderada por su primer director general de sustentabilidad, chief sustaintability officer, con el propósito de coordinar todos sus esfuerzos internos y externos relacionados con el desarrollo sustentable.
En base a esta nueva posición es que Mendoza presentó algunos de los productos con los que ya se cuenta en la región para hacer frente a este nuevo entorno.
Sin duda, el que más concentró la atención de la exposición fue Environment Health Safety Management o EHSM, una herramienta que se ha erigido en base a las necesidades que tienen las empresas de cumplir con regulaciones y medidas de seguridad, y con los cada vez mayores costos que esto implica. Mendoza señaló que los analistas estiman que para el año 2010 el cumplimiento de las normas de seguridad en las empresas les significará a éstas un desembolso de 70 mil millones de dólares, el doble de lo que se gastará en el 2009, por lo que es altamente atractiva una herramienta que ayude a las empresas a lidiar con estos costos.
EHSM maneja todos los procesos de la salud ocupacional de una empresa, su seguridad industrial, cómo puedo tener un enfoque preventivo de seguridad, cómo reportar accidentes, como monitorearlos e incluso como aprendo de ellos para cumplir con el ciclo de mejoramientos continuo de los procesos, e implementar nuevas medidas que me ayuden a evitar nuevos accidentes, sostuvo Mendoza.
La solución también ayuda en la gestión de sustancias peligrosas.
Otro dato de los problemas con los que tienen que lidiar las empresas: en el 2007, 45 millones de productos para niños tuvieron que ser retirados del mercado debido a la presencia de sustancias nocivas para los niños en ellos. Esto evidentemente significó una pérdida espectacular para las firmas afectadas y tuvo su base en el propio (mal) diseño del producto.
Mendoza presentó SAP Seguridad y Cumplimiento de la Producción como la herramienta que puede ayudar a las empresas evitar este tipo de incidentes. El producto permite la gestión de los componentes que se usan en la producción de un producto, es decir, de la lista de materias, y sustancias que intervienen en él. Establece límites en ellos, y formula la forma correcta de etiquetado para el producto. También permite tener un completo control de la trazabilidad de los productos y de los elementos que intervinieron en su fabricación, para poder detectar cuándo es que cada uno de ellos intervino en el proceso de producción.
Otro producto presentado por Mendoza gestiona la huella de agua y carbón.
Esto es particularmente esencial para las empresas que van a basar su crecimiento en el mercado de Estados Unidos. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ya ha establecido como al 2010 como el año desde el cual los productos que se vendan en el mercado de su país deberán indicar en sus etiquetas cuáles son sus huellas de agua y carbón. Esto significa que deberán consignar la información de cuántos gases de efecto invernadero se crearon para producir el producto, y también cuánta agua se gastó para el mismo producto. La idea es que los consumidores tengan acceso a esta información para favorecer a los productos más verdes.
Por otro lado, en una planta promedio de producción se puede tener hasta unos 50 mil reportes relacionados con el aire, agua y residuos. Y es por ello que SAP ofrece una solución llamada SAP Carbon Impact con el que la empresa puede establecer un inventario de emisiones. Con la herramienta la empresa puede saber qué se está emitiendo, poner límites a tales emisiones y alertas para cuando la planta hay llegado a ellos.
Algunas soluciones ya se encuentran totalmente disponibles en el mercado de América Latina, mientras que otras ingresarán al mercado el próximo año.
SAP también
Por su puesto, SAP no solo tiene productos para ayudar a las empresas a ser más verdes sino que ella misma se ha comprometido a ser más verde.
Como señala un documento de la empresa, ésta se comprometió a una reducción inicial de los volúmenes de gases de invernadero en 2.000 niveles hasta el 2020. La base de cálculo para la meta trazada fue el registro del 2007 (un total de 513 mil toneladas de CO2), por lo que estos esfuerzos representarán un reducción total de 51% en las emisiones nivel 1, 2 y 3.
Este objetivo se logrará disminuyendo los viajes de negocios, optimizando la energía utilizada en las instalaciones y en los centros de datos, apelando a energías alternativas (ya hay experiencias con energía eólica y con paneles solares) para limpiar parte del consumo de electricidad. El uso eficiente del agua y la disminución en la generación de basura son otras dos metas en las que la empresa está trabajando con resultados positivos.
José Antonio Trujillo, CIO Perú