Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cloud Computing: ¿Qué proyectos de TI son adecuados para la nube?

[23/11/2009] El cómputo de nube está a punto de ganar el título de la más popular, y populista, palabra de moda del 2009. Ciertamente está ganando impulso fuera de las TI. De hecho, la idea del cloud computing (cómputo en la nube, o cómputo de nube, como también se refieren a él) se ha vuelto tan popular que los ejecutivos y empleados que ni siquiera trabajan en el departamento de TI están empezando a preguntar por ello, mencionando su nombre.

Los CEO preocupados por los presupuestos están diciéndole a los gerentes deTI que miren hacia el cómputo en la nube para reducir la cantidad del costoso hardware corriendo en sus data centers; los CFO están interesados debido a que han escuchado que el modelo puede recortar costos asociados con nuevos proyectos de TI; los empleados que saben de tecnología están preguntando por ella porque creen que suena cool.
Para aclarar las cosas, el número real de corporaciones que han implementado cómputo en la nube continúa siendo pequeño: la Junta Ejecutiva Corporativa del Consejo de Infraestructura Ejecutiva no espera ver una adopción generalizada -lo cual significa que al menos 50% de las corporaciones hayan adoptado el cómputo en la nube- hasta el 2012. E, incluso entonces, ellos creen que las compañías solo usarán algunos de los servicios que caen bajo el paraguas del cloud computing.
Aún así, los grandes y pequeños departamentos de TI se sienten obligados al menos a mirar hacia el potencial del cómputo en la nube para ahorrar dinero, reducir los costos operativos y aumentar la eficiencia y la flexibilidad.
Lo que es más, los usuarios están llevando al departamento de TI hacia la nube sin que estos lo adviertan, señala James Staten, un analista de Forrester Research Inc. Por ejemplo, los desarrolladores de aplicaciones están usando la nube y no se lo están diciendo al departamento de TI, señala. Para evitar ser tomados desprevenidos, el departamento de TI debe tomar el liderazgo en decidir qué va hacia la nube y determinar cómo llevarlo allí, señala Staten.
Mejores prácticas emergentes
En un reporte publicado en septiembre, Forrester Research describió las siguientes mejores prácticas para el cómputo en la nube:
*Conduzca pruebas y trabajo de desarrollo de funcionalidad y escalabilidad
* Implemente aplicaciones web de corta vida y altamente volátiles.
* Corra análisis de cómputo rápidos, de tipo rejilla y de alto desempeño.
¿Pero por dónde empezar? ¿Cuál es la mejor forma para que un administrador de TI pueda determinar si la cultura corporativa de su compañía es compatible con el envío de tareas de cómputo a terceros basados en web? ¿Qué expectativas deberían cumplir los proveedores de servicio? ¿Cómo debería ser medido el éxito -o el fracaso- de un proyecto de cómputo en la nube?
Estas no son preguntas que deben ser tomadas a la ligera, ya que el éxito o el fracaso de la incursión de una compañía en la nube, influenciará las percepciones corporativas del modelo hacia el futuro.
Computerworld reunió consejos de ejecutivos de tecnología, analistas y expertos sobre cómo los administradores de TI deberían proceder respecto a determinar cuáles de las aplicaciones, tareas o servicios de su corporación están mejor ajustadas para la nube.
Escoja un proyecto – el proyecto adecuado
La Junta Ejecutiva Corporativa, una organización de investigación y membresía diseñada para soportar las funciones que rodean a los CEO, ha estudiado la adopción corporativa del cómputo en la nube a través de su Consejo Ejecutivo de Infraestructura y su Consejo de Operaciones del Data Center, los cuales están encabezados por el administrador de prácticas, Mark Tonsetic.
El consejo de Tonsetic a los administradores de TI: Encuentre un proyecto que respalde una oportunidad de negocios y pueda ser fácilmente movido a la nube para ahorrar costos y recursos -pero debería ser algo que no involucre competencias de base, y que al moverlo fuera de la empresa no cree un riesgo de seguridad. En otras palabras, encuentre un proyecto donde mover algunas o todas las funciones a la nube mejoraría la línea de base, pero con el cual la compañía no enfrentaría un desastre si su seguridad o disponibilidad fuera comprometida.
Tonsetic no es el único que aconseja a las compañías desplazarse poco a poco hacia la nube. Eso se debe a que hay mucho por lo cual los departamentos de TI podrían perder el sueño con el cómputo de nube, tal como los riesgos de seguridad creados cuando las compañías mueven información sensible más allá de los límites de sus propios data centers. Y -como ha sido probado por varios recientes apagones de servicios de nube de alto perfil, provistos por Google Inc., Microsoft Corp. y otros- la disponibilidad es una verdadera preocupación.
En The Scooter Store, fabricante de scooters y sillas eléctricas para gente con movilidad limitada basado en New Braunfels, Texas, el vicepresidente senior de TI, Jay Greene, ha reemplazado las hojas de cálculo de Excel que los representantes de ventas remotos usaban para almacenar sus contactos, con una aplicación de manejo de relaciones con los clientes basada en la nube de Salesforce.com Inc.
El personal de Greene también ha trabajado con el departamento legal de la compañía para lanzar una aplicación de rastreo de documentos basada en la nube que los usuarios pudieran compartir con abogados externos; y el departamento de entrenamiento de The Scooter Store utiliza una aplicación basada en la nube para mantener los archivos de entrenamiento de los empleados.
Ninguno de estos proyectos son de misión crítica o urgentes, ni involucran información altamente confidencial, ni necesita ser integrado con sistemas corriendo en el data center interno, señala Greene, lo cual los hace adecuados para el cómputo en la nube.
Y así es como debería ser, señala Staten de Forrester. Observe su portafolio de aplicaciones y servicios, y decida cuáles son artículos de consumo, no competencias de núcleo, aconseja. Esos son sus candidatos para la nube.
Si bien Greene ha tenido hasta ahora experiencias positivas con sus proyectos de cómputo en la nube, él no está listo para mover aplicaciones establecidas de misión crítica fuera de su data center. Estamos en un nivel de madurez donde tenemos nuestra funcionalidad construida in-house, en una manera segura, compatible con las normas y protege la información, señala.
Si fuéramos una empresa nueva, podría ser más lógico considerar mover funciones de misión crítica hacia la nube, indica Greene. Usted podría correr su negocio desde la nube, solo necesita ser cuidadoso.
Mantenga las joyas corporativas en casa
Incluso las compañías que han movido grandes trozos de su negocio hacia la nube están indecisas de confiarle a la nube información o funciones que les dan una ventaja competitiva. El fabricante de software Modevity LLC ha movido dos de sus tres aplicaciones de manejo de derechos digitales (DRM) a un modelo de software como servicio. Después de pasar un buen lapso de tiempo buscando un proveedor de servicios en la nube con un servicio al cliente lo suficientemente confiable para apostar en él su propia reputación, el proveedor de software basado en West Chester, Pennsylvania, escogió a Verizon Business para entregar las aplicaciones de Modeviti como un servicio para sus clientes, señala el cofundador de Modevity, Thomas Canova.
Hay muchos servicios fuertes de cómputo en la nube allá afuera que tienen un razonable punto de precio, pero debido a la naturaleza del negocio en el que estamos, debido a que somos un proveedor de software para nuestros clientes, queríamos asegurarnos de que el proveedor de servicio que seleccionáramos pudiera proveer el mismo alto nivel de servicio al cliente que nosotros proveemos a nuestros clientes, indica Canova.
Modevity se movió a un modelo de nube para recortar los costos de infraestructura involucrados en correr su software, y ha sido capaz de poner los ahorros en el desarrollo de productos futuros, indica Canova. Sin embargo, aunque probar aplicaciones en desarrollo podría ser otro buen uso del cómputo en la nube -particularmente cuando los desarrolladores no usan datos reales sino que miden los niveles de rendimiento y afinan los detalles- eso no es algo que Canova esté dispuesto a tercerizar.
Ya que el desarrollo de software es la verdadera competencia de núcleo de la compañía, Canova señala que no se imagina poner esa tarea en la nube. ¿Sus preocupaciones? Que el movimiento pudiera abrir la puerta a un acceso no autorizado hacia productos aún no lanzados, y que el proceso de integrar la aplicación en desarrollo de vuelta hacia los procesos de garantía de calidad y lanzamiento de Modevity se vuelva muy complicado.
Nuestro foco está realmente alrededor del futuro desarrollo de productos y desarrollo de software, así como en el soporte para el help desk y para el cliente, de modo que aquellos continuarán siendo mantenidos por Modevity, indica. Lo que nosotros tercerizamos es clásico de la nube-servicios de hardware y networking que soportan el negocio.
Perfecto para la nube
Otras funciones que podrían ser buenas candidatas para el cómputo en la nube incluyen procesamiento de datos modular, mediante la cual las compañías tercerizan la computación de datos que pueden ser enviados a un proveedor en la nube para ser procesados, pero que no pueden ser identificados fuera de contexto, con lo cual se satisface las preocupaciones de seguridad.
Por ejemplo, una compañía de petróleo que hace análisis geográfico para buscar nuevos campos de petróleo, podrían beneficiarse de mover tareas de procesamiento de datos modular hacia la nube. En tal situación, el sistema de información geográfico sería crítico para el proyecto, y por lo tanto no debería ser tercerizado. Pero cuando la compañía necesita correr modelos de cálculo intensivo sobre esos datos geográficos, podría enviar solo esos modelos a un proveedor de la nube para procesarlos y regresarlos, señala Staten de Forrester. Esa es una forma de bajo riesgo de ser altamente eficiente, indica.
Otro uso común del cómputo en la nube es implementar aplicaciones web que son temporales o experimentan patrones de tráfico erráticos. Si un sitio solo estará disponible por seis meses o será propenso a picos de volumen de alto tráfico, el razonamiento indica: ¿por qué gastar dinero y recursos para sostener el sitio indefinidamente o a máxima capacidad?
La cadena de comida rápida Wendy's International Inc. recientemente decidió promover una comida de 99 centavos de valor estableciendo un sitio web que contenía subastas de varias cosas, empezando en 99 centavos. El sitio solo es fuertemente visitado cuando las subastas se están realizando, y la compañía inicialmente no podía predecir con exactitud cuántos visitantes iban a atraer.
Ya que no estaban seguros de qué clase de rendimiento se necesitaba para el sitio, Wendys contrató a WhiteKnight LLC, una agencia de márketing interactivo, para establecer una aplicación web con una base de datos de fondo hospedada por Rackspace US Inc. WhiteKnight afirma que tuvo el sitio arriba en 24 horas, atrajo a 40 mil personas que se registraron en 10 días, y fue capaz de manejar una carga sostenida de 400 transacciones de base de datos por segundo. Una vez que una ronda de subastas termina, los costos de mantener el sitio corriendo bajan significativamente hasta que empieza la siguiente ronda.
¿Acaso la nube encaja con la corporación?
Cuando revisen sus portafolios de TI para encontrar buenos candidatos para la nube, los administradores de TI necesitan considerar qué tan bien encajaría la función o servicio en el gran ambiente corporativo, si éste fuera tercerizado.
Por ejemplo, si una compañía está en una industria fuertemente regulada, debería escoger un proveedor de servicio en la nube que se adhiera a las mismas regulaciones que ella. El proveedor de la nube debería ser capaz de probar su conformidad y detallar cómo serán conducidas las auditorías, de modo que los clientes no se pongan a sí mismos en riesgo de violar la ley sin darse cuenta al, digamos, enviar datos protegidos por HIPAA, a un proveedor de servicio que no cumple las reglas de privacidad de datos de la HIPAA, indica Greene de The Scooter Store, la cual se asocia con compañías de seguros de salud y por lo tanto está sujeta a las regulaciones de la HIPAA.
¿Qué requiere su industria particular en cuanto a aislamiento y asegurar la información? Necesita escoger un proveedor que concuerde con ello, así como con sus propias políticas de la compañía, señala Greene. De otro modo, podría meterse en un aprieto rápidamente.
Al examinar las opciones de la nube, los negocios también necesitan considerar cuál es su tolerancia para la latencia, y determinar cómo una aplicación lenta podría afectar a todo el ambiente.
Más allá de solo establecer un tiempo mínimo aceptable de respuesta para las aplicaciones basadas en la nube, las compañías deberían probar las aplicaciones en la nube y obtener una sensación de lo que sería el típico uso, de modo que los usuarios sabrán qué será considerado normal una vez que una aplicación sea movida a la nube, indica Tonsetic de The Corporate Executive Board.
Lo que realmente afecta la experiencia del cliente es el nivel de variación en el desempeño que están experimentando, indica. Es como trasladarse de un lugar a otro: mi desplazamiento podría no ser divertido, pero es consistente.
Cómputo en la nube: Vale la pena hacerlo bien
Embarcarse en un proyecto de cómputo en la nube podría tomar una extensa investigación y preparación, pero el beneficio puede ser significativo cuanto todo es hecho correctamente. Con el fin de entender las reducciones prometidas en costo, complejidad y el tiempo para el lanzamiento, las compañías necesitan asegurarse de que eligen los proyectos correctos para enviarlos a la nube.
Haga sus comentarios
¿Qué ha enviado a la nube? ¿Qué mantendría siempre cerrado?
Desde el punto de vista de un negocio, señala Tonsetic, es importante entender las capacidades del cómputo en la nube y hacerlas corresponder con las oportunidades, luego evalúe diferentes tecnologías y proveedores.
Cara Garretson, Computerworld (US)

COMENTARIOS
carlos.z   mié, 02-dic-09

La pregunta es válida y tiene varios puntos de evaluación: económico, velocidad y hasta sicológico. Lo interesante es evaluar las ofertas de ambos lados (tradicionales y en la nube) que cada vez son más maduras. Carlos Zumaeta carlos.zumaeta@me.com http://zcloudcomputing.blogspot.com/


Leer más comentarios | Realizar un comentario