Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

BES 5.0

Aligerando la gestión de los despliegues BlackBerry

[31/05/2008] La próxima versión de BlackBerry Enterprise Server (BES) supondrá un reto no solo a los clientes, sino también a su propio creador, Research in Motion (RIM), dado que los primeros esperan mucho de esta actualización. Aunque muchos usuarios reconocen avances importantes en esta actualización, algunos han señalado ya que deja todavía algunos inconvenientes importantes sin resolver.

Los primeros detalles que se conocen sobre BES 5.0 fueron revelados en la conferencia de usuarios anual (Wireless Enterprise Symposium) de RIM, celebrada a mediados del pasado mes de mayo. El software incluye importantes re-escrituras de componentes previamente existentes y añade otros nuevos también importantes. Introduce una vasta variedad de nuevas funcionalidades diseñadas para automatizar y simplificar el despliegue y la gestión de decenas de miles de teléfonos inteligentes BlackBerry, y especialmente el creciente número de aplicaciones que corren sobre ellos. La magnitud de los cambios en esta versión permitirá una transformación de las formas en que los miembros de las planillas TI trabajan con BES.
Pero, al mismo tiempo, RIM habrá de afrontar sus propios retos con el lanzamiento de esta versión, conocida con el nombre en código de Argon. Aparte de hasta qué punto son buenas las nuevas funcionalidades, los usuarios empresariales juzgaran a RIM en los términos en que ella misma ha pedido ser juzgada. Así, analizarán si la compañía por sí misma puede ser un socio estratégico responsable y fiable en movilidad a una escala mucho mayor que antes. Y el veredicto de este juicio estará determinado en parte por la habilidad de RIM a la hora de gestionar la introducción de la versión 5.0 en su totalidad, incluidos las inevitables fallas y tropiezos iniciales del sistema.
Pese a la importancia de esta actualización, durante su discurso en Wireless Enterprise Symposium, el presidente y Co-CEO de RIM, Michael Lazaridis, no hizo referencia alguna a BES 5.0 o a sus implicaciones para los clientes, cinco mil de los cuales estaban sentados enfrente de él.
Probablemente los usuarios empezarán a sacar sus propias conclusiones durante los próximos meses mientras RIM hace malabares con el reciente lanzamiento —en abril- de BES 4.1.5, la introducción planeada para este julio de 4.1.6 y la disponibilidad de la beta de prueba de 5.0 también a principios de julio. La versión final de BES 5.0 está prevista para el cuarto trimestre de este año y, para migrar a ella, los usuarios habrán de haber desplegado al menos la versión 4.1.3 del producto, según los propios ejecutivos de RIM.
BES (pronunciado bez) constituye la pieza clave de cualquier despliegue BlackBerry empresarial. En tales entornos, todas las comunicaciones son encauzadas a través de él. Es el encargado de
trabajar con los servidores de correo electrónico de back-end Exchange o Lotus Notes, y proporciona algunas herramientas para administrar y gestionar dispositivos y usuarios BlackBerry, así como a sí mismo. Los ISV han hecho un vigoroso negocio con el suministro de herramientas de gestión. La próxima versión Argon tendrá que superar algunas limitaciones del actual BES que hacen de los despliegues BlackBerry a gran escala crecientemente complejos y onerosos a medida que su tamaño va aumentando.
Los puntos débiles de BlackBerry
Los usuarios son totalmente conscientes de las dificultades para administrar despliegues BlackBerry, incluso de dimensiones limitadas. Un ejemplo de tales dificultades es la creación y gestión de numerosas configuraciones software, que esencialmente consisten en conjuntos de aplicaciones asociadas con un usuario o grupo de usuarios BlackBerry. Actualmente este proceso se convierte pronto en una pesadilla a medida que empieza a aumentar el número de aplicaciones y sus posibles combinaciones, como señala Justin Bortnick, director de soporte para usuarios BlackBerry de un suministrador de aplicaciones RIM, que ha accedido a dar su opinión para este artículo bajo la condición de que la empresa para la que trabaja no fuera nombrada.
Bortnick explica que las descargas de aplicación y las actualizaciones subsiguientes pueden llegar a requerir horas de trabajo manual en caso de problemas, porque los administradores terminan teniendo que examinar minuciosamente una voluminosa base de datos de entradas para encontrar y eliminar solo una o dos de ellas problemáticas.
Con la actual versión 4.0 de BES no se tiene la capacidad de difundir aplicaciones para grupos de tamaño, asegura Bortnick. Y tampoco hay herramientas de reporting que informen sobre las fallas. Uno de los clientes de Bortnick tardó alrededor de tres meses en distribuir aplicaciones a  dos mil 500 usuarios BlackBerry. Por su parte, Alan Panezic, vicepresidente de RIM para gestión de productos software, reconoció en Wireless Enterprise Symposium que el logro de un pushing fiable de aplicaciones a los handhelds ha supuesto un reto para nosotros. Sin embargo, todos estos inconvenientes, y muchos otros, serán resueltos mediante BES 5.0, según la información facilitada por el fabricante.
Esta versión supone un importante paso adelante, según Raymond Gayoso, ingeniero principal de sistemas de la empresa Fidelity Investments (Boston), que actualmente tiene una base desplegada de 15 mil handhelds BlackBerry. Estos dispositivos han ido convirtiéndose en un instrumento de creciente importancia para los usuarios de negocio de Fidelity Investments, quienes a menudo necesitan
organizar reuniones rápidamente, o responder a correos electrónicos urgentes independientemente del lugar donde se encuentren. A medida que aumentan las tareas de negocio soportadas sobre estos dispositivos se va haciendo una necesidad crítica la fiabilidad aportada en 5.0, asegura Gayoso.
BES 5.0: un soplo de aire fresco
La versión Argon del software servidor BlackBerry incluirá, por ejemplo, una interfase de gestión del servidor completamente nueva, denominada BlackBerry Administration Service (BAS). Esta interfase sustituirá por una consola de gestión basada en web la aplicación desktop Windows 32 a través de la que es necesario interactuar hoy con el sistema de gestión del servidor BlackBerry. La página de inicio de la consola BAS es de una simplicidad extrema: los usuarios pueden selecciona categorías y acceder directamente mediante un clic, a información y acciones detalladas sobre cada una de ellas. Además, con el nuevo sistema los administradores podrán asignar usuarios a más de un grupo de usuarios. Y cada uno de estos grupos, el usuario podrá tener diferentes roles (como administrador de seguridad o help desk principal, etc.), permisos de vigilancia, y distintas configuraciones de software y políticas TI.
Otro cambio destacable en el software es la incorporación de un sistema BlackBerry Monitoring System mejorado. La versión 5.0 utilizará un agente de monitorización BES (BES Monitoring Agent) que correrá sobre los dispositivos de mano para proporcionar datos y alarmas en tiempo real sobre una diversidad de condiciones críticas, como la súbita acumulación de correos electrónicos.
Gayoso subraya que la consola de gestión basada en web es ya por sí misma un avance tremendo, aún sin tener en cuenta el resto de las mejoras. Con el sistema actual, cada vez que había un nuevo service pack o actualización BES, teníamos que actualizar manualmente todas las consolas sobre PC, explica Goyogo. Un trabajo tedioso y muy considerable que la interfase basada en navegador viene a eliminar.
Una gestión de aplicaciones más sencilla
Entre las innovaciones introducidas en BES 5.0 también destaca lo que RIM denomina Unified Application Management (gestión de aplicaciones unificada). Consiste en un conjunto de herramientas basadas en repositorio que aumentan considerablemente el control de los administradores sobre el despliegue, seguridad, actualización y gestión de aplicaciones, tanto de las de RIM como de las de terceros suministradores o las desarrolladas por la propia empresa cliente.
La actualización de abril, la 4.1.5, introdujo ya la posibilidad de
descargar las actualizaciones software sin hilos. La 5.0 avanzará aún más en el ámbito de la gestión de aplicaciones, ya que podrá, por ejemplo, buscar las dependencias entre software, organizar el orden de las cargas de software para que sigan la secuencia adecuada, y comprobar que los dispositivos tienen la suficiente memoria para recibir el software.
Argon será además la primera versión de BES que soportará listas blancas de aplicaciones. Solo las aplicaciones especificadas en tales listas podrán ser descargadas sobre los dispositivos BlackBerry de la empresa. El agente BES bloqueará los intentos de descargar programas no autorizados. Hoy es necesario elegir entre todo o nada, explica Stephen Burchette, consultor de servicios de mensajería de Roche Pharmaceuticals, división del grupo suizo F. Hoffman-La Roche. La compañía cuenta actualmente con unos seis mil dispositivos BlackBerry desplegados. Hemos tenido que bloquear la descarga de cualquier aplicación por parte del usuario, aunque sería beneficioso que algunos de ellos dispusieran de aplicaciones adicionales específicas, como BlackBerry Maps. Con la plataforma actual no pueden utilizarlas, sin embargo, con BES 5.0, Burchette tendrá la posibilidad de crear políticas que permitan a los usuarios descargar las aplicaciones que necesitan y solo ésas.
Algunos escollos permanecen
Pese a todos los avances de la nueva versión de BES, algunos usuarios señalan dos potenciales problemas. Las configuraciones software (paquetes de aplicaciones) existentes podrán ser transportados sobre Argon inicialmente. Pero crear nuevos paquetes de aplicaciones requerirá que las antiguas sean también recreadas. Se producirán algunos inconvenientes en lo que respecta a las configuraciones software con el cambio a 5.0, reconoció ante la audiencia un director de RIM en el simposio celebrado recientemente por la compañía. No existen configuraciones software de migración a 5.0 y eso dificultará el proceso de actualización.
Una segunda fuente de descontento entre algunos potenciales usuarios es que en la nueva versión sigue echándose en falta alguna conexión entre BES y Microsoft Active Directory. No existe interacción alguna con Active Directory, un aspecto en el que, según los portavoces de RIM, la compañía está todavía trabajando.
En opinión de algunos observadores, quizá el soporte de Active Directory sea incluido en revisiones posteriores de BES 5.0. El principal problema reside en el tamaño de las entradas Active Directory para grandes compañías. Una organización con 50 mil empleados podría tener fácilmente un directorio con hasta un millón de entradas. Para interoperar con el sistema, BES tendría de alguna manera que leer
todos esos datos, o importarlos y leerlos para su propio uso. Sin embargo, los administradores no querrían renunciar a unos buenos tiempos de respuesta y, mantenerlos en tales condiciones, no es algo sencillo de conseguir.
CIO , España