Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Ambuj Goyal, director general de gestión de información del Grupo de Software de IBM

“Estamos en la era de la optimización”

[18/07/2008] Han transcurrido algo más de dos años desde que Ambuj Goyal presentara oficialmente la estrategia Information on Demand (Información bajo Demanda) de IBM, en la que se intentaba concretar el esfuerzo de la compañía por agrupar bajo un paraguas común su visión estratégica sobre el futuro del software de análisis, accesos y gestión de datos.

Goyal, director general de gestión de información del Grupo de Software de IBM, ha intentado plasmar en realidad esta estrategia en gran parte a través de la que parece una implacable oleada de adquisiciones. En ella, sin duda, uno de los más importantes movimientos de la compañía ha sido la compra del suministrador de inteligencia de negocio Cognos por cinco mil millones de dólares. También es dentro de esta estrategia donde deben interpretarse otras compras de suministradores especializados en determinados nichos, como Solid Information Technology, fabricante de bases de datos in-memory, o Princeton Softech, firma especializada en archivo de datos.
Desde el punto de vista de los componentes tecnológicos, probablemente la piedra angular de Information on Demand sea el servidor Information Server, lanzado por IBM en Octubre. Se trata de una plataforma de integración para la combinación de datos de una diversidad de fuentes heterogéneas.
En cualquier caso, la compañía aún tiene pendiente el desarrollo de un conjunto empaquetado de aplicaciones empresariales propio, y, de momento, ha optado por satisfacer esta lucrativa necesidad mediante acuerdos con otras empresas. En lugar de intentar aprovechar por sí mima tal negocio, IBM ha preferido asumir como objetivo el convertirse en suministrador líder de una infraestructura de datos diseñada para hacer más efectivo el funcionamiento de tales aplicaciones, un negocio no menos lucrativo que las aplicaciones mismas.
En términos de segmentos de mercado, el blanco principal de IBM en este terreno continúan siendo las grandes empresas que se ven obligadas a hacer frente a una avalancha cada vez más fuerte de datos de negocio. Y, ciertamente, existe una enorme oportunidad en este ámbito, según Judith Hurwitz, analista especializada en TI. Por ejemplo, en su opinión, las empresas habrán de implementar más sistemas de etiquetas de identificación por radiofrecuencia (RFID), en gran parte debido a que algunos gigantes, que tienen poder suficiente para marcar las reglas de interacción entre actores, han apostado por ellas. Tal es el caso de Wal-Mart, que ahora dispone de una enorme cantidad de datos RFID, que aún no puede aprovechar. La cuestión es si existe alguna manera en que puedan realmente comenzar a utilizar esos datos para tomar mejores decisiones de negocio, explica Hurwitz.
Precisamente el ayudarlas a lograr este objetivo es lo que Goyal y su equipo se marcan como meta. En una entrevista realizada por IDG News Service hace unos meses a este ejecutivo, Goyal calificó su
estrategia Information on Demand (IOD) de éxito estruendoso, pese a encontrarse aún en sus primeras etapas de desarrollo.
¿Desde un punto de vista de negocio, cómo ha funcionado IOD hasta el momento?
No podría haberlo hecho mejor. El éxito..., ha afectado no sólo al software de gestión de información, sino también al grupo de software (Software Group) de la compañía en su conjunto y a IBM como organización... Sólo la compra de Cognos, por sí misma, ha supuesto el desembolso de cinco mil millones de dólares. No hubiéramos podido llevarlo a cabo, es decir, el grupo de accionistas de la compañía y su consejo no nos lo hubieran permitido, a menos que hubieran visto un claro retorno sobre nuestra inversión.
IBM está ensamblando una enorme cantidad de tecnologías centradas en datos, pero todavía no existe ninguna aplicación ERP, CRM o de negocio empaquetada. ¿Cuál es el motivo?
Nuestra estrategia continúa apoyándose en la idea de que no operamos en el espacio CRM o ERP. No estamos en el negocio de las aplicaciones, o al menos no en el de este tipo de aplicaciones. Existe el mercado de la automatización y el de la optimización. La automatización está relacionada con la idea de tener una agenda de aplicación. Puedo construir aplicaciones personalizadas con COBOL o Java, o simplemente crear aplicaciones empaquetadas, o recurrir a las arquitecturas orientadas a servicios (SOA) para decir: Ya tengo aplicaciones, permítame conseguir una aplicación combinada o una aplicación compuesta.
Este es un mercado que tenderá a la consolidación sin lugar a dudas. No hay crecimiento en este negocio. Sin embargo, lo que mucha gente dice hoy es: Ya he automatizado el centro de llamadas, ¿puedo ahora mejorar mi rentabilidad por cliente? Una pregunta así no tiene nada que ver con la automatización, pero sí con la optimización de mi negocio, y esto a su vez, implica el aprovechamiento de la información disponible. Este mercado sí presenta un elevado potencial de crecimiento.
Incluso en China el mercado de la automatización se encuentra saturado. En todas partes hemos visto la saturación de este negocio. No me malinterprete, existen un montón de proyectos de automatización que se están llevando a cabo en estos momentos. Pero en este mercado, las empresas han tomado ya sus decisiones. Ahora lo que se plantean es: ¿cómo puedo aprovechar de forma óptima, al máximo, la información de que dispongo?
¿Quiénes considera que son sus principales competidores en este ámbito?
No se trata de quién, sino de qué segmento estemos hablando. Todas los agentes tradicionales se han hecho muy, muy grandes, y los que en un determinado segmento o proyecto pueden ser competidores; en otros, quizá se conviertan en socios de negocio. Imaginemos que en un proyecto estamos trabajando con HP. Algunos de las líneas de negocio de IBM proporcionan servicios y software sobre hardware HP, aunque nuestro propio hardware compite con el de HP. Lo mismo ocurre en el caso de las bases de datos; competimos contra Oracle, pero cuando trabajamos con Siebel o Peoplesoft, trabajamos con Oracle.
Microsoft compró hace unos meses Fast Search and Transfer, suministrador pureplay de búsquedas empresariales de gama alta. Claramente ven este mercado como un negocio en crecimiento. ¿Qué importancia concede la estrategia IOD a las búsquedas?
Desde mi punto de vista, las búsquedas son un ingrediente tecnológico. La gente no compra búsquedas, sino una interacción mejorada con un cliente. Es un ingrediente que les ayuda a resolver un problema particular. Por otra parte, es curioso que la gente suela creer que Yahoo y Google están en el negocio de búsquedas. Realmente no lo están, están en el negocio de la publicidad. La búsqueda es simplemente un ingrediente que utilizan como instrumento para su negocio principal.
En el contexto de todo lo que hacemos en nuestra estrategia Information on Demand... la búsqueda será una de las tecnologías que nos permitirán, en combinación con otras, entregar información estructurada y no estructurada.
¿Piensa seguir adelante con esta estrategia comprando empresas?
Si se puede aprender de la historia, analizando lo que hemos hecho en los pasados siete años, podremos predecir hasta cierto punto lo que ocurrirá en el futuro. Ahora nos encontramos dentro del espacio de la optimización en la misma etapa en que hace dos décadas se hallaba la automatización, durante la época dorada de JD Edwards, cuando el primer sentido de ERM comenzó a emerger, etc.
En IBM tenemos la creencia básica de que estamos en la mejor posición para competir. Ahora tenemos integración de información, gestión de datos maestros, inteligencia de negocio (BI), datawarehousing, bases de datos, gestión de contenidos, y tenemos también búsquedas. Pero el viaje de la optimización no ha hecho más que comenzar. Nos llevará por caminos que no conocemos ni comprendemos, ni siquiera hoy día. Estamos yendo hacia la información
bajo demanda en tiempo real. Tiempos de respuesta de menos de un segundo, e incluso de un milisegundo a cuestiones preguntadas desde un centro de llamadas. Hablamos de la entrega de la información adecuada justo a tiempo para optimizar los procesos de negocio o la toma de decisiones humanas. Será un viaje que durará dos décadas.
CIO España