Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nuevo sistema de refrigeración para servidores

[04/12/2009] Los garajes de Silicon Valley tienen una larga historia como incubadoras de tecnología.

Bill Hewlett y Dave Packard lanzaron Hewlett-Packard Co. desde un garaje en Palo Alto, mientras que Steve Jobs y Steve Wozniak trabajaron en la primera computadora de Apple en un garaje en Los Altos. Es un poco temprano para agregar a Phil Hughes a esta lista de titanes, pero los inicios de su compañía son bastante similares. Hughes construyó un nuevo sistema energéticamente eficiente para enfriar los servidores, en lo que vendría a ser la versión del siglo 21 del garaje familiar -TechShop Inc.
Las nuevas empresas de hardware por lo general implican propuestas costosas, y los fundadores usualmente deben buscar fondos de capital de riesgo para el diseño y desarrollo de prototipos y productos. Pero Hughes, ingeniero de sistemas que también tiene muchos años en márketing de semiconductores y en ingeniería; y el co-desarrollador Bob Lipp, un diseñador de semiconductores, evitaron el camino del capital de riesgo cuando decidieron construir un sistema de enfriamiento líquido sin ventilador para servidores, y sistemas de almacenamiento.
El nuevo sistema reemplaza a los disipadores de calor y ventiladores estándar en los servidores con un elevador de calor (heat riser), que podría ser un bloque de aluminio, por ejemplo, que extrae el calor de una capa térmica colocada en ambos lados de la tapa del servidor. De ahí, el calor se traslada a un cold plate con fluído circulante que corre a través de él.
Sacar los ventiladores de un servidor, reduce la necesidad de energía de 10% a 40%, dependiendo de la temperatura del ambiente.
Hughes señala que la energía que se ahorra debería ser la del extremo más alto de este estimado, cuando la tecnología crezca. Por ejemplo, Hughes estimó que una instalaciónde cinco mil servidores podría recortar costos hasta en un 44% gracias a los ahorros en energía, reducción en los costos de enfriamiento de la planta y otros gastos por reducción de tamaño.
Hughes afirma que no ha decidido cuál será su próximo paso para la nueva tecnología y su compañía, Clustered Systems Co. Pero los primeros modelos de la tecnología parecen tener la fuerza suficiente como para obtener una subvención del Estado, y Hughes entregó esta semana un rack de 36 servidores para unas instalaciones de Sun Microsystems, para ser probados en el programa Chill Off, ejecutado por Data Center Pulse, un grupo sin fines de lucro de profesionales de data centers.
Hughes y Lipp iniciaron el proyecto en una oficina en casa y en el garaje hace más de dos años. Pagaron los costos de desarrollo de sus propios bolsillos -Hughes dijo que el proyecto parecía muy pequeño para atraer el interés de empresas de capital riesgo. Agregó que, el camino a asegurarse el capital de riesgo es siempre una gran distracción. Además, por su puesto, uno pierde el control.
Los desarrolladores se vieron forzados a dejar su propio garaje para poder acceder a las herramientas necesarias para construir la tecnología. Encontraron ayuda como a una milla de la casa de Hughes en TechShop, una compañía de Menlo Park, California, que fue fundada en el 2006 para proporcionar, a los desarrolladores de productos, equipo que va desde herramientas de mano, pasando por máquinas de tejidos CNC, hasta impresoras 3D, además de clases de cómo usarlos. La compañía opera de forma similar a como lo hace un gimnasio y un club de salud, provee acceso al equipo a miembros que pagan 100 dólares al mes.
Estábamos en el proceso de descubrimiento, porque ninguno de nosotros era oficialmente ingeniero mecánico, ambos éramos ingenieros eléctricos, indica Hughes. No obstante, señaló, ambos creíamos que teníamos la suficiente experiencia para realizar el proyecto.
Hughes señala que acudir a TechShop es una excelente manera de echar a andar una empresa.
Por ejemplo, Hughes contó que no tenía experiencia usando una máquina de fresado. Tan pronto como empezó a trabajar con una, dice riendo, empezó a maldecir casi inmediatamente. Hay toda clase de cosas en las que puedes equivocarte.
El personal de TechShop enseñó a Hughes y a Lipp a usar la máquina. Y acudieron a un productor profesional para que ensamblara los racks.
El CEO de TechShop, Mark Hatch, señaló que la tienda atrae empresarios serios como Hughes así como también a aficionados. TechShop es una empresa posible gracias a la caída en los precios de la maquinaria sofisticadas. Hoy una máquina de fresado cuesta cerca de 17 mil dólares,  es el nivel más bajo de la historia, indicó Hatch. Hace una década estas máquinas costaban alrededor de 250 mil dólares. Ahora se puede innovar con los ingresos que tienes disponibles, añadió Hatch.
Patrick Thibodeau, Computerworld (US)