Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La Corte de París falla en contra de Google en el caso de derechos de autor de libro

[18/12/2009] El proyecto búsquedas de libros de Google sufrió un contratiempo legal en París el viernes, cuando un tribunal condenó a la empresa a pagar 300 mil euros (432 mil dólares) en daños por violación de derechos de autor, y a detener la distribución de copias digitales de libros franceses a los usuarios de Internet de Francia, sin el permiso de sus editores.
Por cada día que los libros siguen siendo accesibles en línea sin permiso, Google deberá pagar 10 mil euros más, sentenció el tribunal.
La casa editorial francesa La Martinière Groupe presentó una demanda contra Google en junio del 2006, y más tarde se unió a su caso la French Publishers Association (FPA) en representación de 400 empresas editoriales. La FPA se decepcionará con el tamaño de la sanción pecuniaria: había solicitado a la Corte 500 mil euros por día.
El gigante de las búsquedas está estudiando los detalles de la decisión y planea apelar, indicó Philippe Colombet, strategic partner development manager de Google Books, en una conferencia telefónica con periodistas.
Lamentamos la decisión del tribunal, ya que significa que los usuarios de Internet franceses tendrán acceso a menos contenido que los usuarios de Internet en otros países, indicó.
Se negó a decir si Google planea pagar la multa diaria en lugar de eliminar los libros de La Martinière de su base de datos.
Google ha escaneado 10 millones de libros, más de la mitad de ellos en idiomas distintos al inglés.
De ellos, indicó Colombet, 1,5 millones son de dominio público y dos millones han sido escaneados con el permiso del editor. El resto son de las colecciones de las bibliotecas de Estados Unidos con las que Google se ha asociado; estos son escaneado sin el permiso de los titulares de derechos, y por lo tanto Google solo muestra extractos breves en respuesta a las consultas de búsqueda, explicó.
El ejecutivo no pudo decir cuántos libros se vieron afectados por el fallo del viernes, ni el efecto inmediato que la sentencia tendrá en Google Books France.
Los libros franceses publicados recientemente advierten, debajo de sus notas sobre derechos de autor, que la fotocopia de la totalidad o parte del libro para uso en grupo está prohibida, y que todas las demás formas de reproducción, en todo o en parte, también se encuentran prohibidas sin el permiso del editor.
Sin embargo, señaló Colombet, creemos que la indexación y la visualización de un libro con el fin de facilitar su compra y búsqueda, está permitido por la ley de derechos de autor de Francia.
El CEO Hervé de La Martinière, de La Martinière Groupe, se encontraba muy contento con la decisión del tribunal, sostuvo su portavoz, Tessa Destais, a través de un correo electrónico. Es una gran victoria para el derecho de creación de los autores, y para la protección de los autores y editores, escribió.
Google se ha enfrentado a demandas similares en otros lugares, y está tratando de llegar a un acuerdo con los autores en Estados Unidos acerca del escaneo de libros en ese país. El 13 de noviembre, con el Authors Guild y la Asociación de Editores Americanos, presentó su último proyecto a la corte, una propuesta que espera resolver una demanda colectiva del año 2005. Aquellos que se oponen a estas prácticas señalan que se le está dando a Google una ventaja injusta en el naciente mercado de reproducciones digitales de libros.
El fallo del viernes en París no tiene ningún efecto en el Acuerdo de Estados Unidos, porque solo se refiere a los libros de Grupo La Martinière, señaló Colombet.
Peter Sayer, IDG News Service