Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

2010: Adquisiciones y fusiones tecnológicas irán en aumento

[22/12/2009] El mercado de fusiones y adquisiciones inició el 2009 con lentitud glacial, pero el ambiente empezó a animarse durante la segunda mitad del año, y los analistas pronostican que el periodo de compras continuará con nuevos bríos en el 2010.

Durante el primer trimestre de este año, en Estados Unidos, todos pensaron que la actividad de M&A (fusiones y adquisiciones por sus siglas en inglés) había tocado fondo con 3,1 mil millones de dólares; pero en el periodo siguiente, cayó aún más bajo, con 2.3 mil millones de dólares en contratos cerrados. Estas cifras no eran ni siquiera el pálido retrato de los 13,8 mil millones de dólares registrados durante el segundo trimestre del 2008, ni de los 44,6 mil millones del último periodo de ese mismo año, según los reportes de PricewaterhouseCoopers (PwC).
Pero los 9,8 mil millones de dólares en acuerdos cerrados que se registraron durante el tercer trimestre del 2009 demuestran que la industria está comenzando a recuperarse. Aunque siempre es complicado predecir el rumbo que tomará la actividad de M&A, los analistas coinciden en que la tendencia va por buen camino.
"En la primera mitad del año se registraron descensos históricos para la última década, lo cual es bastante significativo si tomamos en cuenta todo lo que ha ocurrido en estos diez años, empezando por la explosión de la burbuja puntocom", comenta Rob Fisher, líder del grupo de servicios de M&A tecnológicos en PwC. "Básicamente, el volumen de negocios del Q3 duplicó el del Q2 y, en general, duplicó las estadísticas del año. Teniendo en cuenta los pronósticos que hemos escuchado durante los últimos meses, esperamos que se produzca aún otra duplicación".
Las operaciones de compra por miles de millones de dólares retomaron con fuerza en el tercer trimestre de este año, con anuncios de la adquisición de Affiliated Computer Services por parte de Xerox, a un monto de 6,5 mil millones de dólares, y los planes de compra de Perot Systems por parte de Dell, por 3,9 mil millones de dólares.
En el cuarto trimestre, Dell cerró la compra de Perot y la operación Xerox-ACS todavía está pendiente, por lo que ninguna de ellas ha sido incluida en las cifras de este periodo. Otro convenio pendiente que podría elevar las estadísticas es la compra de Sun por parte de Oracle, por 7,4 mil millones de dólares, que está siendo evaluada por los reguladores europeos. 
Tanto el recorte de la actividad de M&A como la desaceleración del mercado IPO (oferta pública de acciones, por sus siglas en inglés) les han complicado el panorama a las nuevas empresas de tecnología en pos de financiamiento de capitales de riesgo, puesto que los inversionistas no están precisamente ávidos de colocar su dinero en nuevas compañías cuando todavía no obtienen liquidez de sus inversiones previas. Michael Fitzgerald, fundador y socio gerente de de Commonwealth Capital Ventures (Massachusetts), predice que la industria de capitales de riesgo seguirá reduciéndose dramáticamente durante un lapso de tres a cinco años. 
Pero mientras la bolsa no vuelva a desplomarse, la industria de tecnología gozará de saludables niveles de compras e IPO durante el 2010, afirma Robert Armstrong, analista financiero y columnista principal de Dow Jones Investment Banker.
"Las operaciones tecnológicas han tenido un ritmo sumamente intenso durante la segunda mitad del 2009," señala Armstrong. "Creo que aunque la bolsa se mantuviera en los niveles actuales, el mercado de M&A mantendría su ritmo".
Conforme se estabilice el mercado, será más fácil determinar un precio adecuado para una adquisición determinada, asegura Fitzgerald.
"2009 no ha sido un año común y corriente debido a la incertidumbre del entorno macroeconómico", continúa Fitzgerald. "La incertidumbre y la inestabilidad siempre son sinónimo de problemas cuando se trata de tomar decisiones importantes sobre fusiones y adquisiciones. Ciertamente, sería de gran ayuda que hubiera un poco más de estabilidad en el 2010".
Según Armstrong, durante la primera mitad del año que viene, muchas de las pequeñas start-ups (o negocios incipientes) que estaban a punto de realizar una IPO pero no la hicieron pública debido a las condiciones de la economía, darán finalmente el gran paso, lo cual a su vez -afirma el analista- pondrá en movimiento a las grandes compañías que buscarán comprar para adelantarse a las IPO, con el consiguiente incremento de la actividad en M&A.
Cabe preguntarse qué tipo de compañías tecnológicas estarán dispuestas a comprar en el 2010, y qué tipo de compañías les interesarán a éstas. 
Facebook, Twitter y LinkedIn son candidatos fuertes en la industria de las redes sociales. Sin embargo, no solo es todo un desafío crear valor financiero en Facebook y Twitter, sino que además no son muchas las empresas dispuestas a abrir sus bóvedas para pagar por estos sitios, afirma Armstrong. En opinión del experto, LinkedIn podría resultar más atractivo para los potenciales compradores, debido a que el sitio ha sido construido en torno a una forma muy significativa de transacción: el reclutamiento de nuevos empleados.
"Sería una locura pagar mil millones de dólares o algo por estilo para comprar Twitter", señala Armstrong.
En el mercado corporativo, Xerox-ACS, Dell-Perot y HP-EDS son algunos de los grandes proveedores de tecnología que compran firmas de servicios, una tendencia en la cual los proveedores de TI desean convertirse en la opción de compra por excelencia. Oracle, una compañía de software, quiere comprar Sun, que es una empresa de hardware, y HP quiere parecerse un poco más a Cisco comprando 3Com, un proveedor de switches y routers.
La convergencia de mercados históricamente marginados, como las tecnologías de redes, almacenamiento y servidores, junto con la convergencia del hardware con el software y los servicios serán, adelanta Fisher, los detonantes de nuevas adquisiciones. Asimismo, al exigir no solo mejores precios sino también una consolidación de proveedores y productos, los clientes están ejerciendo presión sobre los proveedores especializados para competir contra distribuidores -más grandes y diversificados- de servicios y productos.
Tratar de predecir eventos impredecibles como las fusiones y las adquisiciones "es una excelente manera de quedar como un tonto", asegura Armstrong, agregando que las proyecciones de los analistas a menudo se equivocan: Es muy difícil predecir qué compañías podrían embarcarse en una operación importante, porque son muy pocos los grandes proveedores que realmente necesitan una transacción gigante del tipo Oracle-Sun, explica.
"¿Cisco necesita compra algo en este momento? No. ¿HP? No. ¿IBM? Tampoco. Si se les presenta la oportunidad de conseguir algo pequeño quizá la aprovechen, pero todos ellos ya tienen portafolios grandes y completos. A nadie se le ocurriría preguntarles ¿Cómo creen que van a poder competir si no tienen tal o cual cosa?", agrega Armstrong.
De todas maneras, aclara, hay casos interesantes como el de Juniper. Muchos de los inversionistas de Juniper estarían encantados de que Cisco comprara la compañía, pero si esto no ocurriera Juniper, por su parte, podría volverse lo suficientemente robusta como para absorber a sus rivales Riverbed, F5 o Blue Coat.
En términos más amplios, el interés en el rubro de tecnologías de salud y los sueños de expansión en territorio chino de las compañías de TI son factores que podrían favorecer la actividad en M&A, precisa Armstrong.
A la larga, pronostica Fisher, la desaceleración del 2009 será recordada simplemente como una interrupción momentánea de la tendencia sostenida hacia la consolidación de la industria mediante fusiones y adquisiciones.
"Para nosotros se trata básicamente de la continuación de lo que, desde hace cinco años, ha sido una tendencia de la industria de la tecnología en general: la consolidación", afirma. "Si bien esa tendencia fue interrumpida por la recesión, en los últimos dos trimestres la ola de consolidación se ha recuperado y, en consecuencia, ya se están produciendo incrementos en la actividad y en el volumen de las operaciones. En general, no vemos razones para pensar que esto vaya a cambiar".
Jon Brodkin, Network World (US)