Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La Unión Europea autoriza a Oracle la compra de Sun

[21/01/2010] La Comisión Europea concedió el jueves una autorización incondicional a Oracle para que se haga cargo de Sun Microsystems, tras una controvertida y prolongada evaluación del negocio.

El acuerdo aún está pendiente de aprobación en otras jurisdicciones, incluyendo Rusia y China, pero la aprobación en la Unión Europea es un gran paso adelante para un acuerdo considerado por algunos como la transformación de la industria de software, y por otros como el asesinato de uno de los más exitosos programas de código abierto en el mundo, la base de datos MySQL.
La Comisión indicó en un comunicado que el acuerdo no plantea ninguna amenaza a la competencia.
Ahora estoy convencido de que la competencia y la innovación se mantendrán en todos los mercados relacionados. La adquisición de Sun por parte de Oracle tiene el potencial de revitalizar elementos importantes y crear productos nuevos e innovadores, afirmó en un comunicado Neelie Kroes, Competition Commissioner.
En noviembre pasado, la Comisión, el mayor regulador antimonopolio de la Unión Europea, expresó su grave preocupación sobre el acuerdo previsto, ya que significaría que Oracle, el más grande desarrollador de bases de datos propietarias del mundo, podría obtener el control de MySQL, una división de datos de código abierto de Sun, que en los últimos años ha estado robando cuota de mercado a sus rivales más caros: Oracle, IBM y Microsoft.
Sin embargo, las preocupaciones fueron puestas a un lado en diciembre, después de que Oracle se comprometió a salvaguardar MySQL por cinco años después del inicio del acuerdo. Controversialmente, esta promesa se hizo a los proveedores, desarrolladores de software y a los clientes de MySQL, y no a la propia Comisión.
Explicando su decisión, la Comisión manifestó que su preocupación por MySQL no era tan grande como se sospechó inicialmente. La investigación mostró que a pesar de que MySQL y Oracle compiten en ciertas partes del mercado de bases de datos, no son estrechos competidores en otras, como la del segmento de gama alta, explicaron.
La investigación también mostró que otra base de datos de código abierto, PostgreSQL, podría ser una alternativa posible a MySQL; y se puede esperar que sustituya en cierta medida la fuerza competitiva actualmente ejercida por MySQL en el mercado de base de datos.
También concluyó que el propio MySQL podría ser bifurcado por otros desarrolladores de software de código abierto, y esto también podría desarrollarse en el futuro para fines prácticos, una presión competitiva suficiente y oportuna sobre Oracle.
La aprobación de la operación estuvo garantizada por Oracle el mes pasado cuando hizo 10 promesas públicas a los usuarios de MySQL, a los desarrolladores y a los clientes, de soportar la base de datos de código abierto los próximos cinco años.
Oracle anunció sus promesas el 14 de diciembre. El mismo día, la Comisión expresó su optimismo de que se pudiera alcanzar un resultado satisfactorio.
El portavoz de la comisión, Jonathan Todd, restó importancia a las promesas de Oracle para asegurar la aprobación regulatoria de la operación. Éstas (las promesas) se toman en cuenta como uno de varios factores, expresó.
Los críticos del acuerdo, y en particular los que se opusieron a que Oracle tomara el control de MySQL, están descontentos con lo que consideran una capitulación por parte de la Comisión.
Michael Widenius, uno de los fundadores de MySQL, presionó fuertemente para que la Comisión excluyera a MySQL de la oferta. A principios de esta semana, indicó que la Comisión renunció a tratar de salvaguardar a MySQL con el fin de salvar la cara. Calificó los argumentos de la Comisión, sobre abandonar sus preocupaciones iniciales del acuerdo, como deshonestos, y alegó que él y otros oponentes habían sido ignorados en el acuerdo.
Oracle puede obtener MySQL incondicionalmente, entonces s0lo puedo decir que como europeo siento vergüenza de nuestro sistema de regulación, finalizó el programador de software sueco.
Paul Meller, IDG News Service