Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

El compromiso verde de APC

[29/01/2010] ¿Puede ser verde la industria de las tecnologías de la información?,  ¿Y una máquina que consume energía?, ¿Qué es ser verde realmente?. A estas y otras preguntas respondió el gerente de desarrollo de negocios de APC, Fernando Aguirre, durante su visita al Perú, con el fin de hablar del compromiso y la responsabilidad de la empresa de conservar el medio ambiente, y de presentar al mismo tiempo su nuevo producto verde, el UPS VR550 G, (con G de green). Queremos hablar y explorar lo que de verdad es ser verde para establecer un estándar. Hemos estado en el tema desde hace casi dos años. Una empresa de UPS puede ser verde. La informática no se puede ignorar, afirmó el funcionario.  

La empresa APC (American Power Conversion) by Scheneider Electric,  fabrica y vende soluciones para proteger contra algunas de las causas más comunes de pérdida de datos y daños de hardware: los problemas de energía eléctrica y temperatura. En los últimos 100 años hemos gastado 12 trillones de dólares en electricidad [en el mundo], en los siguientes 20 años vamos a gastar también 12 trillones de dólares si no hacemos nada al respecto, advirtió el ejecutivo. A nosotros -como empresa americana- nos da vergüenza, porque le estamos diciendo al mundo qué hacer pero nosotros somos los más culpables, enfatizó.
 
Oficinas verdes
Con respecto al medio ambiente y al impacto ocasionado por las computadoras de escritorio, Aguirre enumeró algunos datos de actualidad: Las PC y los monitores emiten el 40% de las emisiones de CO2, casi el doble de lo que emiten los centros de datos. Cada año, las empresas gastan 40 mil millones de dispositivos que no se usan. Solo un tercio de la energía típicamente usada es gastada, porque nadie está presente para usarla. Un CPU produce un promedio de 200 kilos de CO2 al año. También citó algunos resultados de encuestas realizadas sobre el tema: Cuando se preguntó si el consumo informático era lo suficientemente importante para considerar si era un tema ambiental, el 60% de las empresas encuestadas respondió que sí. Así que vamos a ver si las empresas son receptivas para tratar de ayudar al medio ambiente. Cuando se preguntó si el impacto ambiental es parte de la evaluación antes de comprar un producto informático, el 74% respondió que era un poco importante. Entonces se necesita realizar una labor más grande en nuestro intento de vender un mundo verde, aunque este mensaje sea muy difícil de vender en un mundo económico, señaló el ejecutivo.
En la oficina, detalló, debemos tratar de reducir el uso del papel y de las impresiones al mínimo; y cuando sea necesario imprimir, hacerlo a ambos lados del papel. Podríamos utilizar la videoconferencia en vez de viajar, y también compartir autos, ya que reducir el consumo energético es clave y se traduce en mejor calidad de aire y mejor salud pública, utilidades más confiables, preservación de recursos naturales y menos costos.
Empresas verdes
Por cada minuto se cortan 69 acres de bosques, cada día desaparecen 137 especies de plantas y animales, y las plantas de energía son las fuentes más grandes de contaminación. Como consecuencia, en los hogares y en las oficinas, aumenta del costo de la energía. En Estados Unidos, cada año, las empresas de energía piden permiso al gobierno para subir los precios. Es necesario cortar por la mitad las emisiones de CO2 para evitar estos cambios climáticos dramáticos, sostuvo el ejecutivo. Citó como ejemplos el trabajo que se está realizando en las empresas Fortune 500. Tienen iniciativas para ser verde, con programas de responsabilidad social corporativa y están invirtiendo en nuevas tecnologías. También hay premios para las empresas que son verdes, empresas como Wal-Mart están planeando tener tiendas 100% solares, y las pymes están siguiendo la misma tendencia. Y algo muy importante, es que las expectativas de ser verde no solo son buenas para el ambiente, sino también para el bolsillo, indicó Aguirre.
También agregó que la buena noticia es que los consumidores tienen interés en los productos y soluciones para salvar el planeta, en ahorrar dinero y en cumplir con ser verde. A los consumidores y a las empresas sí les importa tener orientación, esa es la clave. Quieren saber qué hacer. Hay muchas maneras de ayudar al medio ambiente, ahorrar dinero y aumentar las ventas al mismo tiempo. Lo importante es que no le cueste más al consumidor. El consumidor tiene una responsabilidad verde y quiere hacer lo que es correcto, pero es sensible al costo y no va a sacrificarse para ser verde, si no puede ahorrar dinero al mismo tiempo.
Fernando Aguirre recomendó que debemos tener un conocimiento verde. Todos lo estamos esperando. Según un reporte, la gran mayoría de americanos esperan que los líderes comerciales y de márketing sean los que provean los productos verdes. Básicamente el americano está diciendo voy a ser verde solamente si tú me das espacio. Sucede que quiere ser verde pero está mirando hacia nosotros (empresas como APC) para saber cómo hacerlo, están sintiendo una gran presión para ser verde, y esto se convierte en un conflicto interno entre la billetera y lo que es correcto. Esto significa que hoy en día existe un sentido de responsabilidad social más profundo, indicó.
Productos verdes
Aguirre explicó qué es lo que hace que un producto sea verde y citó algunos ejemplos. Los productos verdes tienen un impacto ambiental. Por ejemplo, en el tema de la fabricación, embalaje y transporte, hay que usar menos materias primas, usar materiales reciclables que requieran menos procesamiento al fabricarse, minimizar el empaque si es necesario, requerir menos energía para transporte, y gastar electricidad solamente cuando se necesite. En cuanto a la eliminación, es recomendable usar componentes renovables o reciclables que se puedan  separar al fin de su vida útil, y usar menos materiales peligrosos. En Alemania, el 90% de los materiales usados para fabricar un auto deben ser reciclables al fin de su vida útil. Y en cuanto a la iluminación, los materiales deben contar con la certificación RoHS. La certificación RoHS consiste en una restricción en el uso de ciertas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos, de acuerdo a niveles pre-establecidos sobre el contenido de materiales como el plomo, cadmio, mercurio y otros.
Comentó que APC cuenta con la certificación RoHS y que la empresa está haciendo su parte para ser verde. Estamos reduciendo la cantidad de energía que consumimos todos los días. Diseñamos los equipos para que optimicen la utilización de energías alternas y para que sean capaces de reducir costos en el consumo de energía, siempre balanceando la necesidad y disponibilidad. Además, somos miembros del Energy Star Program, que es un programa de una agencia federal de protección del medio ambiente de los Estados Unidos,  y también limitamos el uso de materias primas. Usamos recursos renovables y tenemos un programa de reciclaje de batería. También estamos reciclando otras formas de energía solar como el viento, y las fuel cells o celdas de hidrógeno. Estamos metidos en todo, tenemos una política ambiental que implica que la unidad de negocios esté comprometida a manejar la empresa de manera responsable, cumpliendo con nuestra responsabilidad de proteger el ambiente, esto aumenta nuestra habilidad de ofrecer productos y servicios competitivos y rentables. También resaltó que no estamos pidiendo que paguen más por lo que les estamos ofreciendo, pero les estamos pidiendo que mantengan la mente abierta porque les vamos a dar otros beneficios.
Según el ejecutivo, existen dos maneras de colaborar con la conservación del medio ambiente. Una manera es a través de lo que llamó lo más obvio, y explicó que se trata de reciclar y usar lámparas fluorescentes, por ejemplo. Por otro lado está lo menos obvio que implica, por ejemplo, usar papel higiénico de dos pliegos, usar detergentes concentrados, usar notebook y laptops más eficientes, no tomar bebidas en botellas de plástico, usar termostatos programables, y ahorrar electricidad apagando las máquinas al terminar de usarlas.
El UPS verde
APC ofrece productos que protegen el medio ambiente. Estamos aquí para tratar de vender un producto verde, así que hacia ahí es donde vamos. Los profesionales de la informática reconocen su impacto y tienen que saber que no van a gastar más para ser verde. Así, Fernando Aguirre describió el UPS modelo VR550 G como un equipo que no solamente ahorra energía sino también dinero. Va a hacer que todos los productos conectados a este aparato funcionen mejor, y además vamos a cuidar nuestro ambiente, explicó.
El empaque también es verde, pero el verde empieza con el producto. Internamente la máquina tiene un transformador de alta frecuencia que permite ser más eficiente, al ser más eficiente permite usar nodos más pequeños, al ser más pequeños permite usar menos cobre. A su vez, como el aparato es más pequeño que los modelos anteriores, se utiliza menos plástico en la fabricación de sus componentes. Adentro las placas usamos montaje en superficie, esto significa que los receptores y transistores están pegados y no soldados. El equipo es más confiable y tiene una vida útil más larga, y eso lo hace más verde. También es más verde porque no se usa plomo para soldar,  y no se producen desperdicios. Además, al ser más pequeño, podemos poner más UPS en el mismo camión y ahorrar transporte, detalló Aguirre.
Baterías inteligentes
Otra de las novedades mencionadas por el ejecutivo es que han eliminado cables en el interior para poder conectar la batería con base estilo enchufe e ir eliminando componentes.  Hemos añadido la Regulación de voltaje automático o AVR. Algunos de los fabricantes usamos las palabras Intelligent Battery Management o Administración Inteligente de Batería, para hablar de nuestros sistemas de control dentro de la UPS. Es muy difícil entender cómo se comporta una batería, cómo poder predecir en todas las situaciones el comportamiento de una batería, pero los algoritmos que tiene APC son los más avanzados posibles. Con eso les digo que la batería de APC va a durar más que la de cualquier otro fabricante. Eso la hace verde, aseguró.
De acuerdo al ejecutivo, en el caso de otros fabricantes, cuando se produce una sobrecarga, el cliente tiene que llevar el aparato al centro de servicio para que le cambie el fusible. Sin embargo, en el caso de APC -señaló- la máquina no tiene un fusible, sino un receptor que se puede resetear sin tener que llevarlo al servicio técnico. Ahí se ahorra energía y tiempo, y el cliente queda más satisfecho, señaló Aguirre.
 
El Mercado Peruano
Aguirre aprovechó para expresar su visión sobre el mercado peruano. Lo vemos como un mercado muy fuerte, con mucha potencia, con futuro. El Perú es un mercado especial por su tema de voltaje, frecuencia y combinación de toma corrientes y enchufes. Sus características de 230V y 60Hrtz, solamente se encuentran -además de en Perú- en Filipinas. O sea que no es fácil penetrar en un mercado como el peruano con un portafolio estándar válido para Latinoamérica o Europa, tenemos que hacer una combinación.
Comentó que la empresa está operando en el Perú desde hace ocho años y que ha conservado su liderazgo en el país con 40% de participación. Nuestras expectativas para el Peru en el futuro son muy altas, es obvio que existen aquí muchos centros de datos e  instalaciones de salas de computo, por eso siempre ha sido un mercado fuerte para nosotros, y esperamos seguir ese ritmo con productos dirigidos a los mercados emergentes.