Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

El fantasma en la máquina: Tres aplicaciones de backup

[05/02/2010] Históricamente, el backup se ha ganado fama de ser un proceso largo y tedioso, plagado de obstáculos. Aunque Microsoft ha mejorado la funcionalidad de backup de Windows en general, Windows 7 todavía no da la talla frente a las aplicaciones de backup y recuperación más completas.

Si el Backup and Restore Center de Windows no llega a ser del todo satisfactorio es debido, principalmente, a que no ofrece la capacidad de clonar o (hacer una imagen) de un disco duro. También conocidas como Ghosting, estas tareas  consisten en crear una copia de todos los sectores ocupados de un disco duro y almacenar esos datos en un solo archivo.
Las ventajas de este tipo de sistemas no son pocas. Por ejemplo, el archivo de backup se puede comprimir para ahorrar espacio, y luego es posible almacenarlo en otro disco duro así como en un disco óptico, una red compartida o algún otro dispositivo semejante. Además, el ghosting protege toda la data del disco duro (archivos, aplicaciones y sistemas operativos) en una sola operación, simplificando enormemente el proceso de backup.
Esta tecnología también permite recuperar datos en un solo paso: basta con restaurar el archivo de imagen en un disco duro. Algunos productos de backup también permiten montar un backup de imagen y acceder a archivos o directorios individuales cuando necesitemos ubicar un archivo particular para copiarlo, recuperarlo o revisarlo. 
Para esta entrega de aplicaciones de backup con funcionalidad ghosting, evaluamos True Image Home 20 de Acronis, Backup and Recovery 10 Suite de Paragon, y Image for Windows de TeraByte.
Todos los productos ofrecen la capacidad de darle backup a una computadora con tecnología de imaging, restaurar esas imágenes a un disco duro y acceder a archivos individuales almacenados en un archivo de imagen. También proveen tecnología progresiva de backup, de manera que los usuarios pueden crear una imagen principal -o un master- del backup y actualizarla solamente con los cambios que se hicieron desde la ocasión anterior.
Más aun, todos los productos soportan la funcionalidad de recuperar una imagen en un hardware diferente, es decir: el proceso de recuperación puede extraer los drivers del hardware propietario y permitir que el sistema operativo copiado se cargue en otra computadora. Esto puede ser de gran utilidad para actualizarse a un nuevo sistema o para efectuar una recuperación de desastres cuando el dispositivo original es irrecuperable.
En general, los tres productos ofrecen los mismos atributos  pero cada uno incluye funciones que van más allá del estándar. Por ejemplo, True Image Home 2010 de Acronis, ofrece soporte para backups en línea o tipo hosted vía la red, mientras que Image for Windows  de TeraByte Software, brinda soporte para Linux y DOS, y Backup and Recovery 10 Suite de Paragon, incluye la posibilidad de convertir imágenes en discos duros virtuales.
Cómo hicimos la evaluación:
Probamos las tres aplicaciones en una notebook Lenovo T61p con Windows 7 Ultimate (64Bit), una notebook Toshiba Portege R-600 con Windows 7 Ultimate (32Bit) y una PC ensamblada con CPU AMD Phenom y Windows Vista Home Edition. Todos los sistemas contaban con puertos USB 2.0 (para discos duros USB externos) y conexiones Ethernet gigabit a un dispositivo Network Attached Storage (NAS).
Para cronometrar los productos, se le hizo un backup a la Lenovo T61p (unos 70GB de data) y se pasó a un disco duro externo USB 2.0  usando la opción completa de backup de cada producto, y enseguida se procedió con los backups progresivos.
Acronis True Image Home 2010  
Si bien la tecnología de imaging es la razón de ser del Acronis True Image Home 2010 (50 dólares), el producto logra desmarcarse del resto gracias a su manera de funcionar. Usabilidad parece ser la palabra clave en este caso: Acronis ha hecho un excelente trabajo simplificando todo lo relacionado con el backup, desde la instalación hasta la grabación de datos y la recuperación.
La instalación resultó ser muy sencilla, requiriendo muy poco esfuerzo en los tres sistemas de prueba. El programa de instalación verifica la última versión del producto e indica al usuario que descargue e instale la versión más reciente, si está disponible.
Un detalle a tener en cuenta sobre la instalación es la clave del producto. Para activar la licencia hay que tipear un código de 28 dígitos: Acronis recomienda copiarlo y pegarlo desde el email de registro, y les damos la razón.
En resumen
Acronis True Image Home 2010
Precio: 50 dólares
Trabaja con: Windows XP, Vista, Windows 7
El instalador permite escoger dónde instalar el producto. Probablemente, para la mayoría de usuarios lo más conveniente sea instalarlo en la ubicación por defecto. El proceso solo toma unos minutos y puede ser que haga falta reiniciar el equipo. 
Al activar el producto, el usuario descubre una interfase tabulada bastante atractiva y sencilla en la que todas las funciones básicas están organizadas de manera lógica. La pantalla principal (la primera opción) ofrece una ruta fácil hacia cualquiera de las funciones basadas en asistentes (wizards), tales como backup, recuperación, opciones y otras. Los usuarios pueden profundizar más en las propiedades del producto gracias a una serie de pestañas que incluyen backup, recuperación, tareas y registro, Pruebe y decida, y una pestaña para Herramientas y utilitarios.
El backup de los 70GB de data tomó alrededor de dos horas. Los backups posteriores, usando un modo progresivo, solo tardaron unos minutos debido a que en cada ocasión solamente se le aumentaba algunos cientos de megabytes al backup inicial.
Acronis ha incorporado algunos atributos interesantes que los usuarios seguramente sabrán apreciar. Para los más intrépidos, Acronis ofrece "Prueba y decide", que les permite crear un backup rápido, instalar algún software nuevo para probarlo y, si no les gusta el nuevo software, restaurar el sistema.
Otra funcionalidad a destacar es "nonstop backup", que cada cinco minutos registra automáticamente los cambios en una partición del drive. El nonstop backup es ideal para los usuarios que frecuentemente hacen cambios a sus sistemas, o para los negocios pequeños que necesitan mantener sus sistemas al día: en caso de pérdida de información, solo se habrán esfumado cinco minutos de datos. 
El Online Backup Center permite que los usuarios hagan backups de archivos y carpetas en un servicio opcional en línea operado por Acronis, que cuesta 4,95 dólares mensuales por 25GB. De esa manera, uno puede crear backups locales de manera regular, y enviar el backup de los archivos importantes al Online Backup Center; un enfoque que podríamos definir como lo mejor de ambos mundos para proteger un sistema. 
El usuario puede restaurar la data desde un archivo de imagen, que a su vez puede estar ubicado casi en cualquier parte -en un dispositivo removible, una red compartida, en un DVD o incluso en otro equipo de almacenamiento. El producto también puede crear un disco de arranque de rescate con un entorno operativo especializado de Acronis para usarlo cuando necesite restaurar un archivo de imagen. Mediante este entorno especial de recuperación, los usuarios pueden conectarse a medios externos y dispositivos de red, con lo cual la detección de un archivo de imagen y su consiguiente restauración en un disco duro se realiza en un abrir y cerrar de ojos. 
Acronis True Image Home 2010 incluye algunos extras interesantes, como el servicio de backup en línea, la opción Prueba y decide y otras herramientas que ayudan a los usuarios en tareas tales como borrar los archivos de manera segura y clonar discos duros. La compañía ha reunido todo esto en un paquete fácil de usar que deja muy poco qué desear.
Considerando todos los aspectos, no es exagerado afirmar que Acronis True Image Home 2010 es quizá el único producto de backup que cualquier usuario de Windows necesita.
Paragon Backup and Recovery 10 Suite
Paragon Software ofrece herramientas de backup y administración de disco desde1994, y la experiencia de la compañía es palpable en su producto más reciente: Paragon Backup and Recovery 10 Suite. El software viene tanto en versiones de 64 bit como de 32 bit; y para esta evaluación se descargaron ambas.
La instalación fue sencilla. Se ingresó la clave de producto y un número de serie; tal como con Acronis, en este caso lo más aconsejable es copiar y pegar el código clave y el número de serie del correo electrónico de registro o de la cuenta en el sitio web de Paragon. (Cuando uno compra un producto Paragon, se le crea una cuenta en el sitio de la empresa, que a partir de ese momento se convierte en el portal para descargar productos, obtener códigos de licencia y claves.)
Al activar la aplicación aparece una atractiva interfase, evidentemente orientada a facilitar la experiencia del usuario. Los debutantes pueden identificar rápidamente los pasos a seguir para realizar un backup, recuperar archivos o ejecutar otras tareas básicas, todo esto sin necesidad de acudir al manual.
En resumen
Paragon Backup and Recovery 10 Suite
Precio: 70 dólares
Disponible para: Windows 2000/XP/Vista/7, DOS, Linux, WinPE
Gracias a botones de menú bstante descriptivos, no es nada complicado dejarse guiar por los asistentes que simplifican significativamente el backup, la restauración, la selección de archivos, la creación de medios de rescate y la construcción de programas. En el extremo izquierdo, una interfase tabulada permite a los usuarios explorar algunos de los atributos más avanzados, como convertir imágenes en discos duros virtuales o revisar las imágenes existentes para copiar archivos individuales. 
Para la mayoría de usuarios, la opción Smart Backup será el mejor camino a seguir. Es muy fácil de usar y ofrece un buen nivel de personalización durante el proceso. Las opciones permiten seleccionar correos electrónicos, archivos de medios o documentos; o elegir manualmente archivos específicos. El producto ofrece diversas posibilidades para colocar los archivos de backup, incluyendo quemarlos en DVD, pasarlos a drives de red y almacenarlos en cualquier sitio FTP.
De otro lado, el modo virtual de este producto puede resultar confuso para algunos usuarios. Básicamente, todas las operaciones están «almacenadas» y no ocurren hasta que uno presiona el botón "apply" para activar la tarea; es decir: da la impresión de que el backup se estuviera realizando, como si se tratara de un ensayo general. Los usuarios avanzados pueden obviar el modo virtual cambiando las preferencias del programa.
Uno de los atributos más ingeniosos es su capacidad de convertir una imagen en un drive duro virtual. De esa manera, si nuestro sistema sufre una falla general, podemos correr esa imagen como drive virtual en un sistema con virtualización desktop. Se trata de un método bastante rápido para recuperar información o aplicaciones importantes durante un colapso del sistema.
El producto también ofrece un componente de backup, cargado en la bandeja de sistema, que se encarga de automatizar el backup mediante proceso de captura, lo cual crea una versión estática de la data existente en el disco duro. Cuando la aplicación detecta algún cambio en la data respecto a la imagen que ha capturado, ejecuta un backup progresivo.
El rendimiento fue adecuado. Se pudo terminar el backup de los 70GB de data en alrededor de dos horas y cuarto. Los backups posteriores, usando el modo progresivo, solo tomaron algunos minutos, dependiendo de cuánta información se hubiera modificado.
El punto fuerte de Paragon Backup and Recovery 10 Suite son ciertos atributos como su capacidad de hacer backup, restaurar y convertir drives virtuales, así como crear discos de arranque WinPE.
TeraByte Image para Windows v. 2.51a
Image para Windows tiene una sencillez que se acerca a la elegancia. La instalación fue un proceso simple, cuestión de minutos. La compañía no suministra discos de instalación ni otros medios; uno tiene que descargar la aplicación del sitio web de TeraByte Software. La compañía ofrece una versión integral de prueba por 30 días que se puede usar una cantidad ilimitada de veces durante ese periodo. TeraByte también ha incluido soporte para DOS y Linux en su producto.
Al activar Image for Windows, nos encontramos frente a una pantalla básica en la que podemos elegir backup (completo o solo modificaciones), restaurar (automático o manual), validar o copiar. También hay un link hacia una pantalla de parámetros en la que se puede modificar una aplicación, por ejemplo: cambiar el nivel de compresión o el password del archivo de imagen.
En resumen
TeraByte Image for Windows v. 2.51a
Precio: 38,94 dólares
Disponible para: Windows (todas las versiones), DOS, Linux
La mayoría de usuarios solo tendrán que hacer un backup completo la primera vez y luego será suficiente con que registren los cambios posteriores. Ambos procedimientos son muy simples: el programa nos pide que le indiquemos qué tiene que grabar, cuándo tiene que hacerlo, dónde debe colocarlo y qué opciones queremos activar (password, nivel de compresión, etc.).
Una opción interesante es Phylock, que equivale poco más o menos que a un candado de a de veras. La función de Phylock consiste en evitar que otras aplicaciones escriban en el disco duro mientras se está realizando un backup, de manera que ningún cambio deje de registrarse. La idea es impedir la corrupción de los datos, pero el concepto puede resultar un poco confuso para un usuario novato. 
Image for Windows tiene diversos atributos avanzados -la compañía provee asistencia para implementar estos atributos en aplicaciones suplementarias que vienen incluidas con el producto y a las que se accede separadamente del sistema principal. Por ejemplo, la aplicación TBIView se puede usar para abrir archivos de imagen creados por Image for Windows y para escoger archivos individuales a fin de copiarlos o revisarlos. También encontramos aplicaciones para quemar imágenes en DVD o CD, crear discos de emergencia y otros.
Su desempeño fue bastante bueno. Tardamos alrededor de una hora y cuarenta minutos en realizar el backup de los 70GB de data desde un disco duro sumamente fragmentado hacia una memoria USB 2.0 externa (con Acronis, tomó dos horas).
Con la opción "Backup (solo modificaciones)", los backups posteriores solo requirieron algunos minutos.
Respecto a otros productos de imaging, Image for Windows es bastante básico. Da la impresión de que TeraByte optó por ofrecer una aplicación simple para los usuarios nuevos, y ofrecer las capacidades avanzadas por separado. De esta manera, los novatos pueden usar el producto mientras que los conocedores pueden explorar en pos de las funciones que les interesan.
Conclusiones
Los tres productos trabajan excepcionalmente bien en lo que respecta a tareas de backup y recuperación en una PC Windows 7 (o un sistema operativo anterior) pero se diferencian en los atributos que ofrecen. 
Paragon Backup and Recovery 10 Suite cuenta con el conjunto más robusto de atributos y tiene un impresionante abanico de funciones avanzadas, mientras que Image for Windows de TeraByte Software no solo demostró ser el más sencillo de usar sino que también ofrece capacidades adicionales (aunque por separado) que harán las delicias de los amantes de la tecnología. Acronis True Image Home 2010 parece ser el justo medio entre ambos, tanto por su facilidad de uso como por sus atributos avanzados. 
La mejor opción dependerá del uso que uno piense darle al producto. Si vamos a trabajar con máquinas virtuales, Paragon sería la alternativa ideal. Si queremos capacidades de backup en línea o "en la nube", entonces Acronis se lleva las palmas. Y, finalmente, si buscamos flexibilidad técnica y una interfase sencilla, TeraByte tendrá que ser el elegido.
Frank Ohlhorst, Computerworld (US)