Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

SGI ofrece la supercomputación como servicio

[11/02/2010] SGI se está extendiendo hacia lo que cree, es el primer servicio de hospedaje de supercomputación en el mercado.

De nombre Cyclone, el servicio está diseñado específicamente para aplicaciones de computación técnica, indicó Geoffrey Noer, director senior de Márketing de Producto de SGI.
Cyclone comprende hardware de SGI, más software y se sirve de dos centros de datos: uno en Silicon Valley y el otro en el Medio Oeste.
SGI está ofreciendo dos tipos de servicio. El primero es un modelo de software como servicio donde los clientes alquilan las aplicaciones reales que se ejecutan en el servicio de informática. El otro servicio está disponible para los usuarios que tienen su propio software, ya sea comercial o personalizado, pero quieren tener acceso a hardware y software SGI de alto rendimiento computacional.
En el lanzamiento del jueves, SGI está ofreciendo 18 aplicaciones alojadas que se dividen en cinco dominios diferentes de tipo científico o de ingeniería, incluyendo la biología computacional, química computacional y materiales, dinámica de fluidos computacional, análisis de elementos finitos y ontologías. Se espera que añada soporte, de manera continua, a otras aplicaciones.
El uso de Cyclone cuesta 0,95 dólares por núcleo cada hora. Los usuarios también deben alquilar un nodo de administración y pueden optar por alquilar almacenamiento de alta velocidad a 0,20 dólares por GB al mes. Los clientes también tendrán que pagar tasas de licencia para cualquier software de terceros que utilicen, y tienen la opción de contratar servicios profesionales de SIG para ser ayudados con la optimización de sus proyectos.
El Cyclone está diseñado para satisfacer las necesidades específicas de los usuarios de computadoras de alto desempeño, por lo que la configuración es un poco diferente a lo que ofrecen otros servicios alojados de computación como Amazon. Está perfectamente afinado para la informática técnica, indicó Noer. Por ejemplo, SGI no virtualiza sus máquinas. Eso puede tener un aspecto negativo en el desempeño sobre todo en aplicaciones de computación técnica, explicó. Si no hay nadie en el sistema, se va a conseguir resultados rápidos. Pero si tiene algunos otros puede tomarle más tiempo.
Los clientes indican a SGI cuántos núcleos necesitan y por cuánto tiempo, y SGI asigna los recursos físicos para ellos. El resultado es que los clientes tienen una mayor previsibilidad, afirma Noer. La previsibilidad y el alto rendimiento...son parte de lo que trata la computación técnica, agregó.
Cyclone utiliza interconexiones InfiniBand para conexiones rápidas entre las máquinas, porque muchas aplicaciones de computación técnica se basan en esas comunicaciones rápidas.
SGI prevé una amplia variedad de usuarios y casos de uso para el Cyclone. El investigador de una universidad puede utilizar el Cyclone para un proyecto financiado por una subvención que no cubriría la inversión en un centro de supercomputación dedicado, por ejemplo.
Las empresas podrían utilizar Cyclone para soportar picos de demanda potencial, además de sus propios recursos de supercomputación. O podrían utilizar Cyclone como una alternativa en caso de falla de su propio centro de datos de computación de alto desempeño.
Cyclone también puede permitir que las empresas experimenten con el mejor y más reciente hardware y hacer eso sin tener que pagar, por adelantado, por un equipo costoso antes de saber si lo necesitan, señaló Noer. El año pasado SGI presentó el Altix UV, su nueva supercomputadora, que será la primera disponible en Cyclone. Las empresas pueden probar su código de ejecución en Altix UV en Cyclone, antes de decidirse a hacer la inversión en la nueva supercomputadora.
Nancy Gohring, IDG News Service