Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Sus hijos y sus PC: Consejos para una coexistencia pacífica

[11/02/2010] Tener hijos es una bendición. Pero tener hijos que jueguen con su PC puede ser, bueno, una maldición. Si ellos son pequeños, tiene que preocuparse sobre cosas como plastilina en el drive de DVD, leche derramada en el teclado y mermelada en el mouse. Si ellos son mayores, sus preocupaciones se vuelven más complejas: cómo evitar que lean o quizás borren sus archivos, desordenen las configuraciones del sistema y, por supuesto, cómo regular su navegación por la web.

Muchas excelentes soluciones pueden ayudar a resolver casi todos estos problemas, ahorrándole dinero, molestias y ansiedad.
El nuevo mejor amigo de la PC de su hogar: Máquinas virtuales
Si lleva criando niños por algún tiempo, probablemente ya ha averiguado que las órdenes de hacer esto y no hacer aquello generalmente caen en oídos deliberadamente sordos. De hecho, decirle a un niño que no haga algo, automáticamente lo hace más interesante. Así que, en lugar de darle a sus niños una larga lista de lo que se debe y no se debe hacer con una computadora, ¿por qué no solo hacer imposible para ellos hacer las cosas que no quiere que hagan?
Esa es la belleza de una máquina virtual. Configurándola correctamente, las reglas se encargan de sí mismas. Un archivo, una aplicación o una configuración que no es visible no puede ser accesada. Puesto de manera simple, una máquina virtual es como una burbuja opaca dentro de su PC o Mac. Desde el punto de vista del usuario, es la computadora.
Hay muchas formas de configurar una máquina virtual, empezando con el popular y gratuito VMware Player y las opciones populares de Parallels para los usuarios de Mac. También puede examinar VirtualBox (una aplicación de fuente abierta que trabaja en plataformas de múltiples sistemas operativos) de Sun Microsystems (ahora parte de Oracle) y Virtual PC de Microsoft (para PC con Windows), ambas gratuitas.
Tenga en mente que va a tener problemas corriendo las máquinas virtuales en máquinas físicas con escasas cantidades de memoria. Algunos de los productos tienen pequeñas peculiaridades en cuanto a requerimientos, así que revíselos (por ejemplo, para la última versión de Virtual PC, la cual corre sobre Windows 7, necesita un procesador capaz de virtualización asistida por hardware con AMD-V, Intel VT o VIA VT encendido en el BIOS. No se preocupe. Microsoft tiene una herramienta gratuita que le dirá si su microprocesador está equipado con esta misteriosa cosa. Las PC compradas más recientemente soportan la virtualización). Necesitará una copia licenciada del sistema operativo que quiera instalar en la máquina virtual. Configurar la máquina virtual no es mucho más complicado que instalar un sistema operativo. Los programas lo guiarán a través de la instalación; y de manera más importante, le dará opciones que determinarán qué es lo que la máquina virtual puede o no puede hacer.
En efecto, le estará dedicando un pedazo del disco duro a la máquina virtual. El niño, u otro usuario, verá esa porción como el drive "C" usual, pero solo tendrá acceso a las aplicaciones y archivos ha seleccionado para él. Es fácil volver de un lado a otro entre una máquina virtual que establezca para usted mismo y una para los niños.
Navegación segura para niños
Una vez que la máquina virtual está corriendo, resolver el problema de la navegación seguro es mucho más fácil. Hay numerosos navegadores amigables con los niños y programas de filtrado que puede instalar en la máquina virtual, dejando su navegador en la máquina física, intacto y desbloqueado. Dos de los más conocidos son Net Nanny, que cuesta 39,99 dólares, y CyberPatrol, cuyo precio es 39,95 dólares. Ambos permiten a los padres establecer niveles de filtrado apropiados por edad, restringir la cantidad de tiempo que un usuario puede pasar en línea, y solicitar alertas para ciertos eventos.
Por supuesto, podría simplemente instalar estos programas sin recurrir a una máquina virtual. Eso podría proteger al niño, pero dejaría la computadora vulnerable. Hay programas tales como Peanut Butter PC que impiden la entrada a los niños a la mayoría de las funciones de la computadora, lo cual es una más simple, pero menos segura solución, que ir por el camino de la máquina virtual.
Luego está el problema de lo asqueroso: derrames, manchas, migajas y todo el resto. No hay software en el mundo que resuelva ese problema. Mi mejor consejo: compre un par de teclados baratos y mouse para que usen los niños. Después de todo, ellos no necesitan periféricos que sean inalámbricos, ergonómicamente correctos y, por supuesto, costosos. Si los niños echan a perder un teclado barato, no se molestará tanto. Y si usted tiene su propio teclado y mouse, nunca tocará un mouse cubierto con residuos de yogurt.
Si sus niños son realmente pequeños, la computación segura no es un problema, pero recuerde que los niños pueden tropezar o enredarse en ese nido de cables bajo su escritorio, así que compre algunos productos de manejo de cables. En la mayoría de los casos, un puñado de cuerdas será suficiente, pero si tiene cables corriendo por todo el lugar, mejor compre una canaleta para conductores eléctricos para canalizarlos.
Bill Snyder, CIO.com