Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

CEO de Google predica "primero los móviles"

[17/02/2010] El CEO de Google, Eric Schmidt, puso los dispositivos móviles de lleno en el centro del universo de la informática en su primer discurso durante el Mobile World Congress de Barcelona, luego de que se anunciaran dispositivos móviles como el iPad de Apple y el Windows Phone Series 7 de Microsoft.

En su discurso la noche del martes, Schmidt promocionó en términos bastante gloriosos, el crecimiento y la importancia de los dispositivos móviles, e instó a los desarrolladores de aplicaciones dentro y fuera de Google a trabajar primero en móviles, antes de hacerlo en computadoras portátiles.

Algunas de sus observaciones parecieron obvias a los insiders de la industria que se encontraban presentes en el auditorio, a quienes Schmidt tuvo que reprender cuando no aplaudieron fuertemente a las aplicaciones más recientes de Google de búsqueda por voz y búsqueda por imagen.

Schmidt tenía razón en cierto modo. Tal vez los insiders de la industria de la telefonía móvil se encuentran hastiados de escuchar cuán importantes se han vuelto los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles pequeños, debido a que son tan poderosos, personales y portátiles.

Schmidt recordó a dos víctimas del terremoto de Haití, una mujer que utilizó un teléfono móvil para ayudar a ser localizada y rescatada, y un hombre que utilizó una aplicación de iPhone para el diagnóstico de sus heridas.

Sin embargo, para Google y otras compañías, el valor de los teléfonos móviles se encuentra en su frenético ritmo de adopción y sus cifras en manos de los usuarios. Schmidt señaló que las ventas de smartphones están creciendo 30% cada año, y que pronto superarán a la venta global de computadoras.

Sostuvo que la adopción de la web para móviles está creciendo anualmente ocho veces más rápido que la adopción de la web para computadoras de escritorio hace 10 años. La mitad de las conexiones a Internet son realizadas a través de dispositivos móviles, indicó, señalando que las búsquedas de Google se realizan más en dispositivos móviles que en computadoras de escritorio, en los países emergentes.

Schmidt respondió algunas preguntas duras, e incluso airadas, de su público, que parecía incluir a operadores de redes preocupados porque Google está tratando de escribir aplicaciones inteligentes que están convirtiendo a las redes nada menos que en tuberías tontas con las cuales los operadores de redes no pueden ganar dinero.

Sin embargo, Schmidt elogió el valor de las buenas redes que administran aplicaciones adecuadamente, manteniendo elevada la calidad de sus servicios. Indicó que el futuro de los dispositivos móviles, incluido el respaldado por Google, el Android OS, requerirá de la combinación de tres factores: una informática potente, eficiente conectividad de red, y el uso de servidores de nube, para llevar a cabo una serie de tareas complejas que no se puede hacer en el teléfono solo, tales como las búsquedas visuales y por voz.

Android por sí solo ha catapultado a Google al centro del negocio de telefonía móvil, con 26 dispositivos en el mercado fabricados con la ayuda de 65 socios en 48 países y en 19 idiomas, señaló Schmidt. Calculó que diariamente se venden 60 mil teléfonos Android, el doble de lo que se vendió el trimestre pasado. Esperamos que esta tasa de crecimiento siga así por mucho tiempo, agregó.

El mensaje básico aquí es que hay una confluencia de tres factores: la informática, la conectividad y la nube, indicó. El teléfono ya no es el teléfono, es tu alter ego. Es la extensión de todo lo que somos. No piensa de la forma en que nosotros lo hacemos, pero tiene mejor memoria.

Apelando a su público, Schmidt agregó este es nuestro momento, ahora es el momento de conseguirlo... y ya entendimos que la nueva regla es que el móvil va primero.

Respondiendo a las preguntas, Schmidt señaló que también consideraba que la videoconferencia móvil personal es la siguiente aplicación interesante que necesitará redes de gran alcance, como LTE y WiMax, ambas soportadas por Google.

También pareció ofrecer un respetuoso saludo a los operadores de redes que se encuentran preocupados por la manera de impedir que un pequeño grupo de usuarios pueda socavar la seguridad de todos los datos disponibles. Queremos hacer que la red sea adaptable, ya que algunas personas están consumiendo grandes cantidades de datos, indicó. Realísticamente, ellos serán forzados hacia precios por niveles.

En cuanto a la neutralidad de la red, Schmidt también señaló que quiere que dos aplicaciones que hacen cosas similares, como el vídeo streaming, tengan la capacidad de funcionar en todas las redes a menos que una de las aplicaciones esté usando demasiado ancho de banda. Creemos que es importante para los operadores hacer frente al exceso de capacidad utilizada, indicó.

Dada la variedad de preguntas y problemas que Schmidt abordó, como su postura sobre las leyes para conductores distraídos (la gente no debe mirar a los teléfonos móviles mientras está conduciendo, fue todo lo que dijo) y el número de sistemas operativos móviles que existirá en unos 10 años (El escenario más probable es que crecerá mucho y luego decrecerá, indicó), fue obvio que Schmidt ha tomado el relevo como el nuevo rey de los móviles, aunque algunos estén de acuerdo y otros no en que si debió haberlo hecho.
El momento parece apropiado para el ascenso de Schmidt al trono móvil, pero algunos observadores criticaron su discurso por enfatizar demasiado el largo plazo, aún cuando reconocieron la importancia del espacio móvil, incluso recientemente con el anuncio el lunes del nuevo Windows Phone 7 Series, y el anuncio del iPad en enero.

Creo que es interesante para Schmidt decir, primero el móvil, pero otra manera de pensar al respecto es que si todo los dispositivos y todas las personas están conectados de forma inalámbrica, no hay espectro suficiente para soportar eso, señaló, Will Stofega, analista de IDC, quien asistió a la CTM.

Será necesario mucho más soporte para el tema de inalámbricos. A todo el mundo le encanta ser móvil, ¿pero existe la tecnología para soportarlo? LTE no nos ayuda en términos de capacidad; simplemente parece que hace que las cosas sean más rápidas. Necesitamos una reorganización y racionalización de cómo se utiliza el espectro, señaló.

Mi respuesta [a Schmidt] es que nunca va a haber suficientes móviles a lo largo de nuestras vidas para soportar lo que teóricamente se puede conseguir en fibra para el hogar, agregó Stofega. Eso no va a suceder. Necesitamos una limpieza del aire en términos de lo que estas tecnologías móviles ofrecen realmente, no solo números teóricos.
Matt Hamblen, Computerworld (US)