Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Actualizaciones Corporativas de Windows 7: Sus costos y beneficios

[04/03/2010] Windows XP ha sido llamado "el sistema operativo que no morirá", y por buenas razones. Ocho años y medio después de su lanzamiento, XP aún acciona el 80% de todas las PC corporativas basadas en Windows, de acuerdo con la firma de investigación Forrester.

Pero el tiempo está finalmente trabajando en contra del inalterable XP, y se están uniendo factores para darle a las empresas razones atractivas para migrar a Windows 7. Esos factores incluyen: las envejecidas infraestructuras XP necesitan refrescarse; el soporte para Windows XP está cerca de su fin; la disponibilidad de XP eventualmente se volverá restringida; y la virtualización de los clientes ha evolucionado y puede acelerar las migraciones.
"Nuestros clientes solían hablar sobre si iban a migrar a Windows 7. Ahora están hablando sobre cuándo y cómo", señala Gavriella Schuster, gerente general de administración de producto de Windows en Microsoft.
Para motivar las migraciones a Windows 7, Microsoft anunció un par de semana atrás la disponibilidad de MDOP 2010 http://windowsteamblog.com/blogs/business/archive/2010/02/22/mdop-2010-opens-doors-for-faster-windows-7-deployment.aspx, la última serie de su suite de herramientas de implementación para clientes de Software Assurance. Las características de virtualización de la aplicación (App-V 4.6) y el escritorio (MED-V 1.0) de MDOP 2010 han sido actualizadas para facilitar las migraciones a Windows 7 y Office 2010.
Pero una migración masiva a Windows 7 ciertamente no sale barata y sin riesgos. Sin embargo, un reciente estudio de TEI (impacto económico total, por sus siglas en inglés) comisionado por Microsoft y conducido por Forrester Consulting, determinó que Windows 7 provee un gran ROI (retorno de inversión) con el tiempo, aproximadamente un 129% de ROI en tres años con un punto de equilibrio de 13 meses después de la implementación.
Para el estudio, Forrester condujo extensas entrevistas con 12 compañías que actualmente usan Windows 7, que van desde una gran municipalidad de Estados Unidos a una compañía de petróleo y gas del norte de Europa. Las compañías fueron provistas por Microsoft.
De los datos seleccionados de las 12 compañías, Forrester creó una compañía combinada ficticia para demostrar los costos, beneficios y riesgos de implementar Windows 7. La compañía compuesta genera mil millones de dólares en ingresos anuales, con varias ubicaciones alrededor del globo; tiene cinco mil empleados que viajan frecuentemente; tiene una mezcla de Windows XP y Vista instalada antes de la implementación; utiliza un ciclo de renovación de las estaciones de trabajo de tres años, con una tasa de 35/65 en desktop/laptop.
Forrester enfatiza que sus números son estimados, y que los costos y beneficios para las organizaciones variarán basados en factores tales como el número de usuarios, requerimientos de lenguaje y configuraciones de servidor.
Los costos
Algunos hallazgos de costos clave del estudio:
- Para la compañía compuesta, el costo total de implemnetar de Windows 7 en las pruebas piloto iniciales y los primeros tres años de correr el sistema operativo, es de 689,727 dólares.
- Esto incluye la administración de la prueba piloto, la prueba de aplicaciones, la implementación de PC, el entrenamiento del usuario final (este es el costo más alto, de 340 mil dólares durante tres años); costos de hardware; y la labor de TI alrededor de Windows Server 2008 R2.
Los beneficios
Pero con los costos de Windows 7 vienen beneficios. En tres años, la compañía compuesta de Forrester finalmente ahorrará un aproximado de 2.124.299 dólares. Aquí están los detalles:
- 275,805 dólares en ahorros de construcción de PC e implementaciones. Esto está basado en 1,5 horas de tiempo ahorrado por máquina para 1.500 máquinas por año, en tres años, debido a menos imágenes que manejar, menos actualizaciones de software, y una reducción de 50% en el tiempo requerido para aprovisionar a los usuarios con nuevas máquinas.
- 250 mil dólares en ahorros en llamadas al help desk, asumiendo que 2,5 llamadas por máquina (a 20 dólares por llamada) serán evitadas debido a una mejor estabilidad del sistema operativo.
- 546 mil dólares en reducciones de la carga de trabajo del help desk debido a una mejor estabilidad del sistema, nuevas características de resolución de problemas por sí mismo en Windows 7, y una caída en el volumen de llamadas al help desk, así como llamadas más cortas cuando los problemas son resueltos más rápidamente.
- 408 mil dólares en ahorros por una aumentada confiabilidad de la PC para los trabajadores móviles y remotos, si se evita cada incidente que hubiera resultado en dos días de productividad perdida por PC.
- 239,400 dólares en protección mejorada de la propiedad intelectual de una compañía a través de las características de encriptación BitLocker y BitLocker To Go, asumiendo que serían evitados 12 ejemplos de robos de datos al año, con un costo de 100 mil dólares por ejemplo. Forrester destaca que este estimado es "excesivamente conservador".
- 147 mil dólares en ahorros totales de energía en las PC, a 30 a 60 dólares en ahorros por máquina, a través de un mayor uso de las funciones de dormir/standby/hibernar reforzadas por Políticas del Grupo.
- 78 mil dólares en ahorros de administración de TI a través de DirectAccess, que elimina las VPN y le permite a los ingenieros de TI administrar las PC de trabajadores remotos tan fácilmente como a las que están en la sede corporativa. Forrester estima que DirectAccess ahorrará siete horas por semana a cada uno de los 2,5 ingenieros de TI responsables por las PC.
- 180 mil dólares en ahorros de costos por la actualización de ancho de banda a través de BranchCache, el cual junto con Windows Server 2008 R2, acelera el acceso a los archivos remotos para los trabajadores en oficinas sucursales haciendo una copia caché de los archivos localmente. Forrester estima que esto ahorrará a la compañía compuesta 30 mil dólares por sucursal al año en tarifas de actualización de ancho de banda.
Shane O'Neill, CIO