Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Capgemini ofrece ayuda en la nube con nueva unidad

[08/03/2010] El grupo de servicios técnicos de Capgemini tradicionalmente ha ayudado a las empresas a integrar sistemas, pero la cloud computing está cambiando esto. La compañía está ensamblando cada vez más una gran cantidad de diferentes aplicaciones de software como servicio, un fenómeno que ha llevado a Capgemini a crear una nueva unidad de negocio.

Tenemos una empresa muy grande de primera clase en el Reino Unido para la que acabamos de ensamblar 16 soluciones diferentes de software como servicio para proveer al mercado mundial, declaró David Boulter, vicepresidente de la nueva Infostructure Transformation Services de Capgemini, que se puso en marcha el lunes.
El servicio de ensamblaje ha pasado de ser un nicho a algo más general, según Boulter. La integración de soluciones de software como servicio es más una cuestión de negocios que una cuestión técnica. Por ejemplo, proporcionar un único SLA (Service Level Agreement) para el cliente, explicó Boulter.
Si se realiza correctamente, el servicio de ensamblaje ayudará a las empresas a diferenciarse de la competencia y a reducir el tiempo que se necesita para desarrollar nuevas ofertas, sostuvo Boulter.
Los Infostructure Transformation Services ayudarán a las empresas a trasladarse a la nube, comenzando con la optimización y consolidación de los centros de datos, pasando por la implementación de la virtualización y, finalmente, trasladando a la compañía a los servicios de la nube -ya sea la nube pública, privada, o una mezcla de ambas. El lanzamiento se realiza ahora porque Capgemini ha encontrado una seria demanda por parte de sus clientes de todo el mundo de cloud computing y servicios, y porque la empresa cuenta ya con experiencia en el área, según aclaró Boulter.
Si hubiéramos tenido este debate hace un año, creo que habría dicho que se trataba de un tema interesante, pero que no habíamos trabajado lo suficiente todavía y que no teníamos suficiente experiencia, agregó.
Finalmente todas las empresas utilizarán aspectos de la cloud computing y servicios. Sin embargo, las empresas no deberían apresurarse a comenzar a usar la nube, aclara Boulter. Que tenga o no tenga sentido mudar una aplicación a la nube depende mucho del modelo de negocio de la empresa para la aplicación en cuestión. Si hay una gran cantidad de demanda variable de la aplicación, entonces puede tener sentido trasladar la aplicación a la nube, anotó Boulter.
Pero para un número de sectores de negocios no es una ventaja válida, porque los volúmenes que tienen que manejar sus sistemas son bastante estables, según Boulter. Además, una gran cantidad de aplicaciones legacy de las empresas no pueden ser habilitadas para la nube, aseguró.
No encaja para todos, así que tenemos que distinguir entre el poder de la publicidad y la realidad en términos de si realmente es apropiado, señaló Boulter.
Siempre ha sido una necesidad para el departamento de TI y para la parte comercial de una empresa comunicarse con eficacia, y esto es algo que el paso a una nube de servicios no va a cambiar.
El hecho de que el lado comercial puede ir directamente a un proveedor de software como servicio y evitar al departamento de TI es un problema, sostiene Boulter. El CIO sigue siendo responsable de la protección de los datos, independientemente de cómo se presta el servicio o la funcionalidad, y tendrá que rendir cuentas, agregó.
Sin embargo Boulter espera que Capgemini pueda ayudar a llenar ese vacío de una vez por todas.
Mikael Ricknäs, IDG News Service